Home > > Viajes y turismo

Destinos turísticos

Vacaciones baratas en París

Las vacaciones en París pueden ser muy costosas, pero los que pagan demasiado por lo general no han hecho demasiada planificación. Esta lista de 10 consejos para ahorrar dinero en su viaje está diseñada para estimular su deseo de realizar futuras investigaciones. Comience con estos principios básicos, y realice su viaje de ensueño a París


Si usted siempre ha soñado con disfrutar de la vista de París desde la cima de la Torre Eiffel, no dude en dedicar el tiempo y el dinero necesario para que esto ocurra. Pero si simplemente quiere experimentar la sensación de ver esta gran ciudad desde un sitio panorámico, considere la posibilidad de reemplazarlo por el Sacre Coeur.


Si usted tiene un pase para el Metro, puede tomarlo para llegar a la estación Abbesses, en la línea verde, y caminar unas cuadras hasta el funicular de Montmartre (un tren de dos cabinas). Es manejado por la Autoridad de Tránsito de París, por lo que un billete de metro o una tarjeta “Paris Visite” sirven como pasaje.

Puede dar un paseo por la Basílica, antes o después de admirar la vista. Usted sólo tendrá que pagar una pequeña entrada si quiere subir hasta la parte superior de la cúpula de la Basílica. Por el contrario, subir a la cima de la Torre Eiffel cuesta alrededor de €14 (US$ 17.75) por persona. Otro dato importante: usted pasará mucho de su precioso tiempo de vacaciones haciendo cola en los distintos niveles de la torre.

La Torre Eiffel no es el único lugar en donde puede pasar horas haciendo cola. El Louvre es uno de los mejores y más famosos museos del mundo, y es muy probable que tenga que hacer fila. Lo mismo ocurre en la Catedral de Notre Dame. Usted probablemente quiera visitar los dos sitios, así que planee sus visitas fuera de las horas pico.


Los días de semana por la mañana y por la tarde son momentos en los que hay menos probabilidad de que se formen largas filas en las principales atracciones. Para asegurarse de evitar las filas, visite estos sitios en días de semana por la mañana o la tarde en la temporada baja.

 

Aproveche la temporada baja


La mayor parte de los turistas suelen ir a París durante la primavera y el verano. Si usted está dispuesto a ir a finales del invierno o el otoño, usted puede lograr un ahorro significativo en muchos aspectos.

Esta simple sugerencia puede hacer que muchos viajeros novatos se asusten, “¿ir a París en pleno invierno? Está oscuro y frío en el norte de Europa en esa época del año. Las fotos de la Torre Eiffel van a salir feas, llenas de árboles sin hojas”.


Es impensable, ¿verdad? En un lugar como Costa Rica, el mal tiempo puede arruinar los planes de todos, porque la mayor parte de las atracciones son al aire libre. Sin embargo, en París muchas de las atracciones turísticas son en lugares cerrados: museos famosos, maravillosos restaurantes, los mejores negocios y shoppings.


Los pasajes de avión y las habitaciones de hotel son mucho más baratas durante la temporada baja. ¿Cuánto? Puede variar según el año, pero se pueden lograr descuentos de hasta un 50 por ciento. Como con cualquier otra estrategia, ésta también tiene sus inconvenientes.


El más grande es que algunas de las atracciones cierran para remodelación durante la temporada baja. Asegúrese de chequear que las actividades que usted quiere realizar estén disponibles antes de reservar un viaje fuera de temporada.

 

Considere la posibilidad de sacar un “Paris pass”

No es adecuado para todos los itinerarios. Sin embargo, para algunos turistas el Paris Pass les permite gastar menos dinero, y pasar menos tiempo haciendo filas y más tiempo explorando sitios interesantes.


Si usted sólo va a estar en París por un día o dos, comprar un Paris Pass probablemente no es una buena idea. Usted podrá visitar sólo algunas atracciones, y los precios de todas las entradas no compensarán el costo del pase. Pero si usted va a pasar tres o más días, el Paris Pass le ofrece acceso gratuito a más de 60 museos, galerías de arte, monumentos y otras atracciones. Incluye un pasaje de Metro, una guía de 120 páginas y la posibilidad de evitar las filas para sacar entradas en todo París.


Un pase para un adulto por dos días sale aproximadamente 90 euros, por cuatro días, 130 euros; por seis días, 160 euros. Asegúrese de que los sitios incluidos en el pase coincidan con los de su itinerario: el palacio de Versalles, el Arco del Triunfo, el Museo del Louvre, las Torres de Notre Dame y las Torres de Montparnasse, entre otros.

Visite los mercados parisinos de alimentos

Usted se merece (y su presupuesto también) hacer compras para un picnic en uno de los mercados al aire libre de París.

Los restaurantes en París son un aspecto delicioso y único de su visita. Pero si usted come todos los días en un restaurante, en una mesa con mozos que lo atienden, usted podría terminar con un presupuesto de alimentos muy elevado. Otra experiencia parisina imperdible es ir de compras en los mercados de alimentos al aire libre.


Usted podrá encontrar frutas y verduras frescas, carnes y quesos, jugos, y lo mejor de todo, los deliciosos panes y pasteles franceses. Agarre una bolsa resistente y arme su almuerzo recorriendo puesto por puesto.

 

No todo lo que encuentre será barato, pero es probable que algunas de las comidas compradas de esta manera le permitan ahorrar dinero en sus costos totales de alimentos, sin sacrificar la calidad. Uno puede encontrar estos mercados dispersos por toda la ciudad, pero algunos de los más conocidos son el Marché Mouffetard en la Rue Mouffetard, en el distrito 5 º y el Marché de Saint-Mandé, en el distrito 12.

Buscar barrios baratos

¿Dónde están los estudiantes y los artistas? Muchas veces, en París, encontrar a estos grupos implica también encontrar alimentos o alojamientos a precios razonables.

No todos los artistas se mueren de hambre, y muchos estudiantes viven muy bien. Sin embargo, en algunas ciudades europeas, vale la pena buscar concentraciones de artistas y estudiantes. A menudo gastan poco dinero por necesidad, y los hoteles, hostels y restaurantes a los que acuden les cobran precios acordes.


Los barrios latinos (hogar de muchos estudiantes), Montmartre (cerca de la iglesia del Sagrado Corazón) y Montparnasse (un área tradicionalmente conocida por sus artistas), son conocidos por ofrecer precios más bajos para aquellos que cuidan su presupuesto.


Hay otros barrios por explorar en esta gran ciudad. Como siempre, nunca sacrifique su seguridad o la limpieza simplemente por conseguir precios más baratos. Recuerde que el excelente sistema de metro de París puede llevarlo a Notre Dame o a la Torre Eiffel en pocos minutos.

 

El metro le permite ahorrar dinero

Sí, está lleno de gente, puede resultar complicado, y a veces puede resultar desagradable. Sin embargo, el famoso sistema del metro de París cubre toda la ciudad y le permitirá ahorrar en sus costos de transporte.

La primera vez que vea un mapa del metro de París, usted podría sucumbir ante la confusión y tomar un taxi. Este increíble sistema fue construido durante muchas décadas. Si bien puede resulta algo confuso, la mayoría de los lugares dignos de visitar están a tan sólo unos minutos de una estación del metro.


Tenga cuidado de no confundir a los trenes RER con los trenes del metro. Son sistemas diferentes, que a veces se cruzan en las estaciones principales. Usted necesitará comprar algunos pases para el metro (incluidos en el Paris Pass) y tendrá que tener algo de paciencia hasta descubrir los recorridos, pero el tiempo y el dinero invertido valdrán la pena.

 

Las propinas deben ser mínimas

Los restaurantes parisinos suelen cobrar sumas considerables por sus platos, de modo que las propinas deberían mantenerse en un nivel mínimo, a menos que usted considere que el servicio merece una consideración especial.

En muchos lugares, la mayor parte de los ingresos de los mozos provienen de las propinas. Una propina del 15-18 por ciento en la factura total es lo habitual, a menos que el servicio sea horrible o tan excepcional como para merecer una generosidad aún mayor.

París es una de esas ciudades europeas en donde existe un cargo por servicios, que está añadido a los precios del menú. La gente suele debatir sobre si esto está bien o no, pero esa no es la intención aquí. Le guste o no esta medida, usted tiene que reconocer que ya está pagando una propina en la cuenta total en muchos lugares, y puede dejar un poco de dinero extra si lo desea, como un signo de buena voluntad. Eso es lo que hacen los franceses.

Visite las atracciones gratuitas

Ciertos museos, como el Louvre, son de bajo costo, teniendo en cuenta las maravillas que ofrecen. También hay otros museos menos conocidos, pero también recomendables y otras atracciones que son gratuitas.

En el “Musée Carnavalet”, la historia de París se muestra en 100 habitaciones de dos mansiones renacentistas. Hay exposiciones temporales aquí, en las que habrá que pagar una pequeña entrada, pero este costo por lo general no suele ser demasiado.

Tome el metro a Saint-Paul (línea uno) o Chemin Vert (línea ocho). Estos son sólo algunos ejemplos de atracciones interesantes, pero no tan famosas, para los que no se requiere pagar una entrada. Abundan los
museos gratis, así como otros parques, eventos y catedrales que se pueden visitar en París de forma gratuita.

 

Busque tarifas más allá de París

París ofrece decenas de aerolíneas de bajo costo y una gran cantidad de ciudades cercanas en las que se pueden buscar tarifas baratas. Si los pasajes a Bruselas son baratos, usted debería prepararse para realizar un pequeño viaje en tren.

Yo no pasaría dos horas en un tren para ahorrar $ 20, ¿verdad? Pero si el ahorro es de $75 y se lo multiplica por cuatro (el número de personas en mi grupo de viaje), la decisión cambia. Con un ahorro de $150 por hora, vale la pena realizar un corto viaje en tren.

Este tipo de ahorro no siempre es posible, pero nunca está de más dedicarle unos minutos a comprobar las tarifas de los aeropuertos cercanos. En especia Bruselas, ya que existe un tren de alta velocidad que la comunica con París. Dentro de poco, ese vínculo se extenderá hasta Ámsterdam.

Ambas ciudades podrían ser paradas agradables en su camino hacia o desde París. Ámsterdam, Frankfurt y Londres puede parecer un poco demasiado lejos de París para un viaje en tren, pero no se olvide de las
compañías aéreas europeas  económicas.


A veces, un vuelo de vuelta desde ciudades como Londres o Dublín podría ser significativamente más barato. Esos lugares están conectados con París y con el resto de Europa por una importante cantidad de aerolíneas de bajo costo. ¡Haga su tarea!

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic en el nombre del curso):
 Curso de inglés gratis
 Curso de francés gratis
 Curso de taliano gratis
 Curso de portugués gratis

 Curso gratis de español para Extranjeros

Compartir |

 

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo desarrollar la actitud positiva

Cómo desarrollar la actitud positiva

La actitud positiva es fundamental para el mercado que quiere mantener su liderazgo. En muchos casos, las empresas se destruyen no por una amenaza externa, sino por una actitud negativa de su personal...

Río de Janeiro y sus alrededores: atracciones turísticas

Río de Janeiro y sus alrededores: atracciones turísticas

Comienza por el Corcovado y el Pan de Azúcar, pero no te pierdas todo lo demás que Río tiene para ofrecerte...

¡Hay que meter la pata!!!!!!

Y dejar de ser una víctima para comenzar a vivir realmente

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: