Receta para tratar a un hombre con pánico a no poder

¿Alguna vez te preguntaste "y si no puedo", "y si hago un papelón"?
Nos creemos los mejores del mundo en todo, pero un pajarito me ha contado (no pregunten ahora qué pajarito) que muchos hombres sienten temor a no funcionar sexualmente cada vez que van tener un encuentro amoroso con una nueva mujer en su vida, especialmente si la dama les importa mucho y la seguridad se les cae como los relojes desinflados del famoso cuadro de Dalí.

“¿Y si no puedo?”, “¿Y si hago un papelón?” se pregunta nuestro héroe en un instante dramático e imperceptible, mientras tembloroso se ajusta el nudo de la corbata antes de salir con ella. Para peor la cultura no lo ayuda: a Rolando Rivas, a McGyver, al mismísimo James Bond …¡jamás les falló la tonada!.

Pasa que los hombres queremos ser el Mesías en la vida de la joven en cuestión, y abrir el mar de su existencia en dos para que ella crea que hay “un antes y un después” de habernos conocido……en la cama, convirtiendo a la chica en una involuntaria jueza de espadachines y trapecistas.

Así es que el homo eroticus se obliga a hacer un gol de media cancha y de taquito cada quince minutos, razón por la cual manda todas las pelotas al corner y no se gana ni la Mercosur  ni una copa de leche. En síntesis:, querida lectora, le doy estos consejos útiles:

1) Nunca acepte intimar con él en la primera salida, sobre todo si lo nota tartamudear, y lo ve invadido por un sudor frío y la mirada propia de un paracaidista con ataque de vértigo.

2) Si van a cenar a un lugar romántico, aproveche la distracción del varón para agregarle vino o licor a su vaso, a fin de que una bebida espirituosa lo libere de temores y ansiedades. Eso si, sea moderada, porque si se excede con la receta solo le va a desinhibir su tendencia a roncar con silbatinas o se va a poner a cantar Aída parado sobre la mesa.

3) En la noche de bodas jamás se le ocurra contarle que su novio anterior fue un incomparable “stripper” negro que hacía horas extras en películas condicionadas. Tampoco, para parecer culta, se refiera a historias de abejas reinas que devoran al macho zángano durante el acto sexual.

4) Si lo invita a escuchar los conciertos domingueros en su parroquia, evite frases como “lo importante no es el órgano sino el organista”, que pueden ser tergiversadas. Si en el lecho ve que ni dos tabletas de Viagra le hacen efecto al individuo, no lo atosigue con frases de maga y prestidigitadora como: “¿nada por aquí….nada por allá?”.

5) Si el chico no la impresiona en lo más mínimo, tampoco lo deprima con “ qué bueno que tenés otros talentos”, o “¿y si mejor pasamos directamente a los cigarrillos?” y jamás dispare un “a lo mejor se ve más grande con luz natural”.

6) El hombre de hoy es como un retoño debilucho al que hay que regar con elogios para que crezca un poco. Cuando se desnude, usted mírelo y diga disimulando asombro: “¡ Oh my God!” . Lo tendrá atado a la correa de su narcisismo dependiente toda la eternidad.

Una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor

Cocina afrodisíaca

 

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"