Coches para mujeres

¿Realmente existen modelos de automóviles solo para ellas?

La industria automotriz, luego de analizar las exigencias que se esconden tras el enorme mercado femenino, ha llegado a la conclusión de que los coches que gustan a las mujeres están relacionados con el diseño y no con la potencia.

En qué se fijan las mujeres antes de comprar un coche:

· Ahorro en combustible

· Diseño atractivo

· Asientos para niños que estén incorporados

· Tamaño adecuado.

· Simplicidad

· Practicidad

· Ecología

“Los coches voluminosos o muy altos no son las mejores adquisiciones para ellas ya que no son para nada cómodos cuando intentan subir o bajar con falda o tacones.

Sin embargo, el motivo principal para no comprar un vehículo de grandes dimensiones es el tema del aparcamiento.

No conozco una mujer que no sienta incomodidad con el tema de estacionar el coche por más habilidad que tengan
”, sostiene el encargado de un importante concesionario de vehículos, el español Manuel Escudero Roca

Más allá de estos factores importantes, hay coches que vienen con la posibilidad de incorporar complementos típicos para las mujeres.

“Hay modelos de asientos con un dispositivo para masajes, un sitio para incorporar el maquillaje sin que se tenga que sostener mientras se conduce, tapizados especiales de colores pasteles, con flores o de algún personaje que se desee
”, comenta el profesional.

Lo que atrae a las mujeres “son las formas suavizadas y con formas redondeadas mientras que a los hombres les gusta más las líneas rectas y la potencia.

En los últimos años se ha visto una predilección por los coches deportivos. Las mujeres se sienten atraídas por este tipo de modelo, siempre y cuando sea pequeño, fácil de conducir y con la última  tecnología que haga más práctica la conducción.

También prefieren más que los hombres los modelos automáticos
”, reflexiona Escudero Roca.

Saber interpretar lo que ellas desean no es tarea sencilla ya que la mayoría de los empleos relacionados con la construcción del automóvil son hombres.

“Una buena alternativa sería incorporar a más mujeres que pudieran dar su opinión y así sentirse identificadas y representadas ya que son las que consumen y las que, crease o no, acompañan a sus maridos cuando éstos quieren comprar o cambiar de coche y son las que dan la aprobación o no
”, finaliza diciendo el experto.