Home > Dinero > Emprendimientos

Marketing, publicidad y networking

¿Cómo funcionan las rebajas?

Guía sobre los trucos de marketing en las rebajas: cómo implementarlos (o cómo evitarlos, según de qué lado del mostrador estés)

El otro día mirando por Internet en busca de una guía sobre los trucos de marketing en las rebajas me lleve unas cuantas sorpresas, aparte que que hay poca información concreta, la gente que publica sus métodos de compra parece que en realidad no sabe lo que hace, os voy a dejar unos ejemplos que me encontré (aparte del típico:  este año gastaremos una media de x euros, 10% menos que el año anterior):

En un famoso foro de Vogue estos son los ”Consejos/Trucos para ir de rebajas”:

Algunos días antes: fichar lo que quiero en las tiendas y probármelo para saber la talla exacta.

Parece que la persona que escribió esto no tiene bien claro lo que quiere, bueno sigamos.

El mismo día: Ir a la hora que abren la tienda o aprovechar el rato de la hora de comer q siempre hay menos gente.

Bueno yo que tu me plantaría enfrente de la tienda una hora antes por si acaso.

llevar una bolsa (mediana o grande, dependiendo d lo q tengamos intención de comprar) dnd ir echando la ropa q vamos a comprar ( es q resulta incomodísimo buscar una talla concreta de alguna prenda cuando en el brazo llevas colgando 2 camisetas, un pantalon, 1 jersey, 1 chaqueta…)

… o varias bolsas de Mercadona, las tiendas están habilitadas con probadores.

Si vas con varias personas hacer turnos en la cola, mientras q una amiga hace cola la otra se va a dar una vuelta por la tienda y luego al revés.

LAS SILLAS:  Se colocan en círculo tantas sillas como jugadores hay menos una. Cuando suena la música o alguna canción cantada por la “madre”, todos los jugadores se mueven alrededor de las sillas, sin tocarlas, sin empujones y sin adelantarse los unos a los otros.

Cuando la madre para la música o la canción, los jugadores tendrán que sentarse cada uno en una silla. Aquel jugador que no consiga sentarse en una silla quedará eliminado, pasando a cantar la canción con la “madre”.

Cada vez que se inicia el juego se quita una silla, hasta que sólo queda una silla y dos jugadores. Gana el jugador que consigue sentarse en la última silla.

Revisar con atención las etiquetas (debe figurar la talla, composición y tratamiento aconsejable de lavado).

Eso se hace siempre muchacha… y lo sorprendente es que siempre sale esa información.

revisión de armario. Además, ya que estamos, podemos aprovechar para retirar toda esa ropa que en realidad ya nunca nos ponemos y que sigue ahí acumulando polvo. Empecemos por prendas básicas: abrigos y chaquetas de invierno y de verano, jerseys de cuello vuelto, pantalones, botas y zapatos. ¿Vemos que necesitamos algo con urgencia?, lo apuntamos en un papelito. Como la lista de la compra, pues igual.

Todo esto forma parte de los ”consejos” que he encontrado por Internet. Que tiene que ver esto con las estrategias de marketing ? Gastaremos menos si estamos a las 7 de la mañana en frente de la tienda ? Seremos los pocos afortunados de estas rebajas ?

Bueno aquí os dejo una guía muy útil y practica que me encontré, donde viene todo muy bien explicado y como funcionan las famosas rebajas en realidad.

La ropa de abrigo sale con un descuento del 30% al 40% y si sabe comprar el consumidor puede ahorrarse bastante dinero al adquirir artículos con un precio inferior al de hace sólo unos días.

Pero no todo es un chollo en rebajas. Comercios y marketing se unen para colocar el máximo número de productos entre los consumidores, de manera que se acaban comprando artículos innecesarios o que no están tan rebajados como a simple vista pueda parecer. Las principales argucias de los comercios juegan con la percepción del cliente, y el único modo de evitarlas es conocerlas.

COMPRAR AL SON DE LA MÚSICA

Los primeros días de rebajas son los de mayor afluencia de clientes. Si por los altavoces del comercio se oye una música animada, algo de rock por ejemplo, los consumidores tenderán a comprar más deprisa y con mayor impulsividad.

“Así se evitan aglomeraciones, porque los clientes entran y salen rápido, y además reducen la posibilidad de que piensen si realmente necesitan ese producto o no”, explica el experto en marketing Rafael Muñiz, de Rmg& asociados.

Por el contrario, una melodía relajada haría que el comprador se tomase las cosas con calma y reflexionase más sobre lo que va a adquirir.

Por supuesto, eso no interesa en absoluto y este tipo de música se reserva para ocasiones en las que hay poca clientela.

Las canciones movidas se suelen acompañar de temperaturas ambientales bajas – para que las personas estén en continuo movimiento y no se entretengan por los pasillos- y una mayor iluminación, para que las estanterías se vean bien y a nadie se le pase por alto un descuento.

GÉNERO PARA LA OCASIÓN

Hay género que se adquiere especialmente para las rebajas. Según Muñiz, en España hay un conocido centro comercial que utiliza esta estrategia desde hace años.

