Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Soluciones naturales para la fertilidad masculina

La naturaleza ofrece una amplia gama de alternativas para tratar la mayoría de los problemas de infertilidad en los hombres. Conocer es comenzar a solucionar…
  

Un esperma saludable es
fundamental para la reproducción masculina. La cantidad de esperma, la
concentración, su movilidad, -es decir su capacidad de “navegar” o
moverse-, la velocidad y la morfología, -es decir el tamaño y la forma-, son
los factores claves que dan cuenta de la salud del esperma.

Lamentablemente, son muchas las
razones que pueden afectar adversamente la calidad y cantidad de esperma de un
hombre. Las venas varicosas, el hipogonadismo, -es decir la disminución de
testosterona-, anticuerpos anti-esperma, la eyaculación retrógrada, factores
genéticos o algunas infecciones, podrían ser de hecho las responsables del
deterioro en la calidad del esperma.

En este sentido, algunos
productos naturales también podrían incidir favorablemente sobre algunas de
las características espermáticas afectadas.

El ácido omega-3, docosahexaenoico (DHA),
se encuentra en grandes cantidades dentro de las células donde se produce el
esperma. Los especialistas creen que este componente, situado en la cola del
esperma, podría proporcionar la elasticidad necesaria para el movimiento normal
del mismo. En algunos estudios se ha encontrado relación entre bajos niveles de
DHA e infertilidad.

La L-Carnitina lleva
ácidos grasos esenciales a las células de esperma, para lograr la energía
metabólica. De hecho, los suplementos de carnitina
han demostrado, en dos diferentes estudios, poder aumentar
la concentración, cantidad, porcentaje de movilidad y porcentaje de progresión
lineal rápida del los espermatozoides.

Cuando se consumen ostras y otros
alimentos que pueden elevar la capacidad sexual, el principal elemento nutritivo
que trabaja es el zinc. Algunos estiman que la cantidad de zinc perdida en cada
eyaculación es de 5 mg.
Este mineral se ha mostrado útil para mejorar la cantidad de espermatozoides en
los hombres con bajos niveles, y también se ha relacionado con la reducción de
la movilidad de los espermatozoides.

Las investigaciones han
demostrado, sin embargo, que mucho zinc también podría reducir la movilidad
del esperma.
En términos generales, el zinc parecería tener un efecto protector para los
espermatozoides.

El selenio también puede llegar
a aumentar la movilidad del esperma, aunque los investigadores se encuentran
haciendo estudios adicionales, ya qué este mineral parecería beneficiar sólo
a ciertos pacientes.

Existen además muchos otros
productos naturales que también se indican para la protección del esperma. La
Coenzima Q10 tiene varios efectos protectores, así como la vitamina C,
que puede mejorar la calidad del esperma en fumadores.

Por su parte, la antioxidante
vitamina E, he demostrado poder mejorar la calidad del esperma, mientras que el
zinc también protege a los espermatozoides de los daños producidos por el
plomo y el cadmio.

Algunos componentes naturales han
ayudado también a aumentar la cantidad de esperma. Si existe una deficiencia de
vitamina B12, los suplementos con vitaminas pueden aumentar la cantidad de
esperma, así como su movilidad.

  

En
un estudio reciente, se ha podido observar que el
licopeno
puede aumentar la cantidad de esperma en hombres con
bajos niveles, ya que se pudo notar un incremento en la tasa de embarazo entre
las parejas de los hombres que participaron del estudio.

Estos
aumentos en la cantidad de esperma y la movilidad también pudieron observarse
en estudios con voluntarios que utilizaron ginseng siberiano, y en otras
investigaciones que incluyeron suplementos con folatos (ácido fólico).