Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Dieta para levantar los glúteos

¿Quieres glúteos de acero? Estas son las claves nutricionales para lograrlos
  
  


Glúteos firmes y
de volumen armonioso es un sueño que muchas mujeres queremos hacer posible.
Usted, yo y toda la que esté dispuesta a pagar el precio por poseerlos sabe que
para obtenerlos se debe hacer algo al respecto.

Supongo que se
pregunta cómo se paga el precio para lucir glúteos perfectos. Muy sencillo: un
nuevo estilo de vida puede ser la clave fundamental para que usted alcance sus
sueños.

Créame que esto
no implica que usted deba someterse a horas y horas de ejercicio diario o
matarse de hambre comiendo sólo sopas y suplementos vitamínicos.

No. Muy por el contrario, todo lo que usted tiene que hacer en buena medida, es
sacar provecho de aquellos alimentos que consume habitualmente, evitar los que
no le favorecen a sus glúteos e incluir aquellos que estimulan la formación de
glúteos firmes y más grandes. De esta manera, usted puede usar la nutrición a su
favor para desarrollar sus glúteos.


¿Qué Alimentos Benefician El Desarrollo De Mis Glúteos?

Su alimentación
debe ser adecuada ya que es la encargada de realizar tres funciones primordiales
en su cuerpo para que sus glúteos se desarrollen a su máximo potencial.

Su nutrición de
cada día debe:

a) Promover el
uso de la grasa corporal almacenada en aquellas zonas que no desea como energía.
Esto hará que la grasa de sus glúteos desaparezca y sea sustituida únicamente
por más masa muscular.

b) Debe
proporcionar proteínas: éstas son las precursoras de las células de su cuerpo y
le permitirán a sus glúteos estar constituidos por más músculo que grasa, y ser
más flexibles y firmes, lo que realzará su figura y volumen.

c) Debe evitar
que el azúcar se acumule en su sangre: el cuerpo utiliza el azúcar como primera
fuente de energía y hace que las grasas se depositen en sus glúteos, razón más
que suficiente para reducir al mínimo su consumo.


¿Qué Alimentos Realizan Estas Funciones?

A) Agua Y
Azúcares Complejos. Tome mucha agua y consuma carbohidratos complejos como los
que provienen de la pasta, el arroz, las harinas de trigo y los cereales ricos
en fibra natural.

El agua permite una mejor asimilación de las grasas. Los carbohidratos
complejos, por otra parte, tienden a ser almacenados por el cuerpo, el cual
prefiere consumir la grasa como energía.

Entre esa grasa, está la que afea sus glúteos, por lo cual es ideal que aumente
el consumo de agua, alimentos ricos en fibra y evite las grasas tanto como le
sea posible.

B) Verduras Y
Pescados Azules. Las verduras (sobre todo las hortalizas de hojas verdes, la
calabaza, la berenjena, la soja, el frijol y la lenteja) son ricas en proteínas.

Si usted eleva su consumo hasta la mitad de su dieta, le hará el mayor beneficio
a sus glúteos: al tener menos grasa disponible, su cuerpo prefiere a las
proteínas para formar tejidos.

De manera que esa zona de su cuerpo gana en realce y volumen al tener menos
grasa y más masa muscular a la vista.

C) Frutas Bajas
En Carbohidratos. Si consume frutas como las fresas, las zarzamoras, la toronja,
el limón o la pera, aportará a su cuerpo los carbohidratos que necesita sin
elevar en exceso la cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo.

De esta manera,
al contar con menos glucosa, su metabolismo consumirá las grasas corporales,
beneficiando la salud de sus glúteos.


¿Cómo Debo Consumir Estos Alimentos?

Lo mejor que
usted puede hacer es llevar una cuenta de su consumo calórico (sumar las
calorías de todos los alimentos que consume) y comprobar que no excede un
consumo de 1200 calorías al día.

Para evitar el hambre, beba agua o té verde y en lugar de tres comidas, haga
cuatro, cada tres horas. Evite comer entre estos lapsos.

Por Brenda Peralta – Entrenadora
Personal, Especialista en Piernas y Glúteos – Autora de "Aumente Sus Glúteos Sin
Cirugía
”, que encontrarás haciendo
clic aquí