Mi esposa, ¿habrá perdido las ganas?

'Como hombre me animo a escribirte porque tus respuestas son súper profesionales. El caso es que cada vez me cuesta más convencer a mi mujer para hacer el amor (reconozco que si por mí fuera, lo haría todos los días, y tengo más de 40...)'

Ella por suerte no trabaja y se encarga de los niños (4, y a la noche después de cenar se va a la compu a jugar con pavadas (Tetris, etc.). Tampoco puedo lograr que mire cosas porno en la compu (a mí me encantan).

He optado por ofrecerle "premios" o "recompensas" en dinero para que acceda y me da resultado pero no me parece que esté bien.

¿Se te ocurre algo?. Qué podría hacer yo para que mi mujer vuelva a ser ella la que (tan siquiera alguna que otra vez) busque o provoque tener relaciones?" 

Hola,

Me encantaría poder darte una "receta", pero la realidad es que no existe tal cosa, porque las relaciones son complejas y tienen procesos. Voy a comentarte sin embargo varias cosas. La primera es que la disminución del deseo sexual puede tener varias causas.

Una de ellas, diría la menos frecuente, tiene que ver con cuestiones orgánicas o físicas: disminución hormonal (natural del cuerpo o por ingesta de anticonceptivos orales, por ejemplo), algún tipo de problema corporal, dos cosas que puede detectar un médico con un examen adecuado. Sin embargo, suelen ser las menos habituales.

En segundo lugar y como una de las causas más comunes, se encuentran los motivos vinculares. Es muy posible que la relación haya empezado a entrar en una rutina, que hayan empezado a hacer las cosas siempre igual y eso va muy lentamente desgastando el vínculo hasta que la fricción (una cosa roza con otra siempre de la misma manera) hace que no solamente no exista deseo sino que puede llegar a producir reacciones de rechazo.

Es muy importante verificar cómo están relacionándose, si siempre sos vos el que la busca, si cada vez que hacen el amor lo hacen de la misma forma, si han buscado alternativas creativas para recrear la relación o ya está desgastada "por el uso siempre igual, del mismo lado".

En tercer lugar, se encuentran los factores del entorno y de la vida personal de cada uno de los miembros de la pareja. Decís: "por suerte no trabaja y se encarga de los chicos". Ese "por suerte" ¿es realmente así para ella o en realidad le gustaría empezar a dedicarse a alguna cosa que le genere más placer? ¿Está teniendo una vida satisfactoria y plena o sencillamente está dejándose llevar sin demasiado entusiasmo?

Como ves, la relación de pareja es un sistema complejo y lleno de factores intervinientes que se hace necesario revisar para detectar dónde están y dónde les gustaría estar.

Lo que contás sobre las "recompensas o premios", como juego me parece interesante. Si se convierte en un hábito me parece que ha comenzado a ser parte del problema. Se supone que AMBOS disfrutan del encuentro sexual y ambos tienen ganas. Para eso, hay que reconstruir el vínculo y comenzar a hacer algunas cosas de modo diferente. Esto requiere voluntad de ambos, si quieren rescatar y revalorizar su relación.

Da para pensar que si ella prefiere jugar al Tetris que hacer el amor con vos, hay algo en el vínculo sexual (o en la idea de tenerlo) que le está faltando. Es algo para reflexionar entre ambos.

Sería interesante que durante un tiempo, jugaran un poco a cambiar los roles como para cambiar la relación de energías del sistema vincular.

Podría sugerirles incorporarse al grupo de entrenamiento tántrico que estamos armando (hay un grupo para personas mayores de 30 años). Es un espacio de crecimiento y aprendizaje, en el cual el placer es tanto un medio como un fin. Se trata de aprender a vivir de una forma distinta, consciente y placentera y suele resultar muy enriquecedor para las personas y para las parejas. 

También, si les cuesta mucho emprender el proceso solos (o no quieren participar en un grupo) es posible transitar un espacio de orientación profesional para la pareja, donde se trabajan específicamente estos temas y los que necesiten resolver.

Recuerden que siempre para resolver un problema es necesario hacer cosas distintas a las que lo generaron. Si el vínculo de Uds. está sano, es posible trabajar para mejorarlo. Sólo es cuestión de decidirse.

Una relación de pareja SIEMPRE ES DE A DOS. Si las cosas no son satisfactorias para vos muy probablemente tampoco lo sean para ella. Una de las posibilidades es conversar abiertamente con ella para comentarle que estás sintiéndote poco cómodo con la forma en que están produciéndose entre Uds. las relaciones sexuales y que te gustaría proponerle una visita a una especialista para que los acompañe a ver cómo pueden sentirse mejor AMBOS.

Para que las cosas cambien, TIENEN QUE CAMBIAR y para eso hace falta voluntad. Si ella no quiere inicialmente (el proceso es mucho más fácil con la colaboración de ella) podrías comenzar solo a ver si se puede hacer algo para que propongas algunas modificaciones que tengan efectos mutuamente beneficiosos. Cuando una parte del sistema cambia, el sistema completo debe hacerlo.

Uno de los problemas básicos a partir del cual surge todo el conflicto son las dificultades para hablar (la vergüenza). Es muy difícil lograr un espacio de placer compartido y de expansión si les resulta complicado hablar de su sexualidad. Me parece que es uno de los lugares por los que hay que comenzar a trabajar. 

Recuerden que siempre el trabajo se hace desde un lugar de acompañamiento y de respeto, nunca presionamos. Si existe vergüenza, ésta surge de algún lado y hay que darle bolilla, porque si no, GANA ELLA (la vergüenza) y se pudre todo. Siempre funciona así en la psique humana. Si no le damos a la oscuridad o las sombras aquello que necesita, siempre toma ella el poder. 

Ahora lo que está sucediendo en el vínculo de Uds. es que como lo que sucede queda en las sombras (no se habla) gana el malestar y la incomodidad de ambos, porque no pueden comunicarse (y por ende satisfacer) sus necesidades más profundas, las de ambos.

Esta crisis me parece una oportunidad MÁS QUE PERFECTA para dar una vuelta de tuerca y empezar a vivir con más placer y más bienestar. Una pareja (y sus dos integrantes) se merece eso.

Depende de Uds.

Una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor
Cocina afrodisíaca

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"