¡Antes de que suba al autobús!

Ya lo ves, la has perdido... ¿cómo se puede ser tan irresponsable?


Bueno, no te culpes. Quizás la niña ha tenido un poco de ayuda… o quizás te han jugado una broma: