Home > Salud y Bienestar > Medicina

Enfermedades y síntomas

Fatiga vocal: cuando hablar es un esfuerzo

Hay momentos en las que hablar mucho se vuelve un problema. Los profesionales que la utilizan suelen padecerla dado el esfuerzo constante de su aparato fonador.

En la sociedad en la cual vivimos, nos vemos obligados a enfrentar en la vida diaria diversas dificultades como la competencia, el temor al fracaso, el aislamiento emocional, la desconfianza, las que nos llevan a un estado de tensión, y nos fuerzan a generar mecanismos de defensa para no ser meras víctimas.

Esto trae una nueva exigencia al sistema nervioso, que muchas veces el hombre actual no puede elaborar, creándose trastornos psicológicos que en algunos casos se somatizan, y provocan la disfunción de uno de sus órganos más lábiles, en este caso la Laringe.

Las características de la patología vocal



La fonastenia es el estado en que disminuye la fuerza vocal, tanto la voz hablada como la cantada, y puede reconocerse porque presenta diversos síntomas: los "subjetivos" que tienen que ver más con las sensaciones, como la picazón, el ardor, la sensación de un cuerpo extraño que provocan la tos y el carraspeo; y los "objetivos" como la reducción de la fuerza vocal.

Al enfermo de fatiga vocal, se le altera el timbre, se le debilita la voz, y cualquier esfuerzo se le torna excesivo. El profesional de la voz, tiene conciencia que realiza esfuerzos en la emisión vocal pero lo hace para mejorar su técnica de trabajo; en cambio el enfermo se fatiga, debe realizar un esfuerzo para hacerse entender; tiene una sensación subjetiva de "voz sin fuerza". No puede sostener una conversación tanto tiempo como antes.

A veces se recupera luego de un período de reposo vocal, pero la sintomatología es cada vez más marcada a medida que continúa hablando.

La fonastenia es una enfermedad que afecta especialmente a: los docentes, los actores, los cantantes, los predicadores, los locutores, los dirigentes políticos o sindicales, los empresarios, los encargados de relaciones públicas, los rematadores, y otros, es decir, a profesionales con actividades eminentemente vocales. De ahí que su gravedad no depende tanto del trastorno en sí como de las necesidades laborales del individuo.

En el padecimiento de este mal se pierde el rendimiento útil de la voz laboral, lo que lleva a una intranquilidad y preocupación del paciente, a la pérdida de confianza en sí mismo y a tener sentimientos de minusvalía.

Tal vez sean los docentes, desde los que atienden clases infantiles hasta los que actúan en la cátedra universitaria, quienes estén más expuestos a la fonastenia.

Los factores causales


Entre las causas de fatiga más comunes, encontramos: la rutina, la ansiedad, la tensión nerviosa, el ruido, las vibraciones, y la falta de pausas adecuadas al hablar durante el trabajo, muchas son producto de la vorágine de la sociedad actual.

A veces, se detecta una técnica vocal deficiente y, en muchos casos, un uso excesivo de la voz en tiempo.
En definitiva, la mayoría de los que van a dedicarse a una profesión o actividad en la que deberán hablar con frecuencia y prolongadamente, desprecian la sobrecarga vocal que les espera.

El enfoque terapéutico

En este sentido, será importante por parte del foniatra y el fonoaudiólogo, establecer una buena relación con el paciente, de modo de crear un clima de comprensión y simpatía que ayudará a la recuperación.

Se deberá enseñar al fonasténico a emplear una economía natural en aquellas funciones parciales que participan en la emisión de la voz.

En una palabra, habrá que ayudarlo a poder normalizar la voz. Asimismo, a través del logro de tonos, de efectos melódicos y de matices, se contribuirá a mejorar el rendimiento vocal de acuerdo con sus necesidades.

¿Te han dicho que debes dejar de fumar, pero no sabes cómo lograrlo?
Comienza por nuestro curso gratis para Dejar de fumar. Inscríbete ahora haciendo clic aquí.


 

 

Graciela Toledo

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

marcelo

Por CHAGUAYI


el elixir de la eterna juventud

Por TAUMATURGO


Agradecida por este tema

Por MARIGE


Muy interesante

Por GERUSA


Mas notas del autor:

Graciela Toledo

Audífonos: ¿Cuándo debemos usarlos?

Audífonos: ¿Cuándo debemos usarlos?

Y, ¿por qué escuchamos menos?

La exposición al ruido y la hipoacusia

La exposición al ruido y la hipoacusia

No todas las personas que viven expuestas a altos niveles de ruido padecen de hipoacusia (disminución de la capacidad de audición) como consecuencia.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: