Kuromame, el secreto japones para adelgazar

Hay mucho secretos dietéticos japoneses, y este es el principal: el té kuromame, o té negro de soja...



El té kuromame, también conocido como té negro de soja, es otro maravilloso secreto de cómo los japoneses mantienen su peso y su salud.

La obesidad es uno de los principales, si no el mayor, factor de riesgo del mundo desarrollado, especialmente en
Occidente.

Según el “Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades”
de los Estados Unidos, más de un tercio (35,7%) de las personas adultas son obesas. Y más de dos tercios de los adultos tienen sobrepeso.

El té kuromame está aquí para ayudarlo, si no para salvarlo. El kuromame o soja negra, una leguminosa natural exótica
de Extremo Oriente, ha sido utilizado en la medicina tradicional oriental para eliminar las toxinas del cuerpo y promover la eliminación de orina.

También se lo ha relacionado con la pérdida de peso, y está comprobado que ayuda a mantener una dieta saludable. Hay algunos componentes del kuromame que son clave para eliminar grasas. 

Polifenoles en el té kuromame

Los polifenoles son compuestos conocidos por sus propiedades antienvejecimiento. Se encuentran en alimentos como el arroz negro, las peras y las papas. La soja negra contiene un polifenol específico llamado antocianina, que ayuda a combatir numerosas enfermedades.

Está demostrado que la antocianina contribuye en la prevención del cáncer, reduce el riesgo de sufrir arteriosclerosis, reduce el colesterol, tiene propiedades antienvejecimiento y promueve la metabolización de los lípidos.

Un estudio realizado por el “Journal of Medicinal Food” demostró que las antocianinas inhibió la absorción de grasas de un grupo de ratones, al que se le suministró una mayor cantidad de grasas, en comparación con el grupo de control. No hubo diferencia entre los kilos adquiridos por ambos grupos de ratones.

Las isoflavonas y la pérdida de peso



Las isoflavonas son un tipo de antioxidante y ayudan a prevenir ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de mama. También mejora la metabolización de los lípidos.

El metabolismo lipídico contribuirá a la pérdida de peso o, más específicamente, a la pérdida de grasas.

El té kuromame puede ayudarle con esto, porque la soja negra está llena de isoflavonas.

El metabolismo lipídico es el proceso por el que se moviliza la grasa corporal, para ser utilizada como energía. También ayuda a controlar el nivel de grasas en sangre.


Hay otros dos componentes importantes de la soja negras que hacen del té kuromame una gran opción para perder peso y lograr una dieta saludable.


Uno de ellos es la fibra. La soja negra es una leguminosa rica en carbohidratos. Sin embargo, una gran parte de esos hidratos de carbono provienen de la fibra.

La fibra ayuda a reducir el colesterol y contribuye a prevenir un aumento de los niveles de azúcar en sangre.

El otro compuesto importante y no muy conocido que se encuentra en el kuromame es la saponina. La saponina es un compuesto químico que inhibe la absorción de grasas.

Haga su propio té kuromame

Puedes preparar tu propio té kuromame, con los porotos de soja negra que se compran en los negocios asiáticos. Realmente no es muy complejo.

Tome un puñado de porotos de soja negra y póngalos en una sartén a fuego alto. Déjelos azar durante unos minutos. No es necesario agregar nada.

Hierva un poco de agua, para su uso posterior. Los porotos de soja negra estarán listos cuando escuche el chasquido de la piel y el color de los granos se vuelva marrón.

Saque los porotos y póngalos en el utensilio que utilice normalmente para preparar té. Vierta el agua hirviendo sobre la soja negra y deje que repose durante unos minutos, o deje que repose hasta que haya terminado de beber.

La razón por la que no establezco cantidades específicas es porque usted puede adaptar la cantidad de agua a su propio gusto.

A algunas personas les gusta el té kuromame con un sabor más fuerte y a algunos les gusta más diluido.
Después de beberlo, puede comer los porotos de soja negra, que tendrán un sabor agradable y suave.

De esta manera, usted podrá incorporar todos los carbohidratos y la fibra.

También vale la pena mencionar que la soja negra presenta bajos índices glucémicos, por lo que puede ser una opción perfecta para diabéticos.

¿Quieres saber cómo preparar recetas fáciles y rápidas que quemarán la grasa de tu cuerpo mucho más rápido que cualquier dieta? Conoce a Karin Loser y su Cocina Metabólica haciendo clic aquí ahora