Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

¿Qué quieren nuestras prendas de piel?

Estos abrigos de piel, que tanto placer nos dan, requieren de alguna atención, y en virtud de eso aquí les ofrecemos algunas recomendaciones.
  
  


1ro. y principal:

Usarlas, usarlas de mañana, de tarde, de noche, con jeans, con calzado
deportivo, etc.


Una prenda de piel
cuando más se usa, más duración tiene, ésta se beneficia con
el uso al igual que un par de zapatos, si lo usamos está blandito y suave, en
cambio si permanece guardado por mucho tiempo, endurece, pasa de moda y lo
tenemos que dejar de utilizar.

2do.
y fundamental:

La mayoría de la gente piensa que la piel no se limpia, pero la realidad es que
se limpia y plancha (no con la plancha tradicional) por lo menos cada 1 ó 2
años, es como nuestro cabello, salvando las distancias.


Este proceso se llama "foulong y plancha" y se realiza en su peletería de
confianza y hace al lucimiento y conservación de ellas, dejan de estar los pelos
pegoteados por el maquillaje, crema de manos o simplemente con el humo del medio
ambiente, smog o polvillo.


En ése proceso también se revisarán los ganchitos y el forro.


Más adelante les daré una fórmula para salir del paso en la limpieza, también
como guardarlos en verano y los detalles del foulong y el planchado.


También en otros artículos, les daré sugerencias de cómo reformar su viejo sacón
de piel.

La
piel siempre tiene arreglo – no la tiremos.