Para cumplir la legislación y evitar las multas de la Administración, ponen un precio excesivo a ese género – normalmente ropa- y lo colocan en las partes más recónditas del establecimiento durante todo el año.

De esta manera se aseguran que apenas nadie lo compre. En rebajas cambian las etiquetas y le ponen su precio real. Además, lo colocan en el lugar más vistoso de la planta.

El resultado es que el género no pasa desapercibido y consigue crear la sensación de que el precio ha disminuido bastante cuando no es cierto.

LO QUE SOBRA, EN EL PUNTO CALIENTE

Los artículos que no se han vendido bien durante el año se colocan en una zona de la tienda denominada punto caliente. Se trata del lugar del establecimiento más propicio para vender.

Mediante la temperatura, la intensidad de la luz, los colores y el volumen de la música se crea un ambiente ideal donde el consumidor se siente a gusto y se muestra más proclive a comprar.

Los gurús del marketing recomiendan crear varios puntos calientes en la superficie comercial.

QUE LO CARO PAREZCA BARATO

Si el comercio quiere vender productos cuyo precio apenas ha bajado, se ponen al lado de otros que sean muy caros, así da la sensación de que están bien de precio.

La Federación de Consumidores en Acción avisa de que algunos establecimientos suben los precios de los artículos los días previos a las rebajas y cuando llegan éstas vuelven a colocarles su tarifa original simulando que están rebajados.

PASILLO ESTRECHO Y CARRO GRANDE

Los pasillos de algunos establecimientos se estrechan por rebajas. Las estanterías están más cerca las unas de las otras y si se acumula mucha gente, cuesta más dar la vuelta.

“De esta manera te obligan a recorrer casi toda la tienda, como en Ikea, ves más productos y las probabilidades de comprar algo que no tenías pensado aumentan”, dice Muñiz.

Este experto asegura que en algunas grandes superficies la estrechez de pasillos va unida a la utilización de carros más grandes de lo habitual, “porque así te sientes obligado a llenar el carro con algo”.

ENTRAR POR LOS OJOS

Las tiendas evitan las ventanas para que el comprador no se distraiga mirando otras cosas y se concentre en lo que interesa: consumir.

En rebajas se colocan los artículos con menos salida en los espacios sin vistas al exterior o los sitúan en estanterías que están a la altura de los ojos. Los estudios de marketing dicen que lo primero que entra por la vista es lo que se compra.

EL COMPRADOR FICTICIO

Cuando alguien comenta en una tienda que esa camisa que tiene entre las manos cuenta con un descuento mayor que en otro establecimiento de la competencia tal vez no sea cierto.

El comprador ficticio, una suerte de farsante, es una figura que los comercios utilizan para hacer creer que en su tienda hay grandes gangas.

Son personas contratadas por los propios comercios y se dedican a promocionar las rebajas e influir a los compradores reales.

PRODUCTOS FANTASMA

La publicidad a veces muestra productos a precios muy bajos que luego no se encuentran en los comercios con la excusa de que había muy pocas unidades a la venta.

Como el cliente ya está en la tienda, es posible que compre otra cosa similar a un precio mayor al ofertado.

LOS SALDOS NO CUENTAN

Algunos establecimientos venden como rebajados artículos de saldo o sólo aplican rebajas a un pequeño porcentaje de productos, cuando para anunciarlas es obligatorio rebajar al menos la mitad de los artículos ofertados.

Estos hechos son ilegales, aunque pocos consumidores los denuncian a la Administración.

La Agència Catalana de Consum recibió 38 quejas por irregularidades en la campaña de rebajas de invierno del 2009 y tan sólo tramitaron 50 sanciones, la mayoría por rebajas encubiertas en época en la que no están permitidas.

Por Max

http://www.sevenstreetlife.com

¿Quieres tener tu propia tienda virtual para trabajar y ganar dinero desde tu casa?
 Aprende todo lo que necesitas saber para comenzar en el libro “Tienda virtual en casa – Cómo ganar dinero desde tu casa sin ser un experto ni tener inventario”, que encontrarás haciendo clic aquí

 

Roberto Mateoli Fuentes

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Roberto Mateoli Fuentes

10 cosas que los clientes no quieren escuchar

10 cosas que los clientes no quieren escuchar

Estos son diez de los errores lingüísticos más comunes que cometen los vendedores, con las respectivas sugerencias sobre lo que se debería estar decir:

Cómo usar los mapas de Google para nuestra empresa

Cómo usar los mapas de Google para nuestra empresa

Google nos ofrece uno de los servicios de mapas más completos del momento. En este artículo aprenderemos como sacarle provecho para nuestra empresa o proyecto laboral...

¿Qué productos conviene importar de China?

¿Qué productos conviene importar de China?

Comprar una prenda u otro producto con una etiqueta “Made in China”, es moneda corriente en todos los países. Lo cierto, es que hay gente que gana dinerales porque eso suceda. Y tú, puedes ser uno de ellos…

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: