Home > > Viajes y turismo

Consejos para el viajero

De compras en Europa

Aunque es cierto que Europa puede ser el paraíso de las compras, también es cierto que es difícil encontrar precios accesibles, en especial en las zonas más visitadas por los turistas. Pero, en realidad, es sólo cuestión de saber dónde buscar.

Aún en casa

Antes de salir de su país, averigüe cuáles son las cosas que se le permitirán traer de vuelta y cuáles no. Cada país tiene sus propias restricciones y reglamentaciones. También averigüe cuánto equipaje puede transportar sin tener que pagar excesos de peso que pueden costar tanto como el pasaje. Consiga una guía donde le informen cuáles son los productos típicos de cada región de modo que cuando esté allí sepa qué adquirir en cada lugar. Si piensa comprar alguna antigüedad o algo de mucho valor, asegúrese de ir bien informado para estar seguro de que se lleva algo auténtico. 

Las compras

Para pagar el exceso de equipaje lo mejor es enviar parte de las cosas en barco. Aunque algo lento, es un medio que le permitirá transportar sus pertenencias a bajo costo. Asegúrese de que guarda las cosas de valor de forma que puedan moverse con seguridad. También puede contratar un seguro. Las tarjetas de crédito suelen brindar este tipo de servicios. Otra opción es enviar la ropa y otras cosas que ha traído para su viaje y llevar con usted las compras más valiosas.

No haga sus compras en los centros turísticos como pueden ser las estaciones de tren, los aeropuertos y los complejos de hoteles. En estos lugares por lo general le cobrarán mucho más por el mismo producto que puede conseguir a solo unas cuadras de distancia. Recorra la ciudad en busca de los mejores precios. Esto puede llevar un poco más de tiempo, pero la diferencia de precios hará que valga la pena.

Averigüe acerca la devolución del IVA (impuesto al valor agregado) y otros impuestos que puedan ser aplicados a sus compras. Muchos países, si usted compra más de cierto monto, le devolverán estos impuestos que haya pagado en su compra al salir del país (o de la Unión Europea en este caso).

Si va a comprar en un negocio es mejor hacerlo en efectivo o cheques de viajero. De esta forma sabrá con exactitud cuánto le está costando e incluso podrá conseguir mejores precios.

Tenga en cuenta que algunas de las cosas que se venden en forma legal en otros países pueden ser ilegales en su país. Asegúrese de estar informado, especialmente en drogas, bebidas y comidas.

Las mayores compras es mejor hacerlas al final del viaje, de modo que no tenga que cargar con todas sus compras a lo largo de miles de millas. Recuerde llevar una valija de más si piensa que hará muchas compras. 

Mercado de pulgas

Visite los mercados de antigüedades y los mercados de pulgas. Allí podrá encontrar verdaderos tesoros, muchos que jamás podrá ver en su ciudad, a un precio razonable. Esto en caso de que tenga la paciencia como para invertir horas de su tiempo en buscar entre la chatarra.

Tenga en cuenta que muchas de las cosas que puede comprar en Europa también pueden ser encontradas en su país de origen y casi al mismo precio. A veces la sensación de estar de viaje en Europa nos puede hacer perder el sentido de la realidad. Podemos vernos atrapados en el imaginario romántico que brindan estas antiguas ciudades.

Recuerde que el regateo es algo que está acostumbrado en la parte sur de Europa, mientras que en el norte puede ser considerado como descortés. Si no está seguro pregunte en su hotel o en una oficina de turismo para mayor información. De todas formas, en los mercados de pulgas de todo el mundo, el regateo es el procedimiento habitual para cualquier tipo de transacción. Una vez que se haya arreglado un precio, deberá comprar. Una mejor táctica es pasearse alrededor del lugar donde venden el objeto que usted quiere, preguntar por una y otra cosa, por los precios. Entonces aléjese por una media hora y regresa, de seguro le harán una mejor oferta y ése es el momento de comenzar a regatear. Si realmente quiere conseguir un buen precio, no se muestre demasiado interesado. Deje que el vendedor sea quien tenga que convencerlo y no al revés.

El mejor momento para ir a un mercado de pulgas es temprano por la mañana, cuando aún no se han vendido las mejores piezas, o por la noche, cuando los vendedores están más deseosos de concretar una venta.

Si el precio le parece demasiado bajo, tenga cuidado. Es mejor perder un buen negocio que haber gastado el dinero en basura.

Debe tener cuidado con los carteristas y ladrones, en especial en las zonas más turísticas y en los mercados de pulgas. Trate de llevar consigo la menor cantidad de cosas posibles. De esta forma habrá menos cosas que cuidar.

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic en el nombre del curso):
Inglés
Francés
Italiano

Portugués

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Pantaletas robadas

¿Por qué todos los hombres quieren ir a esta tienda?

Hablando de sexo con su médico

Hablando de sexo con su médico

El sexo suele ser considerado casi tabú, un tema que uno no se siente cómodo discutiendo con nadie. Pero es importante hacerlo, al menos con el médico.

¿Cuántos sabes de computación?

¿Cuántos sabes de computación?

Principiante o no, usted debe conocer su situación frente a un ordenador. Así, sabrá qué PC comprar o en qué curso anotarse. Preste atención a este breve texto y tenga una idea de sus conocimientos de computación

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: