Aprenda a verificar los tubos del radiador 

Tubos de radiador viejos o agarraderas sueltas pueden causar filtraciones de refrigerante, que provocarán que el motor se recaliente y deba gastar dinero en el mecánico... 

Con el motor apagado y frío, abra el capó de su auto. Encuentre el radiador, que se encuentra por delante del motor, y los dos tubos que salen de él: uno por arriba y otro por abajo del radiador. 

Asegúrese de que el motor esté frío, y presione el tubo encerrado con la mano. Si al presionar siente que el caucho rechina o se agrieta, es hora de cambiar el tubo. 

Luego presione ambos tubos a la vez, si ofrecen demasiada resistencia, la presión del sistema de refrigeración está demasiado alta. 

Revise las agarraderas de las dos conexiones. Si el tubo está mojado o húmedo en esa zona, ajuste las agarraderas o cámbielas, si es necesario. Las agarraderas deben estar bien ajustadas, de modo que sea imposible moverlas o siquiera girarlas. 

Revise que los tubos no tenga filtraciones o extremos desgastados, de ser así deberá cambiarlos. 

Cierre el capó.

Si ha cambiado la bomba de agua o tiene un nuevo radiador, debe cambiar los tubos de radiador que tenía.

Y si quieres aprender a realizar por ti mismo todos esos arreglos que tu hogar está necesitando, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Arreglos del Hogar, haciendo clic aquí.