Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

¿Qué es mejor: invertir a corto o a largo plazo

¿Cómo tomar la mejor decisión a la hora de invertir¿ ¿Cómo ganarás más dinero y con mayor seguridad? ¿Siendo un inversor a largo o corto plazo?
  
  


En primer lugar, usted debe escoger en qué acciones o índices invertir. Esto
puede decirse en una sola noche, o un fin de semana.

Tomarse el tiempo adecuado para tomar esta decisión es casi obligatorio si usted
desea tomarse en serio la posibilidad de ganar dinero en el mercado de valores.

Recuerde que las inversiones no son un juego sencillo, y que muchas personas lo
intentaron y fallaron.

Convertirse en un inversor a corto plazo requiere la capacidad de dedicarle
algún tiempo a los mercados, especialmente cuando:


    – Usted debe decidir cuándo iniciar una nueva operación.


    – Usted posee una posición de comercio (no es lo mismo que una inversión) y
debe decidir si la posición es lo suficientemente buena como para mantenerla.


    – Usted se está preparando para obtener sus ganancias mediante el cierre de
la operación.


    – La posición no está funcionando como se esperaba, y es crucial decidir si
su premisa de comercio sigue siendo válida (es decir, decidir si debe abandonar
la operación ahora o esperar).


Invertir es un juego complejo y para el que se requiere mucho tiempo, aún cuando
se intenta hacerlo a tiempo parcial.

Por lo tanto se debe ser muy cuidadoso al elegir el activo subyacente (acción o
índice) a adquirir, porque usted puede no querer asumir el riesgo que genera la
posesión de un valor volátil (esta es una decisión que debe tomar usted mismo).


Luego, deberá decidir si desea convertirse en un inversor direccional; estos
inversores seleccionan aquellos valores que se espera que vayan a recuperarse o
a declinar.

La mayoría de los inversores se sienten cómodos realizando inversiones alcistas
en todo momento. Ese es el fundamento básico de la estrategia de compra y
retención.

Otras personas prefieren alternar etapas de operaciones de alza con momentos de
operaciones de baja.

Para quienes operan con opciones, el diferencial de crédito representa una
estrategia fácil de comprender, que resulta conveniente para los comerciantes o
inversores, y también para los inversores direccionales.


En tercer lugar, hay que encontrar una estrategia de operación adecuada. Aunque
existen varias opciones razonables, yo recomiendo, para el comerciante
direccional, aplicar una estrategia específica (diferenciales de crédito) porque
realmente requiere menos supervisión que otras tácticas.

Esto no quiere decir que usted puede iniciar las operaciones y olvidarse de
ellas. Pero es suficiente supervisar su posición una vez por día (después del
cierre del mercado) cuando sus operaciones tienen la magnitud adecuada.

Esto significa no asumir un riesgo mayor del que resulta apropiado para su zona
de confort, su nivel de experiencia y el dinero del que dispone en su cuenta de
inversión.

En otras palabras, usted debe poder despreocuparse de sus operaciones durante la
jornada laboral. Es cierto que resulta más eficiente controlar las operaciones
más a menudo; pero si usted trabaja a tiempo completo, y quiere adquirir
posiciones direccionales a corto plazo, el diferencial de crédito es una
estrategia muy razonable para adoptar.


La mayoría de los comerciantes tienen un sesgo direccional; sin embargo, existen
estrategias adecuadas para los inversores que consideran que los mercados se
mantendrán relativamente estancados en el corto plazo.

La desventaja de adoptar esta estrategia es que, para realizar una buena gestión
del riesgo, se requiere un seguimiento mucho más cercano, por lo que suele
resultar demasiado arriesgado revisar las operaciones únicamente al cierre de
los mercados.

Es por esto que yo no recomiendo este enfoque, a menos que usted sea un operador
experimentado, que comprenda y haya tenido éxito en la gestión del riesgo.

Si usted se ajusta a esta descripción, entonces puede considerar la opción de
utilizar, en pequeñas proporciones, la estrategia del “iron condor”, que
consiste en la venta simultánea de un
call spread

y un put spread de crédito, del mismo activo subyacente.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero
haciendo que el dinero trabaje para usted !!
(que es lo que hacen los
inversionistas)

Para ello, le invitamos a
inscribirse ahora en
nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda
a Invertir y Administrar su dinero