Guía del buen inversionista en acciones

La Bolsa es un lugar confuso y atemorizante pero, al igual que una visita al doctor, puede ser fundamental para su bienestar a largo plazo

Asumir la responsabilidad personal de invertir su dinero puede ser una tarea desalentadora. No obstante, es una actividad importante y apropiada, que usted debe llevar a cabo en nombre del bienestar de los suyos. ¿Y quién dijo que no lo puede hacer tan bien como un profesional?  

Siguiendo unos simples pasos, usted también puede tomar el timón de su destino financiero. 

Usted necesita invertir… 

Para la mayoría de las personas, invertir en el mercado de acciones es uno de los medios más accesibles para construir su bienestar. Por supuesto, esto no significa que no existan otras maneras (los bienes raíces, por ejemplo), pero el mercado de acciones tiene la ventaja de ser accesible a todas las personas. 

Si quiere duplicar su activo en diez años, usted necesita invertir. Si quiere pagar una educación decente para sus hijos, usted necesita invertir. Si quiere un retiro confortable o el sueño de la libertado económica, o ambos, usted necesita invertir. En otras palabras, al menos que ya posea una posición de privilegio en esta sociedad, usted necesita invertir. 

Y está capacitado para hacerlo…    

Muchos son los que huyen de las inversiones, porque piensan que se trata de una clase de alquimia retorcida que requiere un nivel excepcional de pericia. Aunque, lo cierto es que cientos de personas comunes, con educaciones regulares, ridiculizan a diario el rendimiento de los directores de fondos.      

Desde un punto de vista, de hecho, los amateurs pueden tener algunas ligeras ventajas. En primer lugar, no tienen jefes juzgándolos sobre una base de cuarto por cuarto, y no tienen que olvidarse de todas las tonterías teóricas que enseñan en los programas financieros universitarios. 

El punto del asunto es éste: si usted tiene una educación de secundaria y una cuota razonable de disciplina, paciencia y confianza, entonces tiene las capacidades mentales que necesita para desempeñarse bien en el mercado de acciones. En otras palabras, no es necesario que sea un científico de la NASA para entender el mundo de las acciones.  

No perderá todo 

Pareciera que cada familia tiene una historia apócrifa de un miembro desquiciado que se las arregló para perder todo en el mercado de acciones. A decir verdad, eso es algo muy difícil de hacer.

Cuando usted paga 100% en efectivo por un capital, lo peor que le puede pasar es terminar sin nada que mostrar. Son muy pocos los paquetes accionarios que se irán a cero sin dar un aviso previo a los inversores que les permita liberarse a tiempo.  
 

Así que, al menos que se sumerja en actividades de alto riesgo, como transacciones a crédito, descubiertos imprudentes, u opciones sin confirmación por escrito, es prácticamente imposible que perder toda su riqueza en el mercado de acciones. 

No se convertirá en súper-millonario 

Es importante que entienda que las inversiones en acciones de interés variable no lo convertirán en alguien espectacularmente rico. Si quiere tener una vida acomodada, el mercado de acciones puede ayudar. Pero si sueña con mansiones lujosas, rascacielos y aviones privados, lo mejor será que comience a escribir la próxima versión de Harry Potter. 

Dependiendo de su tolerancia al riesgo, usted debería duplicar su dinero entre cada cinco o diez años. Eso es más que suficiente para enviar a sus chicos a la universidad o para asegurarse un retiro confortable. Sin embargo, tal vez no le alcance para comprarse una mansión en la isla de Mallorca.

Mantenga sus asuntos en orden

No es necesario que sus finanzas estén en una situación óptima para comenzar a invertir. Sin embargo, esto no quiere decir que una buena y cuidadosa revisión sea impertinente.

Corte todas sus deudas de tarjeta de crédito, asegúrese de tener un dinero apartado para emergencias, y construya un presupuesto realista tanto para gastos predecibles como para futuras e inevitables compras grandes.
 

Conózcase a usted mismo 

Es aconsejable realizar un análisis franco de su persona. ¿Es usted paciente? ¿Siente confianza en sus decisiones? ¿Soporta que demuestren sus equivocaciones, de tanto en tanto? 

No existe un perfil psicológico que garantice el éxito de la inversión, pero hay algunos que pueden presagiar un desastre. Impaciencia, tozudez, e incapacidad para controlar sus emociones son signos de que algo puede ir mal.

Recuerde, el mercado es en muchas maneras similar a un tiburón: no lo conoce, no se interesa por usted, y no sentirá pena si pierde su dinero. Por el contrario, si puede manejar las pérdidas inevitables y los errores con gracia y aplomo, usted está en el camino indicado.
 

Lea, investigue, y repita 

Una vez que haya decidido que las inversiones son para usted, necesitará volverse tan experto como pueda sobre el tema. Nadie nace con un conocimiento innato acerca de cómo valorar empresas o localizar acciones atractivas.  

Por lo tanto, usted necesitará leer mucha información sobre los mercados. En primer término, utilice la Internet para buscar sitios Web especializados. Estos sitios suelen contener información vital distribuida en cientos de archivos y artículos. En segundo lugar, visite la librería de su barrio y compre o alquile alguno de los excelentes libros disponibles en plaza escritos por reconocidos inversores. 

Foros y newsletters 

Existen varios recursos que ayudan al espectador a transformarse en inversor. Los sitios Web sobre inversiones suelen tener foros en donde los inversores pueden formular preguntas y compartir puntos de vista, sin miedo al ridículo o a las intolerancias como puede ocurrir en otros ámbitos.

Muchos de los escritores, que puede leer en estos sitios Web, a menudo, frecuentan los foros de discusión y responden sin problemas preguntas por parte de inversores nuevos o experimentados.
 

Los newsletters son otra manera con la que los inversores pueden mantenerse al corriente y continuar con sus propios negocios de mercado. Estos newsletters no sólo proveen recomendaciones sobre acciones, sino que también explican la racionalidad detrás de las elecciones y del proceso de selección. Y este proceso es importante.

Alguien puede elegir una acción, tener suerte, y ver cómo suben las ganancias. No obstante, lo racional es hacer las cosas de manera coherente. Usted debe desarrollar una filosofía de base y un proceso de selección. De esta manera, dejará de estar en manos de la piedad del destino.
 

Listas falsas 

Si todavía no está listo para dar el paso final y desembolsar el dinero, intente un simulacro de valores. Haga una lista con los paquetes accionarios que cree debería tener, y luego siga su rendimiento. Construir un simulacro de valores es una excelente idea para chequear sus teorías sin arriesgar su dinero. 

Pero no sea tonto: es mucho más fácil ubicarse en acciones riesgosas y volátiles en una lista de valores falsa, que en la realidad. Ver caer sus acciones un 10% diario puede lastimar su ego en un simulacro de valores, pero no logrará ponerle los pelos de punta y hacerlo saltar del sillón como las inversiones reales.

Por eso, actúe de la misma manera tanto en el simulacro como en la vida real. Sea igual de osado o igual de conservador. Pero sea igual. Y recuerde, el simulacro de valores es sólo un método de transición para saber si ya está listo para jugar de verdad. Tómelo como tal.
 

Inversiones reales 

El último paso es comenzar a invertir. Encuentre un broker, deposite algo de dinero, y haga su primera compra. Una vez hecho, usted se encontrará en un camino realmente interesante; un camino que le enseñará mucho acerca de los mercados, la economía, las finanzas, y sobre usted mismo.
Con tiempo, disciplina y paciencia, descubrirá que este camino lleva a mejoras, a largo plazo, en su riqueza y en su situación financiera.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversores)
 Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero