Rosa mosqueta: un rejuvenecedor eficaz y sin contraindicaciones

Recientes estudios han demostrado que basta solo una gota de aceite de rosa mosqueta para volver el tiempo atrás.
  
  

Esta planta da
unos frutos que poseen diversidad de propiedades: borran arrugas,
estrías, cicatrices, quemaduras y manchas de varices, repone nutrientes
esenciales para la piel, y se aplica en casa aun en los casos serios.

De acuerdo a las
ultimas conclusiones científicas es uno de los
regeneradores dérmicos mas
poderosos que existen, sin efectos peligrosos y con la única contraindicación
de que al tener un alto contenido en lípidos (grasa) no es recomendable en
pieles grasas o con acne.

Sus usos no se
agotan  en las arrugas,  es altamente beneficioso en caso de estrías,
quemaduras, cicatrices, queloides y manchas cutáneas debidas a varices o
derrames .

El aceite se aplica por gotas,  sobre la zona afectada y se
masajea suavemente hasta que penetre en la piel, en una rutina que un mes da
resultados sorprendentes.

Su poder
regenerador se debe a la presencia de  ácidos grasos como el linoleico,
oleico,  y araquidónico , nutrientes vitales en la formación de la
membrana de las células, los mecanismos de defensa,  y el crecimiento de
la piel.

Un masaje con
aceite de
rosa mosqueta
también sirve para luego de una exposición al sol, u
otros agentes externos como el viento y el frío, factores estos que resecan
profundamente la piel.

En el caso de
las mujeres embarazadas la cosmiatría recomienda suaves masajes en
los pechos y el abdomen durante el ultimo trimestre de gestación para evitar la
aparición de estrías.

Cualquier crema
puede ser enriquecida con algunas gotas de este aceite, recomendándose 10 gotas
por cada 30 gramos de crema.

Este aceite se
consigue en herboristerías, dietéticas y tiendas de cosmética.