Home > Vida cotidiana > Hogar y decoración

Cuartos, muebles y accesorios del hogar

Organizando la cocina

Ella no sabe donde poner las cosas, él no sabe donde encontrarlas... o viceversa.Esta escena cotidiana en todas las cocinas puede ser cosa del pasado si sigue nuestros consejos.

Lo primero es lo primero: para que las despensas de su cocina estén organizadas, es necesario comenzar de cero.

En primer lugar, se debe vaciar cada rincón de la despensa moviendo todos los artículos que allí se encuentran, sea poniéndolos en cajas o bien trasladándolos a algunos estantes cercanos.

Luego, será tiempo de limpiar todos y cada uno de los rincones de la despensa, pasándole un paño seco.

Una vez hecho esto, deberá planificar un nuevo tipo de uso para la despensa. En este sentido, sería importante que se tome algún tiempo, previamente, para pensar cuales serán sus principales necesidades de uso, antes de empezar.

Más adelante, deberá elegir que parte de la despensa corresponderá para el almacenamiento principal, y que parte se destinará al secundario. Si es posible, el lugar destinado al almacenamiento principal debería estar siempre a la vista y bien a mano, ya que allí se guardarán los artículos utilizados más a menudo.

Luego, deberá clasificar cada uno de estos almacenamientos por artículo. Por ejemplo, utilice un estante sólo para los enlatados, otro para los alimentos no perecederos, otro para los artículos de limpieza, y así.

De todas formas, tenga muy en cuenta almacenar todos los productos de limpieza bien separados de los alimenticios, y fuera del alcance de los niños pequeños.

Haga lo mismo si guarda algunos medicamentos de uso cotidiano en la cocina (recuerde guardar en la heladera los que necesitan frío).

En este caso, controle con regularidad la fecha de vencimiento de los medicamentos, y guarde en alguna caja o recipiente de cualquier tipo los medicamentos que estén sueltos (blisters de pastillas, por ejemplo), las jeringas o dosificadores (que se usan para administrar los jarabes a los niños), las curitas o bandas autoadhesivas, etc.

Asimismo, debería marcar cada uno de estos lugares que ha clasificado, por ejemplo poniéndoles a cada uno de ellos un cartelito que de cuenta de su contenido.

Ahora sí, podrá comenzar a llenar la despensa colocando los artículos que había separado, en el nuevo lugar que les ha asignado.

Mientras vuelve a llenar la despensa, confeccione dos listas. La primera tendrá que ver con las compras de los artículos que necesita, mientras que la otra se compondrá de ideas para agregar nuevos contenedores, bandejas, o como ordenar el exceso de mercadería, todo ello con el objetivo de hacer su despensa más útil.

En este sentido, siempre será importante que coloque todos los artículos pequeños, como los caldos de sopa, dentro de una pequeña caja o un contenedor plástico, con el fin de mantenerlos juntos.

Tenga en cuenta también destinar los estantes más bajos para el almacenamiento de papel, colocando todas las servilletas, toallas de papel, y papel higiénico juntos.

También en los estantes más bajos, o incluso en el piso, mantenga todos los artículos pesados, como las botellas de agua, gaseosas o sodas, o vino.

En un envase o recipiente metálico ponga todos los objetos punzantes que guarde habitualmente en la cocina: tijeras, agujas, alfileres, etc.

Guárdelos lejos del alcance de los niños pequeños, de una manera que no corra riesgo de caerse al abrir la puerta de la despensa, y con un cartel o leyenda pegado... que le recuerde no meter la mano adentro sin mirar.

Para el caso de que le quede algún lugar libre en la pared, dentro de la despensa, considere colgar algunos ganchos para los repasadores, escobas, carteles u otros artículos útiles que le ayuden a organizarse.

Si guarda papeles (recetas, teléfonos y menúes de deliverys de comida, etc.) busque folios o carpetas en los que pueda guardarlos en forma organizada, para encontrar rápidamente lo que busca, y para que la acumulación de papel no le ocupe espacio de más e impida la apertura de cajones y puertas.

Si no pudo dejar todo de forma ordenada, considere quitar algunos artículos secundarios, para almacenarlos en otra parte. Por ejemplo, los artículos que sean sólo de papel podrían guardarse en el garaje, o muchos bultos cerrados de comida no perecedera en el sótano de la casa.

Asimismo, no dude en desprenderse de los alimentos o los artículos viejos que nunca volverá a utilizar.

De todas formas, el re-almacenamiento de su despensa no finalizará en cuanto termine de reacomodar los artículos. Por el contrario, deberá intentar reorganizarla siempre que pueda, aunque especialmente en los momentos en que se pueda concentrar.

Y si quieres aprender a realizar por ti mismo todos esos arreglos que tu hogar está necesitando, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Bricolaje y Arreglos del Hogar, haciendo clic aquí.

 

Lynn Vázquez M.

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Muy buena nota

Por ANABONITA


organizando la cocina

Por EDELVI MEDINA


Cocina y despensa

Por ANYTA-2003


Mas notas del autor:

Lynn Vázquez M.

¿Qué forma tiene tu cuerpo?

¿Qué forma tiene tu cuerpo?

Saberlo te ayudará a elegir las prendas que mejor te harán lucir

Los vestidos naturales, una opción para toda ocasión

Los vestidos naturales, una opción para toda ocasión

La sensualidad es un tesoro al que se persigue continuamente, ya que el mapa que guía a su encuentro va variando constantemente. Los diferentes estilos de vestidos casuales que están de moda, son la mejor variante para llegar a él, el tesoro, la sensualidad...

Trikini, ¿sí o no?

Trikini, ¿sí o no?

Hacía tiempo que una prenda para la playa no suscitaba tanto interés... y dudas como la trikini. Te contamos todo lo que tienes que saber antes de decidirte

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: