Baños anti-estrés

¿Quieres relajarte y mejorar el aspecto de tu piel al mismo tiempo? Un buen baño de inmersión es la respuesta, si conoces estos pequeños secretos:

El momento del baño es para muchos el único momento de relajación del día. Con unos minutos basta para renovar la energía y sentirse más liviano.

“Los baños relajantes son muy sencillos de preparar, combinados con la atmósfera adecuada puede ser un instante de real contacto con el ser interior”, comenta la esteticista española Azucena López Marciano.

Cómo lograr un ambiente propicio:

· Elegir una música tranquila y movilizante.

· Decorar el cuarto de baño con velas aromáticas. “Las velas con fragancia a vainilla son ideales para baños de inmersión”, aconseja la especialista.

· Seleccionar los aceites y sales. “Hay mucha variedad y teniendo en cuenta las preferencias de los clientes se optará por un aroma intenso o más suave”, sostiene López Marciano

· La luz y la sombra es otro factor a tener en cuenta para el momento del baño. “Es mejor que el lugar esté tenue ya que relaja la vista, las sensaciones y suaviza los dolores de cabeza producidos por la tensión.

Se puede contar con el recurso de las velas que le da una sensación de calma y tranquilidad y también sirve para un momento romántico”
, recomienda la esteticista.

Ventajas de los baños de inmersión:

· Se logra hidratar de mejor manera la piel

· La combinación del agua tibia, esencias, aromas y velas disminuye notablemente la sensación de estrés.

· Los problemas óseos, reumáticos y de la piel se ven reducidos

· Se disminuyen las afecciones provocadas por la psoriasis, mordeduras de insectos y hongos

· Desinflamación de articulaciones

De qué modo preparar un baño relajante:

· Llenar la bañera con agua tibia

· Añadir una taza de sal y las esencias seleccionadas

· Sumergirse en el agua durante media hora si es posible.

Aceites ideales tras un largo día de trabajo:

Los baños de inmersión combinados con esencias especiales pueden lograr el efecto deseado de relajación y calma. Cuáles son los indicados para lograr esta instancia:

· Lavanda

· Rosa

· Pachulí

· Romero

· Pino

· Bergamota

Los aceites, geles y sales se pueden conseguir en las tiendas especializadas de estética y también en herboristerías.

“No hay que perder la oportunidad de probar un buen baño de inmersión a la semana para poder notar los efectos positivos que se sienten en el cuerpo y también en el estado de ánimo”, relata la esteticista.

Hanan – Consultora de belleza natural, es autora de "Alimentos para la belleza", que te enseña cuáles son los Potenciadores de belleza GRATUITOS que están en y cerca de tu cocina. ¿Un sustituto del Botox a $0.50? Sí, y más…