Home > Salud y Bienestar > Psicología

Mujer

Equidad, cuestión de género

Ninguna escapa a la discriminación, solo que algunas se convierten en Superniña; son las que corren con el celular pegado en el oído y el trajecito sastre impecable a comprar la harina impalpable para la torta de sus mellizos...

El género no es el sexo, sino el conjunto de significados y mandatos que la sociedad le atribuye al rol femenino y al masculino en un determinado momento histórico y social, indicándonos una supuesta forma ideal de ser hombre o mujer.

Por ejemplo: el mundo laboral se divide en un ámbito privado y otro público; a la mujer (la que durante las guerras tuvo que ir a la fábrica y a la empresa a reemplazar al hombre) se la condenó siempre a la invisibilidad del trabajo doméstico, a ser la proveedora obligada de servicios indispensables pero gratuitos.

Lo femenino es definido aún como el territorio de lo emocional, de lo silenciado (de allí que tantos abusos de distinto tipo  se realicen dentro del  perímetro de lo privado), y todo lo que tiene que ver con la reproducción humana (la mujer debe ser madre y el embarazo es su estado de perfección bíblica, su finalidad natural). 

Ninguna escapa a esta discriminación, solo que algunas se convierten en Superniña; son las que corren con el celular pegado en el oído y el trajecito sastre impecable a comprar la harina impalpable para la torta de sus mellizos.

El arquetipo viril nos presenta un hombre proveedor de bienes materiales,  productos culturales y de la sexualidad. El varón  pertenece al sector de lo público, en síntesis, detenta el poder. Para él es “la calle”.

Hoy, aún el inconsciente colectivo sigue atribuyéndole a la mujer el rol doméstico por excelencia, a través de representaciones sociales y psíquicas que las inclinan desde que nacen para desarrollar ciertas potencialidades e inhibir otras.

De allí también la idea estereotipada de que la mujer es sensible, dócil, emotiva, y  el hombre es racional, duro y no llora.

Por eso las telenovelas son para ellas y se emiten en horario vespertino, ya que por la noche llega el hombre para el cual el hogar es un lugar de ocio, no así para la mujer que “sigue estando en su ámbito laboral”.

Pero las necesidades sociales que motivaron el acceso de la mujer al mundo de la producción demostraron que ellas son más versátiles y eficaces  que los varones. Por otra parte la desocupación generó nuevos “amos de casa” resignados a aceptar que la representación de la masculinidad ya no se asienta en el afuera.

En este caso, algunos matrimonios sucumben  cuando les resulta intolerable asumir los nuevos roles  El varón se deprime porque deja de ser el proveedor y la mujer a veces lo fustiga y lo desvaloriza. La dama no puede admirar ahora a su Cid Campeador porque lo ve planchar la ropa y cocinar el bizcochuelo mientras ella vende seguros de vida. 

Hoy más que nunca la dicotomía masculino/femenino propone una nueva dramática en la que cada uno debe aceptar, compartir, negociar, respetar espacios, contener y sobre todo, amar de veras al otro y al vínculo logrado. O de lo contrario seguir siendo parte de un ejército de liberados pero tristes, y demasiado solos y solas.

¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.

 

Luis Buero

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

todo empieza en la casa

Por OMMELKA


Equidad de género, tema de debate.

Por IRIS BEATRIZ FONSECA


las responsables en gran parte NO somos solo las mujeres....

Por


excelente nota

Por OMMELKA


MMM!!! LUIS BUERO UN ARTICULO FANTASTICO

Por


Mas notas del autor:

Luis Buero

¡Desconfiamos de sus compañeros solteros!

¡Desconfiamos de sus compañeros solteros!

O... ¿existe la amistad entre el hombre y la mujer?

Receta para tratar a un hombre con pánico a no poder

Receta para tratar a un hombre con pánico a no poder

¿Alguna vez te preguntaste "y si no puedo", "y si hago un papelón"?

Magoya creó el call center

Magoya creó el call center

Cuando yo era chico y alguien se quejaba por algo, nunca faltaba un cómico que le respondiera con un: “que te lo solucione Magoya”. O si no un: “andá a reclamarle a Magoya”...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: