Esponjas multiuso

Consigue una esponja seca, sin estropajos y quítalas de tu cocina. Así es, quítalas, y dale alguno de estos inesperados usos…
1. Para quitar la fiebre

Sumerge la esponja en agua fría y aplica en las partes calientes del cuerpo como el cuello y la frente.

2. Golpes y contusiones

Haz tus propias bolsas de hielo. Sumerge una esponja en agua y colócala dentro de una bolsa hermética.

Al utilizarla como hielo, durara mucho más que las típicas.

3. Conservar frutas y vegetales

Haz un colchón de esponjas secas en el cajón de las frutas o verduras y veras como se conservan frescas por mucho más tiempo.

4. Cuidado de las plantas

Toma una esponja limpia, rocía las plantas con agua (sin químicos) y esparce con la esponja.

Para limpiar las esponjas, sumérgelas en agua con vinagre. Exprime, deja secar y puedes reutilizarlas.