Sexo en lugares prohibidos

El sexo en lugares prohibidos tiene eso: el encanto de lo prohibido. Lo insólito de lo extravagante o simplemente el salir de la rutina puede hacer que le ponga pimienta a tu relación…
  
  

Bueno, espero que en los
mensajes que les he enviado ya hayan aprendido a preparar su fin de semana y
dedicarse a pegar de brincos.

¿Hubo varios que no salieron muy bien?, recuerden que la práctica hace al
maestro y que es básico y fundamental que se documenten o instruyan, por lo
menos se van a entretener además de despertar la imaginación.
 

¿Ya son expertos en buscar
lugares dentro de su casa que no sea la recámara? Y también ¿ya saben usar una
mesa de carne y hueso con sabor a chocolate o crema de menta?.

Si algo falla o no salió muy bien recuerden que la práctica hace al maestro.
Ahora que si ya se las saben de todas, todas, si el Kama Sutra lo declaman aún
poniéndolo de cabeza, si lo han hecho en los vuelos largos por avión, o han
bailado un tango horizontal en el balcón, entonces ahí les van estos otros
consejos.


El sexo en lugares prohibidos tiene eso: el encanto de lo prohibido. Lo insólito
de lo extravagante o simplemente el salir de la rutina puede hacer que le ponga
pimienta a tu relación.

Por ejemplo hacerlo en las escaleras de un hotel suena incómodo, pero el solo
hecho de hacerlo con premura, o sea “un rapidín”, con el riesgo de que alguien
use las escaleras porque se cansó de esperar por el elevador, o que se salga
toda la gente en estampida porque hay un temblor, le da un sabor muy especial.

¿Otro ejemplo?: váyanse de picnic y al terminar, dense un revolcón “debajo del
mantel”, te aseguro que en cuanto se lo digas, le van a brillar los ojitos.

Ten en cuenta que la discreción es vital, no te vas a poner en un escaparate o
pegado a la ventana de la sala, a menos que pongas a alguien a cobrar por el
show. Si los “cachan”, las autoridades no los van a apoyar, aunque estén cagados
de la risa.

El tener sexo en un lugar público o poco usual, muchas veces no implica llegar
hasta el final. Por otro lado, si tienes imaginación puedes lograr resultados
espectaculares: ¿se te ha ocurrido poner tu mano entre las piernas de tu chava
en un viaje por la montaña rusa?

Si no alcanza el gran “O”, es que ella tiene un trauma o te subiste a una de
esas que sales empapado. Me dirás que ya no te subes a la montaña rusa y ella
mucho menos.

Bueno, búscale soluciones, por ejemplo, pon tu mano entre sus piernas cuando vas
manejando y metete en una calle que tenga muchos baches. No necesitas ir rápido,
si lo haces a la velocidad adecuada te va a pedir que recorras la calle hacia
delante y en reversa varias veces.


¿Lugares mas discretos? El lavabo de la casa de su amiga, mientras se “repinta
los labios” (no hagan sexo oral porque luego hay juegos en que hay que quitarse
parte de la ropa y te lo van a notar en los chichones),  o el closet de los
abrigos si es durante una fiesta.


Los grandes hoteles siempre tienen fallas en la vigilancia hacia los cuartos. Si
logras pasar y ves a una camarera, ofrécele una propina porque te deje usar un
cuarto “por un rato”, te saldrá mas barato que el motel.


Si algún “aparato” se presta a todo tipo de situaciones es el coche. Si está
lloviendo a cubetazas y llegas a tu/su casa, no se bajen, simplemente pásense al
asiento de atrás, solo tengan la precaución de consultar antes el pronostico del
tiempo para saber cuanto va a durar el aguacero.

 

¿Otra mas?, hay
estacionamientos en que tu estacionas tu vehículo. Un día que salgan del cine,
ya en la nochecita, nadie se va a dar cuenta si tardan ½ hora mas en salir del
estacionamiento.


Bueno raza, recuerden que lo que no se diviertan hoy, mañana ya se perdió la
oportunidad, si acaso será otra diferente, pero la de hoy ya se perdió.


SALUD Y REVOLUCION SEXUAL. ¿Ya están preparando su fin de semana?

Una
buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un
Taller
de Sexualidad y Erotismo

como el que puedes realizar
gratis
haciendo
clic
aquí
.

También
puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a
mejorar tu sexualidad
y tu relación de pareja en:

Sexo
y comida: el Tantra del amor

Cocina
afrodisíaca