Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Adoptando a un abuelo

Una fundación de Buenos Aires ha tenido la original iniciativa de crear un programa para que voluntarios adopten a personas mayores que vivan en geriátricos.
  
  

No es ninguna novedad que
muchos ancianos que viven en geriátricos y hogares de reposo, necesitan de una
compañía que los ayude a liberarse por un tiempo de las soledades a la que están
condenados. Pero tampoco lo es el hecho de que muchas personas de buen corazón
tengan mucho cariño y afecto para otorgar, sobre todo a quien más necesitan de
ellos.

 Por eso, en Buenos Aires,
la Fundación OVO (Orientación de la Vocaciones y Ocupaciones) desarrolló el
programa “Adoptar un abuelo” destinado a que las personas de entre 18 y 75 años,
puedan canalizar toda su vocación solidaria asistiendo a un anciano.

 Para esto, la Fundación
ofrece un curso gratuito de nueve semanas, en la que se capacita y concientiza a
los voluntarios para tratar con los mayores. Luego, lleva a estas personas a
alguno de los geriátricos con los que tiene convenio (hasta ahora solo ha
logrado conseguir geriátricos en la ciudad de Buenos Aires y Mar del Plata, pero
se estima que pronto serán más), para que allí “adopten” a un abuelo, al cual le
harán compañía una vez por semana, así como en sus cumpleaños, fechas
especiales, y todo lo que este al alcance de los tiempos y medios con los que
cuenten los voluntarios.

 Según afirman los
responsables de la Fundación OVO, en este curso se pone especial énfasis en que
los ancianos que viven en geriátricos puedan recuperar su individualidad y
dignidad. Por ello, los voluntarios también aprenden a respetar toda la historia
y vida propia de los mayores, sin llamarlos a “abuelos” o tratarlos en forma
excesivamente complaciente.

 Al mismo tiempo, muchos
voluntarios han expresado que, gracias a este programa, han podido ganar toda la
experiencia que muchos de los mayores tienen para darle, e incluso la compañía
de una persona que puede reemplazar al abuelo, padre, o adulto que siempre
necesitaron, pero perdieron o no tuvieron.

 El curso es gratuito y
sus clases se llevan a cabo los días sábados a las 17 hs. Si desea contactarse
con la fundación, tanto para tomar los cursos como para,-en el caso de ser
responsable de un geriátrico-, recibir a los padrinos de forma gratuita, puede
llamar al teléfono (011) 4701-6804 o dirigirse personalmente a la Avenida García
del Río 2866 (2° Cuerpo), en la Ciudad de Buenos Aires, entre las 16 a 18:30 hs.