Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Emprendedores

chikorita
Un emprendedor (según la opinión generalizada), debe estar un poco loco ya que busca riesgos intencionalmente, cuando la media normal trata de evitarlos… pero justamente ahí está la diferencia, pues el emprendedor genera las oportunidades.
  
  

Es
notable observar el concepto generalizado a la hora de enfocar el objetivo hacia
un emprendimiento. La actitud más
generalizada es compatible con el deseo de proteccionismo.

Es decir arriesgando poco para dormir tranquilo y cubrirse las espaldas,
o sea que si es posible que otro arriesgue capital y sobre todo generar recursos
inmediatos para poder “vivir” de este emprendimiento.

Si
la idea total o parcial tiene algo que ver con lo que usted pensó ya le digo
que mejor ponga la energía en otro lado,… le digo por qué:

 Para que
valga la pena comenzar alguna actividad
hay que tener en claro lo siguiente:

ü Una
idea muchas veces puede sonar “alocada”

ü Quien
la lidera, tiene que estar dispuesto a perder, si,… a la posibilidad de perder
la inversión de inicio por mínima o máxima que ella sea

ü Debe
tener la convicción de que pasará por momentos de fuertes dudas sobre si está haciendo lo correcto y si esto mismo va a en forma de pregunta:

estaré haciendo lo correcto? Posiblemente no encuentre respuestas, e
igual deberá seguir adelante

ü Tendrá
que sentirse un líder, ya que si tiene que convocar otras personas para llevar
adelante el emprendimiento, ellas lo verán como lo que es: un emprendedor, que
tiene un objetivo y está conduciendo la idea y todo lo que involucre llegar a
este objetivo, personas, materiales, espacios físicos, filosofías, etc.

ü Como
tendrá que invertir tiempo de su vida, si su emprendimiento no involucra a su
familia, particularmente a su cónyuge posiblemente no lo acompañe en la medida
que usted lo requiera o lo necesite. Tómelo
como parte del juego.

ü Al
trabajar por su cuenta tendrá la inmensa satisfacción de ser el responsable de
sus éxitos (acá encontrará gente
dispuesta a acompañarlo) y, el opuesto, tendrá que hacerse cargo de los
momentos desfavorables (acá se sentirá muy solo).

ü Quien
lleva adelante un emprendimiento puede tener momentos en que se siente realmente
solo, esto pasa porque cuando uno
pone en marcha una idea, es como parte de uno, salvando las distancias es como
si gestara un hijo, por eso, un sentimiento tan fuerte muchas veces es difícil
de comprender para esa persona que debería acompañarlo, ya que puede no llegar
a percibir el alcance de su sentir.

 Consejos:

F No
piense que este momento del país es el peor, porque uno va transitando
por la vida y jamás es el mejor momento. Esto quiere decir que tal vez mañana será peor, por
eso mejor empiece ahora.

F Sea
sensato, piense concretamente si este emprendimiento tiene sentido en el
mercado, que nivel de necesidad encontrará entre sus posibles clientes.

F Para
esto haga un estudio de mercado que sea lo más profesional posible, pero si es
elemental igual es mejor que nada.

F Coméntelo
solamente a aquellos que desde su propio punto de vista puedan aportar alguna
opinión, ideas o valor agregado. Si
el otro no puede aportar algo, no se lo comente hasta que el proyecto sea un
hecho.

F Sea
muy cauteloso con aceptar o no la opinión de otros, pero escuche todo.

F Trate
de estar lo mas alejado que le sea posible del sistema bancario, es decir no
saque créditos, no hipoteque propiedades, ni permita que intervengan
financieras ni nada que le cobre leoninos intereses, porque no hay producto ni
servicio en el mercado que le deje un margen de ganancia tan alto como los
intereses que pretenderán cobrarle. Es
preferible esperar un poco, ahorrar lo mínimo o vender algo que después,
cuando el emprendimiento tenga éxito podrá volver a comprar, así no caerá en
la implacable máquina de picar carne que es este sistema perverso, que jamás
lo ayudó ni lo ayudará.

F En
lo posible asesórese pero no pierda su punto de vista. Piense que su asesor carece del ímpetu, de la visión y la intuición
que usted posee en este momento, pero igual escuche todo. Saque siempre, siempre, siempre, sus propias conclusiones, pero después
de escuchar todo, todo, todo lo que le digan, solamente esas personas “elegidas” por usted, no la opinión de todo el mundo.

F Cuando
se despierte a la noche y piense; qué estoy haciendo? estoy loco/a? Justo ahora
se me ocurre empezar con esto? Se me caerá todo encima! No desespere esta es su mitad aterrizada, esto significa que usted es una
persona racional, normal, y sus mecanismos de defensa funcionan bien, es un buen
síntoma.

 Son
sus paradigmas que pueden:

  • Aportar
    una cuota de sensatez y seguir adelante

  • O paralizarlo (como ocurre en la mayoría de los casos)

Si usted tiene
claro el objetivo (el fin) y planifica sensatamente (los medios) sin dejarse
llevar por emociones, y es capaz de hacer frente a los miedos, las dudas suyas y la de los demás, la sensación de máxima soledad, si tiene la visión y piensa que su idea tiene sentido, adelante, no se
detenga.

En estas
complicadas, indefinidas y deprimidas condiciones de mercado (entorno) es poco
probable que alguien vaya a la puerta de su casa (oficina o estudio) para
ofrecerle algo que lo convoque a poner en funcionamiento sus capacidades.

Usted tiene el
90% de probabilidades que si alguien se acerca, sea para hacerle un reclamo de
cualquier índole, pedirle algo,
venderle, etc. no para generar sino para quitar.

Entonces tendrá
que pensar en desarrollar su propia historia, tomando como punto de partida este
momento y emprender.

 Todo
depende de la actitud, si ante la adversidad uno se siente víctima ES víctima. Pero si uno se
ubica en este increíble PIU AVANTI de Almafuerte: TRÉMULO DE PAVOR PIÉNSATE
BRAVO Y ARREMETE FEROZ AÚN YA MAL HERIDO…

Amigo su enfoque
no admitirá dudas = usted puede!

Contáctese
conmigo tal vez podamos pensar en voz alta.

 

Compartir |