Seguros para tu tarjeta de crédito contra la pérdida del trabajo

Cuando la fuente de trabajo tambalea, la mente se obsesiona con las cuentas por pagar y los medios para conseguir el dinero necesario. En ese momento, parece una gran idea obtener un seguro de desempleo involuntario, que le ofrece realizar los pagos de su tarjeta de crédito mientras usted se encuentra desempleado. Pero, ¿funciona esto en el largo plazo?
  
  


¿En qué
consiste el

seguro de desempleo involuntario
?

Se trata de una
póliza de seguros (IUCC, por sus siglas en inglés) que
normalmente es ofrecida por las compañías que ofrecen tarjetas de crédito que
sirve para cubrir los pagos del usuario durante un período de desempleo.

La pérdida de un
trabajo
como cuentapropista o los casos de renuncias no serán cubiertos por este
seguro. El costo de este servicio varía de empresa a empresa. Sin embargo, suele
ser alrededor de un 1% de su saldo mensual.

Para algunas personas el costo del seguro IUCC vale la pena, pero para otros no.
Trate de calcular cuánto tiempo va a estar sin trabajo, qué tan próxima se
encuentra la fecha en que debe pagar la cuenta de su
tarjeta de crédito, y si
podría llegar a afrontar el pago sin necesidad de recurrir al seguro.

¿Cuando
tiene sentido sacar un seguro IUCC
?

Supongamos que usted tiene un saldo de $ 2.000 y la compañía de su tarjeta de
crédito le cobra 1% cada mes para obtener el seguro de IUCC. Su pago mensual por
el seguro sería de $ 2.000 x 0,01 = $ 20.

El pago mínimo es del
3% de su saldo, lo que equivaldría a $ 60. Supongamos que usted ha conseguido un
trabajo para dentro de dos meses y no espera tener otro trabajo durante esos 2
meses.

En este caso, usted
recibiría por el seguro de la tarjeta de crédito $ 80 por mes, lo que lo
volvería conveniente.


¿Cuándo no tiene sentido sacar un seguro IUCC?


Por otra parte, supongamos que usted tiene una deuda de $ 5.000 en su tarjeta de
crédito y el costo del seguro es del 1% de su saldo, por mes. El costo mensual
del seguro sería de $ 5.000 x 0,01 = $ 50.

Supongamos que usted
sospecha que su despido podría ocurrir en el transcurso de los meses siguientes,
pero no está del todo seguro. Su pago mensual mínimo es del 3% de su saldo, es
decir $ 150.

Usted podría afrontar
el pago en este momento, y usted podría ahorrarse $ 50 por mes, ya que usted no
tendrá que pagar el seguro de desempleo, y podrá ahorrar para los pagos futuros.

Si el despido no se hace efectivo hasta después de 6 meses, usted pagaría un
total de $ 300 ($ 50 x 6), que podría haber ahorrado para cubrir sus gastos.

Si usted finalmente no
pierde su trabajo, habrá estado desperdiciando su dinero durante el tiempo en
que mantuvo el seguro.


¿Cómo puede afectar esto a su reputación crediticia?

Averigüe
con cuánto tiempo de anticipación se debe realizar el pago, para no atrasarse
con el pago y evitar que en su informe de crédito figure que usted se atrasó en
el pago.

Si los pagos no son
realizados a tiempo, usted tendrá una advertencia por pagar tarde y eso generará
una gran caída de su puntaje de crédito.

Políticas de
cancelación

Este tipo de seguro de desempleo puede volverse muy costoso. Asegúrese de que
usted tiene la posibilidad de cancelar la póliza con cierta rapidez una vez que
haya conseguido otro trabajo. Haga preguntas tales como:

• ¿Cuál es la fecha en que se realiza la facturación del seguro?

• ¿Cuánta anticipación en relación a la fecha de facturación se necesita para
cancelar la póliza sin recibir la factura del mes siguiente?

Cuando obtenga esta información, guárdela en su computadora o anótelo en su
agenda. Si lo anota en su agenda, agregue la fecha de facturación y la fecha de
cancelación en su calendario mensual para los próximos seis meses.



Alternativas al

seguro de desempleo involuntario

• En lugar de obtener un seguro IUCC, trate de pagar las deudas de su tarjeta de
crédito, y/o reduzca los gastos para tener un presupuesto más manejable antes de
que lo despidan.

• Antes de sacar un seguro IUCC, tenga en cuenta que los pagos de otras deudas
pueden posponerse de manera gratuita. Consulte con un asesor financiero para
conocer sus opciones para posponer los pagos de sus deudas antes de ser
despedido.

• Establezca un presupuesto de emergencia. Reduzca todos los gastos innecesarios
y ahorre, en caso de que usted finalmente pierda su trabajo.

• Envíe su currículum a otros posibles empleos tan pronto como reciba su aviso
de despido. E incluso, antes de haber sido despedido, usted puede actualizar su
currículum y buscar en internet posibles empleos para el futuro.


Conclusión


Si usted desea mantener su crédito intacto, incluso perdiendo su empleo, usted
tiene otras opciones que van más allá de los seguros de crédito por desempleo
involuntario.


Contrate el seguro únicamente si su despido es inminente y el mercado de trabajo
esté en un mal momento. En caso contrario, evalúe sus posibilidades y prepárese
de antemano, adecuando su presupuesto para generar una considerable cuenta de
ahorros.


Su trabajo puede estar en riesgo, pero de todas maneras usted puede minimizar el
impacto que su despido puede tener sobre sus finanzas.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)
Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero