Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Un arma natural contra las inflamaciones y el “reuma”

Historia, homeopatía y utilidad terapéutica del lúpulo silvestre o Bryonia Alba
  
  

Sinonimia:
Brionia blanca, Brionia común, lúpulo silvestre.
Nombres populares antiguos: Nabo galante, Nabo diabólico, Muerte del
Diablo.

Crece habitualmente en el centro y sur de Europa, su origen es desconocido.
Esta planta ya era utilizada antiguamente en Medicina por los griegos y romanos
para el tratamiento de la epilepsia, el vértigo, la parálisis, la gota , la
histeria, las heridas inflamadas y la tos.
Hipócrates (siglo IV a.c.) la incluía en su repertorio de remedios.

El Naturismo
popular, recomendó desde hace siglos su empleo en infusión, para combatir la
hinchazón de la garganta, piernas, vientre y pecho, y en enfermedades
catarrales, gripes y dolores de cabeza.

La raíz de la planta, de color parduzco claro y sabor amargo, es muy venenosa y
implicaba peligros que hicieron de su utilización un arte extremadamente
arriesgado, pudiendo provocar la muerte en un lapso de pocas horas.

Como
remedio homeopático, fue ensayado y utilizado por primera vez en el año
1834, y demostró una admirable utilidad en enfermedades agudas, de inicio
lento, que comprometen de entrada las mucosas y serosas que tapizan o envuelven
a determinados órganos, como así también sumamente eficaz en inflamaciones
del revestimiento articular.

Se emplea, con resultados excelentes, en neumonías y pleuritis con derrame
seroso, en inflamación mamaria, ósteoartritis y reumatismos severos, toda vez
que estén presentes los signos característicos del remedio, a saber: dolor al
menor movimiento, mejoría notoria con el reposo y alivio apoyándose o
presionando sobre el lado o la zona afectados; todo aquello acompañado de
sequedad de mucosas y gran sed.

Botánica Oculta : desde tiempos inmemoriales, se utilizó en determinadas
ceremonias de magia negra.
Colmuela le atribuía la virtud de alejar los rayos.

Era común ver en la Edad
Media a los moradores de castillos y fortalezas o de edificaciones con altas
torres, distribuir una mata de brionia en cada uno de los cuatro puntos
cardinales del edificio que se quería preservar del fuego eléctrico.

La personalidad biotipológica del individuo Brionia: suelen ser personas muy
materialistas, obsesionados por encarar la vida como una lucha por la seguridad
financiera, manifestando gran temor a la pobreza, aún siendo exitosos económicamente.

Son personas
decentes, meticulosas, dignas de confianza , pero fuertemente críticas, y se
vuelven irritables si su seguridad material se ve de algún modo amenazada.