Comprando un auto usado

Consejos para su tranquilidad
  
  

No voy a
decir que está mal comprar un auto usado, en los tiempos que vivimos está
perfecto pensar en ello, el problema es otro. El problema es confiar en quien
nos los vende, como si fuera nuestro hermano, en tanto que no lo conocemos, por
lo que no podemos confiar en su palabra.

 

Como en todo
hay entendidos, que gratuitamente o a cambio de una retribución, accederán a
acompañarnos para ver el auto que elegimos luego de varios. Pues bien, esa es la
palabra autorizada y la de nadie mas. Si confiamos, deberemos morir en lo que
nos diga. No vale nuestra intuición, es esa persona que entiende quien nos dirá
si nos conviene o no la compra de ese auto.

 

Una vez
satisfecho este recaudo tendremos el auto, el modelo, y el vendedor, pero nos
faltaran un par de cosas mas, que no se pueden dejar a la deriva si luego no
queremos tener dolores de cabeza, recordemos que por algo se vende el auto, que
tiene mas o menos desgaste según el uso que tuvo, y eso repercutirá en el
funcionamiento y estado general, y si nos lo vende una Concesionaria, no olvidar
que esta también estará haciendo su negocio.

 

Por lo tanto
deberemos exigir: ver el DNI de quien nos vende, para saber que realmente
es su titular si eso nos dice. La cedula verde y el titulo del auto. Si
este se encontrara a nombre de otro, pues bien, entonces al firmar el
contrato de transferencia “08”
este deberá ser suscripto por el vendedor (el
que figura en el titulo) firmado ante el Registro Seccional del Automotor que
corresponda o bien ante Escribano Publico.

 

Una vez esto,
y tal como cualquier otro bien (casa o embarcación) pueden recaer sobre él
deudas de otros como una prenda, o bien una captura policial, así como también
estar falsificados los documentos nombrados en el párrafo anterior. Entonces
habrá que pedir un Certificado de Estado de Dominio (a nombre de quien
esta el auto) informado por el Registro correspondiente, mismo informe que
avisará de deuda alguna.

 

Luego según
sea Capital o Pcia se pedirá la verificación física del vehículo ante los
puestos autorizados, el Certificado de Libre Deuda de Infracción de transito y
el certificado de libre deuda de impuesto ala radicación de vehículos (patentes)


Si
corresponde

habrá que verificar si se pagaron las Obleas de Verificación Técnica
Vehicular vigente, el Impuesto al Fondo Nacional de Incentivo Docente y la
Declaración Jurada de Bienes Registrables “ 381”.

 

Y lo más
importante, haga la transferencia a su nombre, lo antes posible, es más,
intimando al vendedor a hacerla a los pocos días de señado el auto en el
documento de Seña, y juntos ante el Registro Automotor donde se le entregara el
total de la compra.


Garantía por
tres meses:

a pesar de no figurar explícitamente en ningún lado esto, existe, por lo que
debemos recordarlo al tiempo de reclamar, teniendo éxito en estos casos el
proceso de Mediación que tanto defiendo, pero no es por otra cosa que por la
eficiencia del mismo

 

Recordemos
que si el vehículo esta a nombre nuestro pero lo maneja el nuevo comprador,
tendremos responsabilidad si este se accidenta, choca a alguien o lo lesiona, en
tanto que se demanda al dueño del auto, a quien maneja, a quien lo detenta y al
dueño registral del mismo, y a pesar de no ser responsable de hecho, seremos
demandados, deberemos contratar o no abogado para contestar la demanda, llamar a
nuestra Cía. de seguros, etc., por lo que lo ideal es dejar la papelería en
orden junto con la venta.

 

Ojo que no
todos los vendedores/compradores que parecen confiables o buena gente lo son,
por lo que mejor desconfiar y tomar todos los recaudos, incluso con los billetes
que se entregan si estos son de $ 100 o U$ 100.

Y por sobre
todo tener mucho cuidado dónde ofrecemos el auto si lo publicamos en el diario,
por Ej. o en Internet, para que los eventuales compradores lo vean, yo no
aconsejo el domicilio particular, lo ideal es una Estación de Servicio con Drugstore o Bar, cercano a nuestro domicilio, sitio seguro, con gente, donde
nadie nos va a decir nada por conversar al lado de nuestro auto e incluso luego
tomar un café para cerrar el trato.

Para aprender a manejar mejor tu
economía, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de
Administración y Economía del Hoga
r, haciendo clic
aquí
.