Home > > Viajes y turismo

Consejos para el viajero

Dar propina en Europa, ¿sí o no?

Dar propinas en Europa podría ser muy distinto a lo que se acostumbra en tu país de origen. Aquí te contamos todos sus secretos...

"Gracies per la propina..."

Dar propina en Europa no es un acto automático y de pautada generosidad como ocurre en la mayoría de los países americanos.

Si estás acostumbrado a dar propina según tus recursos, según tu propia filosofía, según las circunstancias, o según cómo te han servido, este artículo te será más que útil —y si no estás pensando en viajar, de todas formas lo encontrarás muy interesante—.

Teniendo en cuenta la gran cantidad de países que componen el continente Europeo, suena lógico que las costumbres en cuanto a la propina varíen de una nación a otra. No obstante, se pueden precisar algunas reglas generales. 

En los restaurantes, revisa el menú para ver si el servicio está incluido en el precio. Si no es así, una propina de entre el 5% y el 10% será normal —observa la información detallada más abajo—. Para los taxis, redondea hacia arriba la tarifa del contador electrónico. 

Dejar propina por un servicio especial es algo optativo. Es algo muy considerado dejar una propina de algunos Euros a alguien que es capaz de mostrarte una vista especial, por ejemplo, de las tumbas etruscas.

Los guías que dan charlas en lugares públicos o sobre autobuses o embarcaciones, con frecuencia, suelen extender sus brazos ofreciendo las palmas de sus manos una vez finalizadas las charlas.

Si ya has pagado por el tour, no des una propina extra —si sientes que debes hacerlo, un euro o dos serán suficientes por un trabajo bien hecho—. 
 

En cuanto a los hoteles, si lo deseas, puedes dejar un Euro al portero por cargar tus valijas y, al final de la estadía, dejar un par de Euros en la habitación para el servicio de limpieza por haber mantenido las cosas en orden.

En general, cuando alguien en la industria de los servicios hace algo extraordinario por ti, una propina de unos pocos euros será apropiado —aunque no indispensable—.
 

Cuando tengas dudas, pregunta. Los franceses y los ingleses generalmente dan propina a los peluqueros, aunque los daneses y los suecos no suelen hacerlo.

Si te sientes confundido en cuanto a si dar propina o no por un determinado servicio, pregunta al personal del hotel y ellos sabrán indicarte en forma apropiada. 

Dejar propina en restaurantes 

Las propinas en los restaurantes son más modestas en Europa que en América. De hecho, en Europa una propina del 10% es una buena propina —en América posiblemente te estarían mirando ofendidos ante semejante muestra de avaricia—.

Si provienes de un país con una economía dolarizada, guarda tus verdes en el bolsillo. Por un tema de principios —cuando no de economía—, la moneda local debería prevalecer.  

El tema de las propinas es una cuestión a ser tenida en cuenta únicamente en aquellos restaurantes que tienen mozos y camareras. Si ordenas comida en el mostrador —en un pub, por ejemplo—, no des propina. 

Por lo general, una cartilla de menú, en cualquier país, dejará en claro —en la parte inferior de la misma— si el servicio está incluido. Por ejemplo, un menú italiano dirá: “Servizio Incluso”.

En esta caso, los cargos del servicio de, aproximadamente un 15%, estarán incluidos en el precio del menú o serán agregados en forma automática al importe de tu factura.

Cuando el servicio de mesa se encuentra incluido, no necesitas dar propina alguna, aunque si te sientes verdaderamente halagado y feliz con el trato que has recibido, podrás dejar unos euros sobre la mesa.
 

Si la cartilla del menú deja en claro que el servicio no está incluido —por ejemplo, en Francia, “service non compris” o “s.n.c.”—, calcula una propina de entre el 5% y el 10% redondeando hacia arriba o dejando el vuelto de tu pago. 

Comúnmente, suele ser mejor dar la propina mientras abonas la cuenta al mozo que dejarla sobre la mesa, sobre todo cuando los lugares están atestados de gente y en los que cualquier vivillo tiene la posibilidad de llevarlos a su bolsillo.

En las culturas germanas, en lugar de dejar físicamente una propina sobre la mesa, se considera que la acción más discreta y clásica es decir al camarero cuánto debe guardarse en el momento de pagar la factura.

Por lo tanto, si la factura asciende a
78 euros, puedes darle 100 euros a la vez que le dices: “85”. Recibirás 15 euros de vuelto y te sentirás un buen europeo.

En algunos lugares, como Italia, es mejor dar la propina en efectivo incluso cuando pagas con tarjeta de crédito. De lo contrario, la propina podría nunca llegar a sus manos.

Siguiente: Dar propina en Alemania, Austria o República Checa

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

DEBE SER VOLUNTARIO ADEMAS ES AGRADECIMIENTO....QUIERES GANAR DINERO EXTRA??? WWW.EXITOYFORTUNA,COM

Por GANA$$EXTRA


Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo hacer lámparas con canicas: video paso a paso

Cómo hacer lámparas con canicas: video paso a paso

Este video te enseñará una manera fácil de hacer lámparas con canicas y vasos comunes

Conociendo gente en un nuevo ámbito

Conociendo gente en un nuevo ámbito

¿Acaba de mudarse a una nueva ciudad y no conoce un alma? ¿Comenzará mañana un nuevo trabajo? ¿Piensa que a su edad es imposible hacerse de nuevos amigos?

En realidad, hacer nuevas amistades no es una tarea sencilla, pero tampoco tan difícil como algunos piensan.

En efecto, una vez que usted se mude lejos de su antigua y familiar vecindad, comprenderá porqué la gente suele vivir y morir en la misma ciudad natal. Para ponerlo de una manera más directa: usted entenderá porqué la gente por lo general no se suele mudar ni tiene deseos de cambiar de locación.

Pero usted pertenece a esa raza de aventureros de alma y ha decidido (o no tuvo más remedio, por ejemplo por un trabajo) mudarse lejos, una opción sin dudas muy valiente. Ahora que acaba de desempacar y ordenar todo, se da cuenta que no conoce ni a una sola persona en el área. ¿Cómo comenzar, entonces, a hacer nuevos amigos y compañías?

En primer lugar, debe tomar la decisión de salir y comenzar a socializar. Sea usted tímido o extrovertido, necesitará empezar a tener lazos cercanos y confiables que le ayuden a desarrollar una vida más sociable.

A continuación, le ofrecemos algunas sugerencias para empezar a conocer gente. Algunas tienen que ver con el simple hecho de socializarse, mientras que otras le orientarán para conseguir algo más que meros conocidos...

En el trabajo


Intente familiarizarse con la gente también fuera del mismo trabajo. Si usted oye que sus compañeros irán a tomar algo después del trabajo, trate de insertarse al grupo gradualmente. No hace falta que desde el primer día intente hacer esto, pero al cabo de un tiempo sería bueno que los conozca fuera del ámbito laboral. 

Dígales que es nuevo en la ciudad y que se va a volver loco si permanece otra noche en su casa. Esto suele provocar risas y algún “entonces ven con nosotros…”. Recuerde que no importa a que lugar se dirigen, o si beben o no, ya que el objetivo es poder salir y compartir un rato agradable con ellos, fuera de las obligaciones laborales.

Si sus nuevos compañeros suele hacer excursiones o practicar deportes, aproveche también estas actividades para comenzar a interactuar con ellos fuera del trabajo.

A medida que conozca más gente en el trabajo, y se sienta más cómodo en su ambiente laboral, no sería mala idea comenzar a buscar relacionarse con otra gente del trabajo, para tener más alternativas para relacionarse y hacer nuevos amigos. Para esto, puede intentar almorzar con otras personas, o concurrir a los eventos sociales que organice la misma compañía.

En el vecindario

Familiarícese con sus nuevos vecinos, muéstrese, salúdelos siempre que se los cruce, y, si ve que no están ocupados, intente entablar una breve conversación (recuerde, breve en un principio). Si empieza a ser reconocido por los mismos, verá que se sentirá más cómodo en su nuevo hogar. Por ejemplo, entre otras cosas, si necesita hacer una consulta o simplemente pedir un martillo, no tendrá mayores dificultades para animarse a preguntarles.

Si tiene un perro, llévelo en largos paseos por el barrio o el parque: esta será una gran manera de que la gente empiece a sacar conversación entre risas, una vez que su pichicho les salte a los pantalones o faldas.

Vaya a la cafetería o bar más cercano a su domicilio para sentarse en la barra a tomar un trago en calma. Si hace esto cuando el bar no está muy abarrotado, es posible que la gente sienta más ganas y tenga más facilidad para entablar una conversación.

Otro muy buen lugar para conocer gente es en una librería, especialmente en aquellas que tengan áreas reservadas para la lectura o para tomar un café. La mayor parte de quienes allí concurren son muy aficionados a la literatura, y estará muy interesados en entablar conversación con otra gente que conozca sobre el tema.

Si tiene algo de tiempo libre y algunos hobbies o un interés en especial, un curso o taller relacionado podría ser un gran lugar para conocer gente y hacer nuevos amigos, al tiempo que disfruta de desarrollarse en lo suyo. Se sorprenderá de la cantidad de gente con la que se puede familiarizar, gracias al interés en común, en un muy corto plazo de tiempo. Recuerde estar siempre preparado (llevar algo de efectivo en el bolsillo) por si se organiza alguna salida después de la clase.

Tome las sugerencias que más se adopten a su caso, y póngalas en práctica cuanto antes. Pronto comenzará a sentirse menos nostálgico, y a tener nuevamente una vida social. Y recuerde: ser nuevo no es tan malo, puesto que es también la oportunidad de conocer nueva gente y estilos de vida.

¿Quieres saber los Pasos para Conseguir a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.

Por el motivo que fuere, mucha gente transita la experiencia de llegar sola a un nuevo ámbito, sin ningún conocido y con el preconcepto de que es “muy difícil” hacer nuevos amigos. En esta nota, alguna sugerencias para volver a tener una vida social.

¿Cuál es la diferencia entre tú y tu jefe?

Compárate con tu jefe y saca tus propias conclusiones

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: