Home > Amor y sexo > Sexualidad

GLBT

Turismo gay en Buenos Aires

A Ibiza, el Caribe y San Francisco, destinos tradicionales de la comunidad gay para pasar sus vacaciones, hoy en día se le agrega Buenos Aires, donde los turistas pueden encontrar un ambiente tolerante, muy buenos precios, una gran oferta cultural y gastronómica, y una activa vida nocturna

Luego de la devaluación que sufrió el peso argentino a principios del 2002, turistas de todo el mundo comenzaron a interesarse por visitar la Argentina, gracias a sus tentadores precios y todas las belleza, tanto naturales como culturales, que ofrece ese país.

Pero hubo un segmento que se destaca especialmente, viajando en proporciones mayores al resto de los turistas a Buenos Aires, la “europea” capital de este país latinoamericano: la comunidad gay.

En efecto, los homosexuales encontraron en Buenos Aires mucho más que muy buenos precios. De hecho, si bien es cierto que el factor económico es muy importante, no menos valiosos son otros aspectos que la comunidad comenzó a encontrar en la Argentina: una amplia tolerancia a su estilo de vida, lugares orientados específicamente a la comunidad homosexual, interesantes puntos turísticos, y por supuesto, una activa y variada vida nocturna.

Además, la inseguridad que provocan los ataques terroristas en vuelos o lugares del primer mundo, sumado a la gran delincuencia existente en otros tradicionales destinos, como Río de Janeiro, provocaron que Buenos Aires sea también elegida por ser una ciudad en la que pueden estar tranquilos.

De hecho, una de las cuestionen que destaca la comunidad, es que es raro ver en Buenos Aires la marginalidad que se puede encontrar en otras ciudades latinoamericanas. De hecho, no es común ver a jóvenes ofreciéndose a sí mismos como “escorts” a cambio de regalos o un poco de dinero, pues de hecho los taxi boys también tienen alto nivel, con lo que suelen ser caros y con un físico muy trabajado.

Según señalan desde la comunidad, todo comenzó con el boca a boca, cuando algunos homosexuales que viajaban al sureño país volvían a sus residencias de Europa o Norteamérica y le contaban a sus amigos sobre las maravillosas discos, museos, hombres, y precios que se podían encontrar en Buenos Aires.

Con el tiempo, los frecuentes viajes de los gay tuvieron un efecto de retroalimentación, pues a los largo de estos años fueron establecidos una gran cantidad de lugares y servicios que prestan una atención especial a la comunidad gay, como guías, hoteles, discos, o paquetes turísticos.

Según señalan los responsables de estos lugares, los homosexuales son un público muy buscado por los servicios de turismo, pues, al no tener hijos que mantener, y contar también con mejores ingresos por ser dos hombres (sabido es que culturalmente se paga mejor el trabajo del hombre que el de la mujer), estas personas cuentan con mayores ingresos y tiempo para destinar al turismo.

Actualmente, existen dos hospedajes que prestan servicios exclusivos a los homosexuales. También existe una “isla gay” en el delta, donde se puede pernoctar, comer asado, tomar mate y té, y tomar clases de tango en un ambiente exclusivamente gay.

Durante la noche, pueden concurrir a las discos gay, y también existen guías de “recorrido gay”, e incluso se pueden encontrar paquetes turísticos especialmente diseñados para la comunidad gay.

Pero más allá de estos lugares y servicios específicos, reservados casi exclusivamente para la comunidad gay, casi todos los espacios turísticos se ganaron la fama de gay-friendly, lo que quiere decir que nadie molesta o increpa a dos hombres que vayan de la mano o estén besándose, o que los recepcionistas de hoteles no tienen inconvenientes para asignar una cama matrimonial a una pareja gay, e incluso saben recomendar lugares específicos para que visiten.

De hecho, a pocos se les pasó el hecho que Buenos Aires fue la primera ciudad latinoamericana en legalizar la unión civil entre parejas del mismo sexo, puesta en práctica a mediados del 2003, y tomada como un claro de signo de la apertura de sus ciudadanos para con los homosexuales.

De todas formas, la mayoría de los miembros de la comunidad saben que, aunque no esté prohibido por la ley, y, como se señaló, no suelan generar fuertes reacciones adversas, las muestras públicas de homosexualidad, como besarse, acariciarse, o caminar de la mano entre hombres, son muy raras de observar, y pueden ser mal vistas.

Recorriendo la ciudad

Los lugares turísticos que suelen elegir para pasear, son los barrios de San Telmo o la Recoleta, junto con los “cruising points”, es decir puntos de encuentro donde pueden conocer gente, como por ejemplo la esquina de Santa Fe y Pueyrredón, el Parque Las Heras, la Reserva Ecológica, la Plaza Pakistán de Palermo y la Ciudad Universitaria.

Para el caso de que se entable una nueva relación con una persona desconocida, la comunidad aconseja como opción más segura ir a los albergues transitorios, en los cuales tienen la obligación de aceptar a las parejas gay y lesbianas, incluso aunque se esté viviendo en un departamento.


Entre las mujeres, todavía no tan extendido

Más allá del auge del turismo gay, las mujeres pertenecientes a la comunidad lésbica, todavía no parecen haberse sumado al auge de Buenos Aires como destino elegido por las minorías sexuales. De hecho, se calcula que por cada diez turistas homosexuales, ocho son hombres y sólo dos mujeres.

Según señalan los operadores turísticos, las causas pueden ser varias, aunque entre las mismas se destacan que los gay prefieren un turismo más organizado, mientras que las lesbianas tienden más a ponerse una mochila al hombro y largarse a recorrer pueblos lejanos de la ciudad y cercanos al verde, buscando gastar, asimismo, el menor dinero posible.

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

El sur tambien existe

Por LUQUE2006


Buenos Aires, Argentina y Gay

Por LUQUE2006


zadakiel

Por ZADAKIEL


mi sensación

Por PARCELA EN EL SUR


belleza es la palabra

Por RONMEZ


kike 88

Por KIKE88


Gracias por compartir este conocimiento

Por RAYOBRILLANTE


Mas notas del autor:

La Redacción

5 cosas que nunca se deben mezclar con alcohol

5 cosas que nunca se deben mezclar con alcohol

El automóvil es lo primero que se nos viene a la mente, pero no es lo único que nunca se debe mezclar con el alcohol...

Cómo invertir tus ahorros

Cómo invertir tus ahorros

Consejos prácticos para multiplicar tu dinero correr riesgos 

Curso gratis de crochet para principiantes

Curso gratis de crochet para principiantes

Te enseñamos a realizar una rosa en ganchillo (o crochet), paso a paso y en forma muy didáctica y fácil

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: