El altiplano indígena de Guatemala

Te invitamos a conocer el Guatemala maya, y sus bellos paisajes

Es en el altiplano, situado al noroeste del país, don de se concentra el mayor número de comunidades mayas. Ahí, alrededor del bello lago volcánico de Atitlán ("el lago mas hermoso del mundo", como lo lIamó el escritor ingles Aldous Huxley), hay diversas poblaciones depositarias de una herencia que ha sobrevivido por siglos. Panajachel, hoy importante centro turístico, sirve de lugar de hospedaje (ahí están los mejores hoteles y servicios de la zona) y punto de partida para visitar algunos de estos poblados:

Santiago Atitlán, donde se producen estupendos textiles; Sololá, a cuyo mercado, cada martes y viernes, acuden los indígenas luciendo sus coloridos trajes (algunos hombres llevan chaquetas con un estilizado murciélago bordado en la espalda, símbolo de la nación Cakchiquel); San Lucas Tolimán, atractiva población con casas de bambú y piedra; y San Antonio Palopó, donde sus habitantes siguen vistiendo trajes típicos rojos, verdes y azules.

Una de las comunidades mayas mas importantes de Guatemala es Chichicastenango, 32 km. al norte de Panajachel. Ubicada en el departamento de EI Quiche, Chichicastenango es una experiencia de colores, algarabía y sincretismo religioso, especialmente los días de mercado.

Todos los jueves y domingos, Ios indígenas de la región instalan sus puestos alrededor de la iglesia de Santo Tomás, construcción colonial de 1540, la cual que da completamente cercada por el mercado. Mientras unos ofrecen sus productos (bordados, cerámica, diversas artesanías y alimentos), otros rezan y queman incienso en las gradas de la iglesia, para lIevar a cabo mas tarde, en el interior del templo, ritos paganos-religiosos.

En esta población hay un magnifico museo localizado al sur de la plaza, donde se exhiben incensarios y una bella colección de piezas de jade y cerámica. Casi igualmente vistoso y colorido es el mercado de Santa Cruz del Quiché, a 19 km. de Chichicastenango, donde se venden bellas artesanías de la región. Su iglesia fue construida con piedras de la antigua capital maya quiche, talladas por gente de la zona.

Otra floreciente ciudad del reino quiché es la hoy denominada San Cristóbal Totonicapán (a 78 km. de PanajacheI).

Si bien cualquier día es bueno para visitarla, hay uno muy especial: el jueves de cada semana, cuando se instalo un mercado, donde eI visitante hallará inigualables obras artesanales de cerámica pintadas, en gran variedad, textiles ,juguetes, máscaras, huipiIes y cajetas (pequeñas cajas de gran colorido). En cuanto a arquitectura colonial, destaca su templo, que posee un altar único, realizado en plata y vidrio.

Quetzaltenango también forma parte de esta ruta: es la segunda ciudad en importancia de Guatemala.

Sus habitantes, muchos de ellos músicos, escritores y pintores, celebran cada año los Juegos Florales, con la presentación de poemas, canciones e imágenes. Cientos de mujeres, que lucen vistosos huipiles, ingresan a templos e iglesias mientras tañen las campanos y se encienden miles de velas.

En este recorrido por el altiplano indígena destaca Huehuetenango, a 74 km. de Totonicapan. Instala su mercado los jueves y Ios domingos.

Si decide hospedarse allí, usted podrá hacer visitas de un día a Chiantla, en cuyo iglesia se venera la virgen de La Candelaria elaborada en plata; a Zaculeu, sitio arqueológico del postclásico maya; y a Todos Santos Cuchumatán, donde es de admirarse la indumentaria de sus habitantes: los hombres visten camisa roja de cuello alto, pantalón blanco con franjas rojas, capa negro, pañoleta roja atado a la cabeza y sombrero de paja. EI atuendo de las mujeres consiste en un huipil ricamente bordado en color carmesí.

Siguiente: Tikal y mucho más

¿Tienes miedo a subir a un avión? ¿Quieres saber cómo superar el miedo a volar? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis Basta de Miedo a Volar, y ¡súbete al avión!