Home > Vida cotidiana > Hogar y decoración

Trucos para el hogar

Cómo organizar una mudanza

Consejos para organizar mejor una mudanza de cualquier tipo

El momento de mudarse es traumático y estresante. Pero como todo, un poco de planificación puede ayudar a alivianar la carga que esto supone.

Las preguntas que surgen son multiples:

¿Cual es el mejor momento para mudarse, con que mudadora y cuánto pagar por eso ?

¿Como embalar las cosas, los artefactos electrónicos? ¿Cuantos canastos se necesitan? En esta guía, un poco de orientación al respecto.

La mejor época para mudarse es el verano. Hay menos movimiento en las calles y menos trabajo para las mudadoras y hasta se puede negociar un precio menor. Clave: contratar con tiempo por si el personal está de vacaciones.

Pida referencia a familiares y amigos por las empresas de mudanzas. Analice disponibilidad de tiempos, precios y buen servicio.

Pregunte el precio por canasto. Estime la cantidad de canastos en función de los metros cuadrados cubiertos y revísela con la persona que visite su actual vivienda.

Asegúrese de costos extras como falta de energía, problemas con los ascensores, atascamiento de rutas o tiempos de espera no previstos.

Hágaselo ver al personal que lo visite. Si es un edificio al presupuestarle le preguntarán el piso, si es una casa la cantidad de niveles, esto puede o no tener importancia, tal vez usted quiera en el caso de una casa que le dejen todos los canastos en planta baja, esto hará disminuir el presupuesto, hágaselo saber.

Analice la posibilidad de pagar adelantado, si le consideran una rebaja importante. Piense que el día de la mudanza es especialmente complicado para manejar dinero. Deje bien establecida la forma elegida.

El día de la mudanza, no tendría opción. No salde el total del pago hasta no constatar que todo el contenido ha llegado en cantidad y forma.

Para preparar todo, disponga de algún día extra anterior y posterior a la mudanza. Etiquete los bultos indicando contenido o ubicación futura, en la nueva casa.

Por ejemplo,  árbol de Navidad. ALTILLO, o lavavajilla. COCINA ya que el personal se lo transporta y deja, salvo indicación precisa en planta baja. Indique aquello que sea frágil.

Marque los objetos que no deban ser transportados por la mudadora, pero que sí tiene empaquetados. Haga bultos especiales con los juguetes de los chicos.

Déjelos en lugar accesible ya que pueden estar entre los primeros bultos a ser desempaquetados.

Los objetos de pequeño tamaño contenidos en cajones de escritorios o muebles en general, conviene colocarlos en cajas a fin de evitar pérdidas o datos. Inmovilice los cajones con cinta adhesiva.

Los artículos de valor como joyas, dinero, antigüedades, elementos de colección, etc. deben ser especialmente acondicionadas y en lo posible movilizarse con Usted.

Háblelo con la mudadora, pero tenga presente que nadie mejor que Ud. va a cuidarlos.

Los electrodomésticos pequeños y grandes deben ser totalmente desconectados con anterioridad y encontrarse secos, vacíos, con sus accesorios, transformadores y adaptadores eléctricos junto a ellos.

Es común pasar horas buscando el adaptador o accesorio del electrodoméstico los días subsiguientes a cualquier mudanza.

Tenga su actual casa con los canastos ordenados a la hora de llegada de la empresa mudadora. Vea un rato antes que efectivamente escaleras, ascensores y pasillos estén despejados.

Saque de antemano objetos que incomoden al personal y sean causa de accidentes como alfombras o carpetas. Hable con el encargado por el uso del ascensor. Controle la salida de cada bulto y la carga del camión.

En la casa nueva, esté seguro que las circulaciones se encuentran despejadas, que hay suministro eléctrico, que los pisos pulidos estén protegidos y que no hay obstrucciones en la calle.

Le sugerimos hacer una limpieza una o dos horas anteriores a la mudanza. Si tiene la posibilidad lo mejor es que alguien espere el camión.

Tenga los números de teléfono siempre a mano tanto de la mudadora como de su nueva casa. Si la mudadora posee algún tipo de control satelital esté advertido.

Si se muda a un barrio cerrado comuníquese con la seguridad para asegurarse de la llegada. Asegúrese de tener donde estacionar el camión.

 Si se trata de una zona congestionada ocupe con anterioridad los espacios y liberelos al arribar el camión. Valgase de la ayuda de familiares, o amigos, le será de mucha utilidad.


Y si quieres aprender a realizar por ti mismo todos esos arreglos que tu hogar está necesitando, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Bricolaje y Arreglos del Hogar, haciendo clic aquí.

Compartir |

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Chocoflan

Chocoflan

Un postre que chicos y grandes aplaudirán

Malos olores en el baño

Malos olores en el baño

5 trucos para eliminar todos los posibles malos olores de tu baño, y dejarlo limpio y aromatizado para siempre…

El repujado de estaño

El repujado de estaño

Un arte que permite enriquecer cualquier pieza por más sencilla que sea, dándole un toque distinto.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Mudanzas:

Conociendo gente en un nuevo ámbito

Conociendo gente en un nuevo ámbito

Por el motivo que fuere, mucha gente transita la experiencia de llegar sola a un nuevo ámbito, sin ningún conocido y con el preconcepto de que es “muy difícil” hacer nuevos amigos. En esta nota, alguna sugerencias para volver a tener una vida social.

