Acelga: recetas naturales para la salud

¿Estás constipado?, ¿tienes fiebre? La acelga puede tener la respuesta para ayudarte

La acelga es una verdura que cuenta con varias propiedades curativas: es antiespasmódica, antiinflamatoria, antihemorrágica, diurética, emoliente, cicatrizante, laxante y antitérmica.

Las hojas de acelga son muy buenas para curar estas afecciones. Se pueden ingerir en forma de jugo de la siguiente manera: ½ vaso de jugo de acelga y ½ vaso de jugo de limón una vez por día en ayunas.

Por ejemplo para la constipación intestinal el preparado suele hacerse con ½ vaso de jugo de acelga y una cucharada de aceite de oliva, que se debe ingerir después de la cena.

Las raíces de esta planta también suele utilizarse para afecciones febriles. Se deben triturar bien estas raíces y hacerlas cocinar junto a raíces de malva. Luego se le agregan flores de manzanilla y se deja descansar durante 3 minutos tapado. Luego se cuela y se utiliza en forma de enemas dos veces por día.

Al contener ácido oxálico no deben abusar de esta verdura quienes tengan cálculos en las vías urinarias. Por esto mismo no se recomienda utilizar el agua de su cocción.

Otro dato es que toda comida que combine acelga y huevo debe ser consumida el mismo día de preparación.


Y si quieres aprender los secretos para vivir más y mejor a través de la comida, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Nutrición saludable, haciendo clic aquí.