Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Zagreb, la ciudad de la buena vida

Zagreb -capital de Croacia- es una antigua ciudad centroeuropea que ofrece pintorescos mercadillos, una variedad interesante de tiendas, parques naturales de impresionante belleza y una abundante y deliciosa cocina casera. ¿Quieres conocerla?
  
  

Zagreb brinda una gran cantidad de posibilidades para que los turistas que la
visitan la pasen bien, se distiendan y puedan disfrutar de la estadía. Las casas
de la ciudad son anchas y sus techos terminan en punta. La estética es
primordial en esta ciudad y cada edificio y espacio público no admiten fallos en
cuanto a decoración y atractivo se refiere.


Entre las atracciones que no se pueden dejar de contemplar, podemos mencionar:


1.- Maksimir: este parque natural ofrece la posibilidad de divisar varios
animales, lagos y gran cantidad de árboles de diferentes especies. En su
interior hay monumentos construidos en diferentes estilos.


2.- Museo de historia: está ubicado en el centro de la ciudad. En él se puede
apreciar una colección imponente de objetos religiosos. Hay más de 140.000
elementos para poder apreciar.


3.- Plaza Strossmayer: en ella es posible admirar monumentos y edificios
históricos muy bien conservados. Ubicada en la zona más cultural de la ciudad,
ya que está rodeada de la Biblioteca Nacional, el Museo Nimara y el Teatro
Nacional de Croacia.


4.- Parque Arqueológico: situado a las afueras de Zagreb. Se pueden visitar más
de dos mil metros cuadrados en donde descansa la antigua ciudad romana de
Andautonia.


5.- Teatro Nacional: edificado en 1894. Fue inaugurado por el emperador austro
húngaro Francisco José I en 1895.


6.- Iglesia de San Marcos: construida en  el siglo XIII. En el tejado se exhibe
el escudo del país y de la ciudad.


7.- Catedral de Santa Catarina: Fundada por los jesuitas. Desde su parte más
alta es posible divisar un panorama muy bello de Zagreb


En Zagreb se consume mucha carne de todo tipo, pero especialmente aves de corral
como pollo, pato, pavo y ganso. Los guisos de carne con vino son una de las
comidas estrella junto a la morcilla croata y el jamón cocido con rábano. Los
pasteles bien dulces son los que más atraen a los turistas y los habitantes de
la ciudad. Entre ellos los más sabrosos son los
strudels rellenos de cerezas,
manzana y queso.


La ciudad ofrece una amplia red de transporte de primera calidad. Las carreteras
están muy bien comunicadas, hay autobuses, trenes y tranvías que funcionan
correctamente. El servicio público es altamente eficaz y la mayoría de los
ciudadanos se inclinan por la utilización de estos medios de transporte.


En cuanto al clima, los inviernos son muy fríos. Si se visitará el país en los
meses de diciembre, enero y febrero hay que ir equipado con abundante ropa de
abrigo. Los deportes de invierno se disfrutan de un modo especial cuando cae la
nieve.