Home > Belleza y estilo > En forma

Yoga

Yoga aéreo, la nueva tendencia en fitness

Te contamos en qué consiste el yoga aéreo, una combinación del yoga tradicional con los columpios

Es la variación con columpios del yoga tradicional. Diseñada especialmente para trabajar la espalda en su totalidad y en profundidad.

Ventajas y características fundamentales del yoga aéreo

· Combina técnicas de circo, gimnasia y artes aéreas

· Los ejercicios en estos columpios especiales brindan mayor flexibilidad, tonificación y coordinación

· Previene la celulitis

· Estimula el aumento y crecimiento capilar

· Aumenta y mejora la concentración

· Trabaja todas las articulaciones

· Todo el cuerpo se encuentra en movimiento

· La relajación es extrema al no tener contacto con el suelo se siente una mayor capacidad de relax y descanso

· Trabaja constantemente la fuera corporal ya que se debe luchar para mantenerse en contra del sentido de la gravedad

· Alivia notoriamente el estrés

· Trabaja profundamente el centro de estabilidad

· Fortalece y mejora el cuerpo para obtener posturas cada vez más complejas

Los columpios se venden en tiendas de deportes, cada vez son más aquellas que los tienen y perfectamente se puede practicar en el hogar.

Ejercicios de yoga aéreo

Hay que comenzar con movimientos suaves:

· Brazos: colocar los brazos por delante de la cinta principal y balancearse una y otra vez hacía adelante y hacia atrás con delicadeza. Los brazos deben estar extendidos.

· Abdomen: sentarse en la cinta, colocar los pies en los extremos de seguridad y extender todo el tronco. Los brazos deben tocar el suelo.

Las piernas deben estar completamente estiradas. Balancearse con cuidado y suavemente. Las primeras veces que se realiza este procedimiento es habitual no tener mucho equilibrio.

· Manos y pies: sentarse sobre la cinta. Dejar caer el tronco y cabeza y agarrarse los pies con las manos. Balancearse con suavidad

· Piernas: sentarse sobre la cinta, dejar caer tronco y cabeza. Estirar las piernas hacia arriba y unir ambos pies. Mantener esta postura unos segundos.

Flexionar una pierna y agarrarla con ambas manos, mientras la otra continúa estirada. Reiterar este ejercicio con la otra pierna.

Estos ejercicios permiten una relajación muy buena y mejoran mucho la circulación. Son ejercicios sencillos que cualquier persona puede realizar sin problemas.

Solo hay que ser prudente y tener cuidado las primeras veces ya que no se estará acostumbrado a la distinta gravedad y al equilibrio que se debe ir adquiriendo de a poco.

Para continuar aprendiendo, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Yoga, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: