¿Qué es la sofrología?

Conozca en qué consiste este método terapéutico, y cómo podría ayudarlo.
  
  

La
Sofrología es un método que estudia la conciencia humana y los valores
existenciales del ser. 
Etimológicamente: Estudio de la Conciencia en Equilibrio. Del griego SOS: Armonía,
equilibrio, PHREN: Consciencia, mente, LOGOS: Estudio, tratado.  
Sirve para establecer el equilibrio cuerpo-mente, y el término fue creado por
el Médico Neuropsiquiatra Dr. Alfonso Caycedo, en 1960 en Madrid (no lo registró
hasta 1970, por lo que se dio lugar a un gran intrusismo y/o plagio de las técnicas
sofrológicas por parte de profesionales, muchos relacionados con la medicina).
Desde entonces la verdadera técnica es designada SOFROLOGIA CAYCEDIANA. Mediante
procedimientos vivenciales propios y originales, utiliza la RDC (Relajación Dinámica
de Caycedo) que está especialmente diseñada para el desarrollo del
individuo. 
Su objetivo es el desarrollo de la conciencia serena. La RDC, utiliza técnicas
de relajación física y mental, estrategias de respiración y estrategias
personalizadas para que la persona utilice en su vida cotidiana, mejorando así
su calidad de vida y la de las personas que le rodean.

Es
empleada en Medicina y en Ciencias Humanas: En enfermedades crónicas para que
el paciente soporte mejor su situación, preparación al parto, aceptación del
retiro, “síndrome de nido vacio”, soledad, trastornos de ansiedad, del
estado de ánimo, angustias, fobias, insomnio, pérdida de memoria, soporte para
familiares de enfermos, etc.
Además de su aplicación clínica se emplea a nivel:
– pedagógico: mejora de la concentración, seguridad en uno mismo, refuerzo y
aumento de la memoria, mejor rendimiento en pruebas como oposiciones, exámenes
y entrevistas), 
– deportivo:
se ha demostrado su eficacia en la preparación de atletas de alta competición,
a nivel de campeonatos olímpicos, golf, etc.
– empresarial 

La RDC es el método básico de la Sofrología. Utiliza un método inicialmente
inspirado en técnicas orientales como yoga, budismo y zen adaptadas a las
necesidades occidentales. La RDC, consta de 12 grados con estrategias psicofísicas
y técnicas de imaginación que facilitan la toma de conciencia del cuerpo, la
mente y los estados emocionales. La práctica regular del método fomenta la
serenidad, el desarrollo de las capacidades intelectuales y del esquema
corporal, las habilidades sociales, la creatividad, la intuición y los valores
existenciales del ser.

En
el primer grado se trabaja el momento presente de la vida,(posteriormente el
futuro y por último el pasado) regulando la toma de conciencia del esquema
corporal, mejorando la autoestima, la fuerza de voluntad, la atención y la
concentración. También se consigue la relajación corporal y el control de la
respiración en cualquier situación, lo que ayuda a prevenir enfermedades
psicosomáticas y posibilita el manejo del estrés.

El
segundo grado (mental) y tercero (integración cuerpo-mente) promueve la toma de
conciencia de los procesos sensitivos, cognitivos y emocionales.

El
cuarto grado sirve para tomar conciencia y desarrollar los valores existenciales
del individuo.

En
los grados 5 a 8 se profundiza en la toma de conciencia de la energía vital
presente en el ser humano.

En
los grados 9 a12 se aprende a poner en práctica los valores conquistados.

Cada
grado puede constituirse como un método. Las técnicas en las que se enseña la
autoaplicación evitan la dependencia con el terapeuta.

La
práctica del método aporta una disposición mental que vuelve al individuo
sano o con alguna patología, menos receptivo al estrés y las agresiones
cotidianas físicas y psíquicas, y desarrolla capacidades intelectuales. 
El método sofrológico se practica en grupo o en sesiones individuales, bajo la
dirección de un sofrólogo cualificado. La participación de la persona en su
propia terapia es esencial, y supone para el individuo un aprendizaje consciente
y sincero compromiso por su bienestar para toda la vida.
Toda
acción positiva sobre no importa qué parte de la conciencia tiene una
repercusión positiva sobre la totalidad del ser.

Con
las técnicas apropiadas se trabajan estructuras básicas, como son las
sensopercepciones, la afectividad, las emociones, el pensamiento creativo y la
reflexión, activando siempre la parte positiva de cada una de ellas.

La
sofrología NO es:

-Hipnosis:
la hipnosis utiliza técnicas sugestivas y el individuo dependiendo del
hipnotizador no es en ese momento persona libre y conciente.

-Otra
técnica de relajación: La Sofrología utiliza las técnicas de relajación
como medio no como fin. Su objetivo es la conquista de una forma de conciencia más
positiva, más consciente de sus valores y de los valores de los demás.

-Psicoanálisis:
La Sofrología estudia la conciencia, no el inconsciente.