Respuestas negativas

Cómo sobreponerte y evitar que afecten tu autoestima
  
  

¿Cómo
nos tomamos los comentarios negativos que se nos dirigen?

Mucha
gente muy tímida se siente inmediatamente ofendida ante cualquier comentario
ligeramente negativo que se le haga sobre cualquier situación relacionada con
ellos. 

Es como si el mundo estuviese contra ellos y todos les hiciesen esos
comentarios con el fin de herirlos. La verdad  es que, por suerte, la mayor parte de la gente tiene buenas intenciones
cuando hace un comentario. No toda, pero la mayor parte.

Si
alguien nos hace un comentario negativo, no debemos deprimirnos por esto. Si
alguien nos dice que no nos vemos bien con esa remera o que el chiste que
acabamos de hacer es muy malo, no debemos bajar la cabeza y aceptar con una
mueca de dolor lo que se nos dice. 
Siempre podemos contestar que a nosotros nos
pareció un buen chiste, o que la remera nos gusta. Y eso es importante.

O
podemos aceptar el comentario, pero sin bajar la cabeza ni deprimirnos, más
bien aceptando que es una opinión y, como tal, no es absoluta.

La
actitud de molestarnos o deprimirnos por los comentarios refuerza la idea de
que somos personas absolutamente tímidas y no ayuda en lo más mínimo a nuestros
esfuerzos por lograr lo contrario.

En
cambio, contestar o, aún mejor, aceptar el comentario, pero haciendo un chiste
o con una sonrisa y una respuesta a la par del comentario que se nos hace,
genera el efecto contrario. Y la forma en que los demás nos perciben cambiará
radicalmente.

¡Hagan
la prueba, y verán!

Y
si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos
inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación
Personal
, haciendo clic
aquí
.