El punto “C”, más poderoso que el famoso punto G

Para las mujeres, el sexo es un juego de mente…
  
  

“C”…,
de cerebro.

Diversos
estudios científicos demostraron que para las mujeres la plena satisfacción
sexual no se obtiene a través del estímulo de su punto G, sino estimulando su
cerebro.

El
cerebro es el responsable de que una mujer logre el orgasmo.
Por ejemplo los investigadores del laboratorio Pfizer, creadores del Viagra, están
realizando estudios desde 1996 (con la participación de más de 3000 mujeres)
para utilizar la droga contra la impotencia en los problemas sexuales femeninos.

Pero
los responsables de esta investigación encontraron en las mujeres resultados
muy diferentes a los hallados en los hombres.

El
despertar sexual de una mujer es accionado por combinaciones muy complejas de
factores emocionales, intelectuales, y diferentes factores basados en la relación
que tengan con el hombre. En cambio para el hombre su despertar sexual se da de
una manera más física, simple y primitiva.

Existe
una desconexión muy grande entre los cambios mentales y los cambios genitales.
Los hombres consiguen rápidamente una erección ante la presencia de una mujer
desnuda, por ejemplo, y desean tener sexo de inmediato. En cambio con las
mujeres, las cosas dependen de muchos factores. El cerebro es el órgano sexual
crucial en la mujer.

Por
eso este laboratorio todavía no pudo encontrar una alternativa al Viagra para
las mujeres. Y los estudios siguen apuntando a ese órgano esencial: el cerebro.