Home > Dinero > Emprendimientos

Motivación

La frustrada decisión de los cangrejos

¿Predicas con el ejemplo? ¿O tu lema es: "haz lo que yo digo pero no lo que yo hago"?

Hubo una reunión muy importante, la reunión de los cangrejos. Acudieron de todos lados, desde mares pequeños de aguas tranquilas, hasta de océanos agitados. Aún aquellos que vivían en los ríos contaminados mandaron a su delegado.  

El viejo cangrejo tomó la palabra y dijo: “Amigos míos, hemos venido haciendo algo que se ha constituido en un mal ejemplo para el resto del mundo. Es una costumbre que tenemos que cambiar”.

Un joven cangrejo de río no pudo reprimir la curiosidad, y preguntó: “¿Y cuál es esa costumbre?” El anciano cangrejo tomó de nuevo la palabra y continuó: “Se los diré sin rodeos. Debemos de dejar de caminar hacia atrás. Todos nos ponen de ejemplo negativo y hablan de nosotros como retrógradas”. 
 

Un cangrejo colorado que venía de muy lejos preguntó: “¿Y qué propones para remediar el nocivo ejemplo que damos?”. El anciano cangrejo tomó de nuevo la palabra: “Seré realista. Para nosotros ya es muy difícil cambiar.

Pero para los cangrejos niños será más fácil. Yo propongo que sus madres les enseñen a caminar hacia adelante”. En esta forma quedó instituido que todos los cangrejos que nacieran de ese momento en adelante, serían instruidos por sus madres para caminar  hacia adelante. 
 

Las mamás les decían a sus cangrejitos cómo debían caminar, pero ellas mismas continuaban caminando hacia atrás. Después de unos meses, en la siguiente reunión, el anciano cangrejo que siempre decía la verdad admitió:  

“La ley que hemos propuesto no funciona. Y no funciona porque no hemos predicado con el ejemplo, y lo cierto es que no podemos pedir a los demás que hagan lo que nosotros no hacemos”. 
 

La historia dice que esa es la razón por la que los cangrejos siguen caminando hacia atrás. Y la lección que se desprende de este simpático cuento infantil nos dice a nosotros que los demás prestarán más atención a lo que hacemos que a lo que decimos.

Todos aquellos que estamos en un puesto de liderazgo, como padres, maestros, supervisores, gerentes, dirigentes políticos, religiosos o gremiales, debemos comprender a fondo esta indiscutible verdad. Como decía William James: “Lo que haces habla tan fuerte que no deja oír lo que dices”. 
           

LO NEGATIVO: Pensar que para influir en los demás, bastan nuestras promesas y nuestras palabras.

LO POSITIVO: Comprender que siempre acabamos predicando con el ejemplo.  

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

 

Emilio Santamaría S.

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Emilio Santamaría S.

Desactive su propia bomba

Se notaba un ambiente tenso en la sala de operaciones. Una mujer vietnamita era intervenida. No solamente estaban los doctores, las enfermeras y el anestesista de rigor. Había dos personas más...

Las manos de Dios

Me encontraba en Guadalajara, la hermosa ciudad mexicana, como orador asociado del célebre Og Mandino. Esa noche, le escuché la historia de Las Manos de Dios...

Lo más valioso bajo el sol

Aumentando nuestra autoestima con cada cosa que hacemos

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: