Home > Salud y Bienestar > Terapias alternativas

Acupuntura, Reiki, Aromaterapia

¿Cómo es un tratamiento reflexológico?

Algunos principios básicos referidos al diagnóstico y tratamiento reflexológico

El tratamiento reflexológico






Cuando una persona acerca a la consulta completa una ficha con sus datos, historia clínica y estilo de vida, se le efectúa el diagnóstico reflexológico y en la carta del pie se vuelcan los datos que ellos aportan.

La lectura de pies es un instrumento del que se vale el reflexólogo para efectuar un perfil del paciente y organizar, de este modo, un tratamiento personalizado.

Como los reflejos se superponen, es imposible determinar patologías  específicas, pero sí se pueden detectar áreas en desequilibrio en el pie, esto daría un indicio de que pueden estar en desequilibrio las áreas del cuerpo que se corresponden con esas zonas.

El tratamiento se brinda en sesiones de aproximadamente una hora de duración. Se trabaja veinte minutos en cada pie variando esto en el caso de niños y ancianos y situaciones especiales, el resto del tiempo se emplea para la observación visual y táctil de los pies y para el intercambio con el paciente en lo que respecta a las reacciones y cambios que pueda haber experimentado entre sesiones.

No es necesario estar enfermo para beneficiarse con un tratamiento

Los que han probado esta terapia recurren a ella como un modo de preservar su salud, pero en un primer momento generalmente se acercan a la consulta por alguna problemática. Si bien hay condiciones en las cuales los resultados son sorprendentes, en la gran mayoría de los casos se observan mejorías importantes.

El buen dolor

Si al recorrer un área se encuentran zonas dolorosas, el reflexólogo se detiene y presiona firmemente sin exagerar.

Una presión excesiva que causa mucho dolor tensa más de lo que alivia, en cambio, hay un “buen dolor” que la persona que recibe el tratamiento define como “Me duele pero siento que me hace bien”, este dolor es una ayuda para el reflexólogo al permitirle localizar con exactitud donde debe aplicar la presión.

Frecuencia de las sesiones




Es esencial su regularidad, al comenzar el tratamiento es adecuado el ritmo de dos veces por semana con un intervalo mínimo de 48 horas entre sesión y sesión.

Si las reacciones del paciente fueran muy fuertes, es conveniente espaciarlas a una vez por semana, el ritmo de frecuencia inicial se mantiene hasta que se manifiesten cambios considerables en su condición o haya remitido la problemática que lo llevó a la consulta.

En ese caso pueden espaciarse las sesiones cada 15 días, en todos los casos, el reflexólogo hace una propuesta pero es el paciente quien decide según sus posibilidades y necesidad.

Duración del tratamiento

La duración de un tratamiento no se puede establecer de antemano, pero en general se obtienen resultados en un corto lapso. Al cabo de 8 sesiones se esperan que hayan habido cambios que permitan evaluar los resultados obtenidos.

Para saber más, inscríbete ahora en nuestros cursos gratis:
Reflexología

Autocuración con reflexología podal

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Qué hacer cuando te echan la culpa de algo que no hiciste

Qué hacer cuando te echan la culpa de algo que no hiciste

Muchas veces esas situaciones pueden ser evitadas. Sólo es cuestión de estar atento a los indicios y tomar las medidas necesarias. Para lograrlo, le acercamos estos consejos.

El chocolate, amigo de tu corazón

El chocolate, amigo de tu corazón

Un nuevo estudio realizado por especialistas griegos aporta nuevas evidencias a favor de los beneficios del chocolate para el corazón

¡¡ Mi gato está celoso !!

¡¡ Mi gato está celoso !!

Si tu gato estuvo acostumbrado durante muchos años a ser el centro de tu atención, la llegada a tu hogar de una nueva pareja podría acompañarse de cambios en su comportamiento. Si quieres saber cuáles son los motivos, y cómo revertir esta situación, lee esta nota.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: