Home > Salud y Bienestar > Psicología

Síntomas y trastornos psicológicos y psiquiátricos

Tratamiento de la depresión con psicoterapia

La psicoterapia, en cualquiera de sus diferentes expresiones, escuelas o enfoques, es parte imprescindible e inseparable de todo tratamiento científico para la curación de la Depresión...

El tratamiento de la depresión

 

No podemos hablar de una psicoterapia encaminada de manera estricta al tratamiento  de enfermedades depresivas. Sin embargo, hay que tener en cuenta un conjunto de medidas terapéuticas básicas que, junto con la farmacoterapia, ven multiplicados sus efectos.

 

Por psicoterapia entendemos todos los tratamientos con base científica, llevados a cabo por profesionales entrenados para realizarlos, utilizando técnicas psicológicas de diferente índole basándose fundamentalmente en la curación a través de la palabra y la acción: tanto para tratar la sintomatología principal que cada caso presenta, así como también, para tratar otros trastornos o condiciones asociadas a ella.

 

Para todo esto, es preciso prestar apoyo al paciente e intentar que comprenda el carácter transitorio de su alteración manejando sus sentimientos de culpa e intentando suprimirlos en la medida de lo posible.

 

Se le debe hacer ver que sus esfuerzos por salir del problema son importantes y necesarios; siendo que sus amistades y familia cuentan con lo que está poniendo en práctica y aceptan que no padece un trastorno por su voluntad.

 

Debemos recordar que muchos pacientes depresivos creen que los demás, el entorno, la familia y/o el terapeuta, piensan que no está enfermo y que sólo se trata de una situación en la que pone en juego todas sus ganas. La auto imagen y la autoestima de estos pacientes suelen estar francamente deterioradas.

 

Por eso mismo, es importante que se trate de trabajarlas y mejorarlas cuando se habla de los aspectos positivos que tienden a la adaptación del paciente o, en otras palabras, a reforzar aquellos comportamientos que ponen de relieve una actitud positiva en relación con la curación y que representan logros mínimos es este sentido. 

 

A la vez, no se debería hablar de ello. O al menos se debería prestar poca atención a los aspectos negativos de la situación.

 

El paciente depresivo tiende a aislarse. En la primera fase del tratamiento, la tendencia al no contacto debería ser hasta cierto punto admitida, ya que puede resultar muy costoso para el enfermo establecer relaciones interpersonales, que en condiciones normales no deberían ser problemáticas.

 

En esta primera etapa no sería conveniente obligarlo a que asista a reuniones ni a eventos sociales.

Una vez pasados los primeros días, si se piensa que la medicación empieza a ser clínicamente efectiva, (de estar el paciente tratado además con medicación), la regla puede invertirse, pues ha llegado el momento de propiciar y potenciar salidas, viajes cortos, reuniones sociales y todo aquello que tienda a una progresión o a una resolución del cuadro clínico y a la restauración de su imagen.

 

Además, es el momento adecuado de gratificarlo afectivamente y reforzar sus logros por mínimos que sean.

 

El tratamiento psicoterapéutico también incluye lo que no se debe hacer. Por ejemplo, insistir en que el paciente ponga en juego una fuerza de voluntad supuestamente indispensable, o alentar en él una actitud dudosa y/o vacilante frente a las vivencias depresivas (de culpa o muerte) que padece.

 

Por lo que sabemos, en la actualidad, se puede afirmar que no existe una indicación estricta de psicoterapia estructurada; ni siquiera en el caso de pacientes depresivos graves. Como se puede observar, esto no significa que solamente la psicoterapia sea intrascendente; al contrario, se ha remarcado la interacción altamente positiva de la misma.

 

De lo que se trata, es de conseguir el punto medio en que las medidas psicoterapéuticas actúen realmente de manera potenciadora junto con la psicofarmacoterapia sin que se conviertan en un problema 8de tiempo, económico o de complicación psicológica) que se añada a la alteración afectiva.

 

Estos pacientes a veces, realizan acciones que los hacen sentir aún más deprimidos, seguramente, porque nadie les pudo enseñar cómo hacer las cosas de otro modo; una parte importante de la terapia, es aprender a cómo hacer las cosas de otra manera.

 

En cualquier caso, ante la menor duda, la mejor opción sería acudir a un especialista permitiendo así evaluar la modalidad y el tratamiento adecuado para lograr el bienestar de cada paciente.

 

Para finalizar creo que sería interesante pensar que la depresión es una evidente alteración de la capacidad para captar, sentir y manifestar los afectos. Acompañando al paciente, junto con la medicación y la ayuda de psicoterapia puede lograrse una favorable recuperación en la mayoría de los casos...


Para saber más sobre el tratamiento de la depresión, inscríbete ahora en nuestro curso gratis Prevención y tratamiento de la depresión. Un completo curso, de utilidad tanto para profesionales como para pacientes y sus familiares. 

 

Eleonora Acerbi

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Busca la Causa de tu Depresión con un Psicólogo ...PERO SI ES POR AUTOESTIMA O POR SOBREPESO O DELGADEZ Te Puedo Ayudar

Por SANDRY0716


Mas notas del autor:

Eleonora Acerbi

La Depresión no es una sola, ni afecta a todos de la misma manera

La Depresión no es una sola, ni afecta a todos de la misma manera

Y la Depresión también es un Trastorno Afectivo en situaciones traumáticas...

Síntomas de la depresión

Síntomas de la depresión

La depresión puede manifestarse de diversas e inéditas formas: entre ellas:

Depresión y psicoterapia

Depresión y psicoterapia

Los tratamientos psiquiátricos han consistido básicamente en terapia farmacológica con los beneficios y efectos iatrogénicos que conlleva esto y psicoterapia individual, grupal, familiar y/o de pareja...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: