Todas mis parejas me engañan

¿Por qué motivos se puede estar cayendo una y otra vez en una misma situación?¿Cuáles son los aspectos de la personalidad que pueden modificarse para que no se reiteren los escenarios de engaños y traiciones entre miembros de una pareja?
  
  


Cada pareja es única y aunque la
infidelidad se haga presente en cada relación
que se establece, los motivos pueden ser diferentes cada vez. “Reiterar
errores puede significar que no hemos aprendido muy bien la enseñanza, pero
tampoco hay que ser tan estricto con uno y la idea es salir lo menos lastimado
posible de
situaciones dolorosas.

Lo primero que hay que preguntarse cuando uno sufre reiteradas infidelidades
es ¿por qué está ocurriendo esto otra vez, hay algo que estoy haciendo mal, soy
una persona demasiado permisiva, tengo una autoestima muy deteriorada y creo que
todo lo malo que me sucede es porque lo merezco?

Una vez que se hayan podido dilucidar con sinceridad estas cuestiones, puede
ser que el panorama se aclara o se complique aún más. Si hay que trabajar
internamente para evitar futuros golpes en este aspecto, lo mejor es ponerse en
movimiento cuanto antes
”, comenta la psicóloga española Mireia Fontevedra
Cruz.


Qué hacer para dejar de buscar parejas que te engañan:


1.- Tener en claro que nadie puede aceptar la falta de respeto. “Hay personas
que se dejan convencer fácilmente y que sienten mucha angustia cuando no pueden
complacer al otro.

Se sienten culpables de lo que ocurre y terminan aceptando lo que les pasa
como algo natural y que merecen, pero el primer paso para dejar de reincidir en
este tema y en cualquiera que se repite es potenciar la seguridad en uno mismo.

Aprender a valorarse, a respetarse y a quererse. Es la única manera de
aceptar aquello que está a nuestro alcance, pero también es el modo de fijar
límites y hacer que se respeten nuestras intenciones.

Comenzar a cambiar el comportamiento es fundamental. Si se logra este
objetivo, se seguirán cometiendo equivocaciones, pero no del mismo tenor
”,
comenta la profesional.


2- Perdonar es una actitud muy digna. “Todos merecemos la oportunidad de ser
perdonados ya que todos cometemos errores. Lo importante es tener en claro que
el perdón debe ser sincero y no albergar sentimientos de venganza o
resentimiento.

El perdón debe elevar y reforzar la seguridad en uno mismo y no sentir que
por perdonar nos humillamos o nos desvalorizamos. También es importante alejarse
de la persona si ya se ha vivido muchas veces una misma situación de infidelidad
y a la que se ha perdonado más de una vez, porque se pondrá en evidencia que el
individuo que tenemos al lado no está en nuestra misma sintonía
”, expresa la
profesional.


3.- Tenemos el poder para transformar la realidad de los acontecimientos. “No
somos capaces de cambiar a nuestra pareja, pero sí podemos transformarnos a
nosotros mismos.

Todos tenemos las herramientas necesarias que nos hacen libres y seres
felices. No hay por qué tolerar los malos tratos ni se tienen que aprovechar de
nosotros por ser demasiado buenos o complacientes.

Tenemos el poder y el control sobre nuestras vidas y eso es lo que vale y
tenemos que apreciar. No tenemos que esperar a que el otro cambie cuando nos
sentimos mal o decepcionados
”, finaliza diciendo la experta.

Natalia Fernández, autora
del libro “Recuperar
Mi Matrimonio
” ofrece consejos y herramientas para ayudar a las parejas
en el desarrollo de
una buena
comunicación y la resolución de los conflictos
que muchas veces llevan a la
separación. Encuéntralo haciendo
clic aquí