Claves para dejar atrás el pasado

Aunque no es nada fácil dejar en el olvido épocas anteriores, es necesario para poder avanzar sin pensamientos y ataduras que aprisionen. Lo difícil es lograrlo, pero estos consejos te ayudarán, y mucho...

Añorar situaciones pasadas, sentir dolor por determinadas circunstancias que parecen no quedar atrás o preocuparse por lo que deparará el mañana son conductas muy habituales, pero que lastiman y condicionan el día a día de una persona.

“Es normal de vez en cuando pensar en lo que ha sido de nuestra vida o en los planes futuros que tenemos, pero cuando se hace habitual es recriminarse por ciertas conductas y hay heridas que parecen no haberse cerrado, hay que intentar hacer algo al respecto para poder limpiar la mente y el corazón”, reflexiona la psicóloga española Mar Blanco Padilla.

Claves para relajar la mente y disipar los problemas:

1.- El pasado no necesariamente ha sido un tiempo mejor. “La actitud positiva es fundamental. Por más poco que se tenga hay que apreciarlo y disfrutarlo.

Sin duda alguna, si se mantiene la perspectiva en el presente y si se concentra la atención en realzar la realidad actual, de a poco lo que ha quedado atrás encontrará su sitio adecuado y ya no será necesario darle más importancia de la que realmente tiene.

Hay que intentar por todos los medios darle el verdadero lugar al pasado sin que éste tenga privilegios porque ya no hay espacio físico ni mental para él”, relata Blanco Padilla.

2.- Relajar la mente haciendo deporte. “Establecer una rutina y respetarla siempre. Esto ayudará a aliviar las tensiones y no vivir tan pendiente de obsesiones pasadas.

Hacer actividad física cuando se está muy abrumado mentalmente ayuda muchísimo a mejorar el estado de ánimo, a oxigenarse y a darle a los problemas el peso que realmente tienen”, comenta la especialista.

3.- Reforzar la autoestima. “Quererse, valorarse y respetarse son tres claves que van unidas y que deben activarse si se desea darle un cierre al pasado.

La autoestima se puede elevar realizando alguna actividad placentera como por ejemplo dibujar, pintar, o dedicarse a algún hobby que haya quedado en el olvido, pero que ayude a descubrir la verdadera esencia de la persona, que lo transporte a su mundo interior y haga que lo que está oculto, brille y contribuya a dar ganas de seguir haciendo cosas.

El pasado se verá pequeño y el presente inmenso. Solamente es cuestión de proponérselo”, destaca Blanco Padilla.

4.- La mejor manera práctica de dejar el pasado de lado es afrontando todo aquello que sea una perturbación.

“Enfrentar los propios fantasmas es necesario si éstos impiden el normal desarrollo cotidiano, si afecta a las relaciones sociales afectivas o amorosas y si hace que la personalidad se transforme a punto tal de convertirse en otra persona. Si esto ocurre hay que cerrar todo aquello que aún sigue abierto y que no corresponde al momento actual”, explica la psicóloga.

5.- A veces es muy importante destruir recuerdos, regalar obsequios, cambiar el número de teléfono o de casa para desprenderse de todo aquello que ate al pasado y que dañe el presente.

“Estos pequeños símbolos externos son el comienzo de un cambio interior mucho más complejo y profundo”, opina la experta.

6.- Volver al pasado es imposible. “Por más que se desee regresar a un sitio, recuperar un viejo amor o decir todo aquello que quedó inconcluso es imposible.

Todos cambian en todo momento. La gente no es la misma que ayer. Cada persona está en permanente y constante cambio. Hay que entender que por más que se añore un pasado ya perdido, nada volvería a ser lo mismo si se consiguiera semejante hazaña”, reflexiona Blanco Padilla.

MSc. Minor Vindas C., Máster en Orientación Familiar, es autor de “Superar Conflictos de Pareja ahora mismo”, que te enseña una Forma Rápida de entender cómo solucionar y superar los problemas de pareja. Encuéntralo ahora haciendo clic aquí