¿Acaba de mudarse a una nueva ciudad y no conoce un alma? ¿Comenzará mañana un nuevo trabajo? ¿Piensa que a su edad es imposible hacerse de nuevos amigos?

En realidad, hacer nuevas amistades no es una tarea sencilla, pero tampoco tan difícil como algunos piensan.

En efecto, una vez que usted se mude lejos de su antigua y familiar vecindad, comprenderá porqué la gente suele vivir y morir en la misma ciudad natal. Para ponerlo de una manera más directa: usted entenderá porqué la gente por lo general no se suele mudar ni tiene deseos de cambiar de locación.

Pero usted pertenece a esa raza de aventureros de alma y ha decidido (o no tuvo más remedio, por ejemplo por un trabajo) mudarse lejos, una opción sin dudas muy valiente. Ahora que acaba de desempacar y ordenar todo, se da cuenta que no conoce ni a una sola persona en el área. ¿Cómo comenzar, entonces, a hacer nuevos amigos y compañías?

En primer lugar, debe tomar la decisión de salir y comenzar a socializar. Sea usted tímido o extrovertido, necesitará empezar a tener lazos cercanos y confiables que le ayuden a desarrollar una vida más sociable.

A continuación, le ofrecemos algunas sugerencias para empezar a conocer gente. Algunas tienen que ver con el simple hecho de socializarse, mientras que otras le orientarán para conseguir algo más que meros conocidos...

En el trabajo


Intente familiarizarse con la gente también fuera del mismo trabajo. Si usted oye que sus compañeros irán a tomar algo después del trabajo, trate de insertarse al grupo gradualmente. No hace falta que desde el primer día intente hacer esto, pero al cabo de un tiempo sería bueno que los conozca fuera del ámbito laboral. 

Dígales que es nuevo en la ciudad y que se va a volver loco si permanece otra noche en su casa. Esto suele provocar risas y algún “entonces ven con nosotros…”. Recuerde que no importa a que lugar se dirigen, o si beben o no, ya que el objetivo es poder salir y compartir un rato agradable con ellos, fuera de las obligaciones laborales.

Si sus nuevos compañeros suele hacer excursiones o practicar deportes, aproveche también estas actividades para comenzar a interactuar con ellos fuera del trabajo.

A medida que conozca más gente en el trabajo, y se sienta más cómodo en su ambiente laboral, no sería mala idea comenzar a buscar relacionarse con otra gente del trabajo, para tener más alternativas para relacionarse y hacer nuevos amigos. Para esto, puede intentar almorzar con otras personas, o concurrir a los eventos sociales que organice la misma compañía.

En el vecindario

Familiarícese con sus nuevos vecinos, muéstrese, salúdelos siempre que se los cruce, y, si ve que no están ocupados, intente entablar una breve conversación (recuerde, breve en un principio). Si empieza a ser reconocido por los mismos, verá que se sentirá más cómodo en su nuevo hogar. Por ejemplo, entre otras cosas, si necesita hacer una consulta o simplemente pedir un martillo, no tendrá mayores dificultades para animarse a preguntarles.

Si tiene un perro, llévelo en largos paseos por el barrio o el parque: esta será una gran manera de que la gente empiece a sacar conversación entre risas, una vez que su pichicho les salte a los pantalones o faldas.

Vaya a la cafetería o bar más cercano a su domicilio para sentarse en la barra a tomar un trago en calma. Si hace esto cuando el bar no está muy abarrotado, es posible que la gente sienta más ganas y tenga más facilidad para entablar una conversación.

Otro muy buen lugar para conocer gente es en una librería, especialmente en aquellas que tengan áreas reservadas para la lectura o para tomar un café. La mayor parte de quienes allí concurren son muy aficionados a la literatura, y estará muy interesados en entablar conversación con otra gente que conozca sobre el tema.

Si tiene algo de tiempo libre y algunos hobbies o un interés en especial, un curso o taller relacionado podría ser un gran lugar para conocer gente y hacer nuevos amigos, al tiempo que disfruta de desarrollarse en lo suyo. Se sorprenderá de la cantidad de gente con la que se puede familiarizar, gracias al interés en común, en un muy corto plazo de tiempo. Recuerde estar siempre preparado (llevar algo de efectivo en el bolsillo) por si se organiza alguna salida después de la clase.

Tome las sugerencias que más se adopten a su caso, y póngalas en práctica cuanto antes. Pronto comenzará a sentirse menos nostálgico, y a tener nuevamente una vida social. Y recuerde: ser nuevo no es tan malo, puesto que es también la oportunidad de conocer nueva gente y estilos de vida.

¿Quieres saber los Pasos para Conseguir a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.

Las más leídas

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: