Ciencia aplicada a la belleza

Desde productos contra las canas hasta investigaciones tendientes a combatir las agresiones del sol, los laboratorios de cosmética persiguen año tras año soluciones no solo para la belleza sino también para la salud en general. Aquí le presentamos algunos de ellos

Belleza de mujer… y por qué no del hombre también

Desde el laboratorio del Centro de investigación Charles Zviak de París -perteneciente a una de las firmas cosméticas más grandes del mundo-, surgen a diario todo tipo de nuevas tecnologías para maximizar los tratamientos de belleza de las mujeres, tanto en relación con la piel como con el cabello.

Allí, hablar de cultivo de piel, tratamientos in vitro para el crecimiento del pelo, o trabajos tendientes a predecir con diez años de anticipación la caída del cabello, es moneda corriente entre sus científicos, que calculan que hasta ahora han lanzado al mercado más de 4.000 nuevas formulas.

El laboratorio realiza todo tipo de investigaciones de punta en temas relacionados con cosmiatría y dermatología, las cuales fundamentalmente se relacionan con el cuidado de la piel y su maquillaje, y del cabello y su coloración.

Para el cabello

El pelo es estudiado desde su fibra, raíz y estructura, con el objetivo de desarrollar productos que ayuden a las mujeres a controlar su crecimiento. En la actualidad, los científicos se encuentran mente trabajando sobre el denominado folículo piloso, que no es ni más ni menos que un órgano autónomo, el cual se regenera hasta 25 veces a lo largo de toda la vida. Lo que intentan, afirman, es lograr que él mismo siga fabricando cabello por medio de la incentivación de ese proceso.

Con respecto al enrulado o planchado del pelo, los científicos afirman haber podido lograr hasta el momento descifrar la fórmula de los rulos, la cual está programada en la raíz, pero sin embargo todavía no saben cuales son las señales que la controlan, aunque sí como está estructurada la misma.

Coloración

Por medio de la técnica de pelo in vitro, los científicos han logrado desarrollar un crecimiento normal del cabello, pero este proceso aún no pudo ser comercializado por el hecho de que, por causas desconocidas, al octavo día se interrumpe la pigmentación del pelo.

Lo cierto es que la pigmentación es clave para que el pelo pueda lucirse en todo su esplendor, y si bien se conoce que en la papila hay una zona de melanina que se transfiere al cabello y le da su color, todavía se está en la búsqueda de descifrar como es su funcionamiento, para poder lograr por ejemplo, algún remedio para frenar el proceso de las canas.

Según afirman desde el Centro, es posible que en los próximos meses aparezca un producto que podrá volver a dar el color de pelo que las mujeres adultas tenían de adolescentes, para que aquellas que no quieren tener canas, pero también tengan problemas de alergia o tolerancia a las tinturas, puedan igualmente lucir un pelo con una atractiva tonalidad.

Piel de ángel

También la piel ha sido desarrollada in vitro. La misma, ha podido crecer en sólo siete días y en diversos tipos de texturas y tonalidades, pertenecientes a las razas europeas, chinas, africanas, tailandesas, etc.

Además, se han desarrollado productos y fórmulas que analizan la acción del sol y de sus nocivos rayos UV, para ver como poder regenerar y prevenir a la piel de tan dañino contacto.

Con respecto a los cultivos, los mismos se reconstruyen utilizando todos los elementos de la piel real, es decir dermis y epidermis, estructura córnea, melanocitos, células de Langerhans.

Respecto a esto último, es decir a las células de Langerhans, los investigadores se enorgullecen de haber sido los primeros en introducirlas en cultivos, lo cual es muy importante para entender las alergias de contacto, puesto que las células reaccionan en el mismo momento en que la piel entra en contacto con ciertas sustancias extrañas, y es allí donde se producen los clásicos ataques de alergia. Por ello, estas investigaciones son también de suma utilidad para poder desarrollar productos hipoalergénicos.

Salud y belleza

Pero el laboratorio no sólo se ocupa de cuestiones estrictamente relacionadas con la belleza y la cosmética. Por ejemplo, en relación con las enfermedades genéticas, se logró reproducir in vitro una rara enfermedad de la piel llamada xeroderma pigmentoso, que afecta a los niños impidiéndoles soportar la luz solar.

En efecto, si estos niños, denominados “Niños de la Noche” se expusieran a la luz del día, morirían incluso antes de llegar a los 18 años. Pero gracias al cultivo, esos chicos no tuvieron que someterse a biopsias, y los oncólogos pudieron asimismo trabajar más en terapias genéticas.

También ha habido grandes avances en desarrollos tendientes a solucionar los problemas provocados por quemaduras, ya que las pieles de cultivo resultaron ser muy útiles para aquellas personas que han atravesado quemaduras muy amplias.

Esto fue así por que se logró incluir células que proporcionaron no sólo elasticidad sino también color a la epidermis, con lo cual la piel implantada no quedaba manchada. Por eso, la compañía ha logrado realizar pieles del mismo color que la del paciente.

Además, los científicos afirman que estos cultivos han sido facilitados a los cirujanos, para poder atender a pacientes de quemaduras severas. La patente fue otorgada sin cargo, ya que los investigadores aseguran que su objetivo es comprender el origen de las manchas en la piel, para luego encontrar productos capaces de quitarlas, pero que todo descubrimiento derivado del mismo, debe también ser útil a una causa importante.

Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmética y cosmetología, haciendo clic aquí.