Hablando con el médico sobre nuestros padres

Un padre mayor necesita la mejor atención médica posible, pero si la comunicación entre el paciente y el doctor no es buena, el tratamiento seguramente será menos satisfactorio. Algunas veces, quienes se encargan del cuidado de un anciano, tienden a dejarlo fuera de la conversación con el médico… un error común.
  
  

La
comunicación directa es siempre mejor. El esfuerzo por mejorar la comunicación
entre un paciente y el médico que lo está asistiendo, es un proceso en el que
el paciente debe ser protagonista íntimamente. Los tutores necesitan aprender a
facilitar el proceso.

Dependiendo de las circunstancias, su pariente puede
necesitar aprender a comunicarse con ambos (médico y quien lo cuide), para
poder optimizar su eventual tratamiento.

Si
se manejan con propiedad, los doctores siempre darán la bienvenida a la
participación de los cuidadores, si eso sirve para que sus recomendaciones, se
lleven a cabo con toda certeza.

¿Cómo
saber cuando es pertinente involucrarse en la comunicación paciente-médico?

Comunicación
con el Paciente

Cuando
nosotros envejecemos, se genera la sensación de que perdemos el control sobre
nuestras vidas. Entonces puede confundirse una oferta bien intencionada de
ayuda, con una intrusión o una subestimación de nosotros mismos.

Cuando
se discuten estos temas con una persona mayor, se debe tener la precaución de
no parecer desafiante o amenazante. Insinuar a un anciano que no puede manejar
solo su propia salud, es otra forma de disminuirlo en cierta forma (si no se
hace convenientemente).

Lo
más recomendable, es ofrecer su ayuda en la compañía durante el tratamiento
de su salud y siempre mostrarse como alguien que aconsejará, y no que impondrá
sus decisiones por sobre todo.

Abra
un Diálogo Sobre la Relación Doctor / Paciente

La
primera cuestión que usted necesita plantear, es un dialogo franco con el
paciente sobre su salud, y la calidad de cuidado que está recibiendo.

En las
primeras etapas de la conversación es fundamental establecer confianza en el vínculo.
Tenga tacto y diplomacia, y sea sensible al problema. Recuerde que podrán
plantearse temas delicados (el sexo, la incontinencia, etc.) que pueden
incomodar al paciente. No obstante es importante discutirlos. A veces, cuando un
adulto se mantiene callado, es más difícil satisfacer las necesidades del
cuidado de su salud.

¿Qué
preguntar?

El
primer desafió que encontrará, es poder incluirse en la relación que el
paciente ya ha establecido con su médico. En un principio, es recomendable
plantear las siguientes preguntas y empezar a averiguar sobre los detalles más
importantes:

¿Cómo
está sintiéndose?

¿Cómo
fue su última visita a la doctora? (Quién, cuando y donde.)

¿Cómo
se siente con el cuidado que está recibiendo del doctor?

¿Le
gusta su relación con el doctor que lo atiende?

¿Su
consulta es demasiado superficial? ¿Se siente Incómodo?

¿Siente
que le prestan la atención necesaria?

Cuando
usted habla con su pariente sobre la relación del con el doctor, hay preguntas
que lo podrán ayudar a mejorar su cuidado:

¿El
paciente tiene las oportunidades necesarias para discutir los problemas de su salud?

¿Existe
una sociedad real entre el paciente y el doctor?

¿Cuál
es la agenda del doctor?

¿Puede
confiar en su médico? ¿Lo hacen?

Durante
el acercamiento, intente convencerlo de poder acompañarlo en su próxima visita
al médico.

Preparándose
para una Visita

Tres
pasos previos:

1.
Preguntas importantes

Debido
al poco tiempo disponible en los sistemas de salud actuales, es fundamental
llegar al consultorio, y tener listas las preguntas preparadas, sobre las
cuestiones especificas del paciente, y los posibles inconvenientes que pudieran
presentarse.

2.
la Historia médica

Lleve
una historia médica tan detallada como sea posible.. ¿Hay periodos de tiempo
importantes sin datos, en el registro? ¿Son incluidos archivos de todos los
doctores pertinentes? Asegúrese de incluir todos los datos sobre alergias o
cualquier condición especial que se haya presentado.

3.
las medicaciones

A
veces un paciente está viendo a varios doctores en diversas clínicas, y pasa
que la comunicación entre ellos no siempre es perfecto y un doctor no puede
estar enterado de cada droga o medicación que ha prescrita por otro
profesional. Lo más recomendable, es que las personas lleven todas las recetas
utilizadas encima (o los remedios directamente).

Cuando
usted acompaña al paciente al doctor, aliente una buena comunicación entre el
profesional y el paciente. Dirija su mirada al paciente cuando el doctor pide
una respuesta a una consulta, dando prioridad a su contestación. Esto animará
a que el médico se enfoque en el paciente. Asegúrese de conseguir las
respuestas buscadas previamente y de desarrollar los siguientes temas:

-Diagnóstico

¿Cuál
es el diagnostico y como se llegó a él? .

-Tests

Si
se recomienda cualquier prueba adicional, ¿por qué se lo indica y que
involucra?.

-Tratamientos

Averigüe
qué tratamientos se proponen o se continúan.

-¿Cuáles
son los impactos y que se espera de ellos?

-¿Cuáles
son las alternativas?

-¿La
cirugía es la única opción?

-¿Qué
pasaría con otros tratamientos?

-¿La
terapia física?

Investigue
las opciones.

-las
Nuevas medicaciones

-O
los remedios alternativos (las medicaciones y las prescripciones no siempre son
la única respuesta). Pregunte por los efectos colaterales, la disponibilidad de
elementos menos caros, y con menos riesgos en su uso. Qué tipo de interacciones
pueden ser peligrosas.

-Directivas
avanzadas

Cualquier
cosa puede pasar en el futuro, por eso puede ser útil saber los deseos del
paciente ahora.

-¿Cómo
se siente el paciente sobre el plan nutritivo a largo plazo?

-¿Cuáles
son los planes para el cuidado a futuro?

-¿Necesita
un especialista?

-¿Qué
piensa el médico?

-Consultas
Adicionales

¿Ayudaría
tener una reunión con otros miembros de la familia? podría ser útil, bajo
algunas circunstancias, para involucrarlos en el asunto.

-La
comunicación Básica

Pregúntese:

-¿Las
cuestiones vitales se han contestado?

-¿Se
ha descrito el papel de la familia y los amigos en el cuidado del paciente?

-¿El
paciente tiene el número de teléfono del doctor en la cartera?

-¿Cuál
es el nombre y número de la enfermera que puede llamarse para preguntar en caso
de un problema?

Considere
los Factores Psicológicos

Es
imprescindible, poner a consideración todos los efectos y problemas psicológicos
que están jugando en el tratamiento de salud. La relación entre el paciente y
el medico, podría distorsionarse por la aparición de depresiones, episodios
irracionales, y pérdida de memoria, si no se consideran a tiempo.

Esté
atento a síntomas como la perdida de peso, o rechazo en el cuidado personal.
Todas éstas pueden ser señales de que es necesaria su intervención, urgente.