Reintegro de impuestos, una ventajas para los turistas

Muy pocos saben que en muchos países se le otorga a los turistas extranjeros la reintegración del IVA (o algún impuesto similar), a veces en efectivo y otras en cheque o con giro a su país de origen…

Casi siempre en el exterior se gasta
más de lo que uno prevé. Pero muchos no saben que en alrededor de 26 países del
mundo reintegran a sus visitantes el total o parte del Impuesto al Valor
Agregado (IVA) o su equivalente por las compras realizadas dentro del
territorio.

Hay muchas personas que no lo reclaman a pesar de saberlo, porque
creen que es un trámite complicado que requiere de mucha paciencia.


Para que la
devolución sea factible generalmente se le exige al cliente extranjero un mínimo
de compra que varía de acuerdo al país. También cada región determina los
productos a los cuales descontarles ese impuesto.

En Francia por ejemplo uno de
los productos elegidos son los perfumes. Sin embargo en otros puntos del planeta
no es así. En España, esto es aplicable tanto para productos de fabricación
nacional como importados.
 

Por otro lado
en algunos países el monto del impuesto no es fijo, sino que depende del
artículo. Por esto tampoco es estático el porcentaje del reintegro.

 

La forma de
pago también varía de acuerdo a la región. En Italia por ejemplo la devolución
se realiza en forma automática antes de embarcar el pasajero. En otros destinos
se reembolsa el monto a través de una transferencia postal o bancaria, envío de
un cheque cruzado o de un bono, acreditación en la tarjeta de crédito, o entrega
directa a un apoderado o al mismo cliente en ocasión de su próxima visita.


Tampoco es
igual la cantidad de comercios adheridos. Gran Bretaña por ejemplo es uno de los
pocos países donde todos los comercios tienen la obligación de estar integrados
al sistema.

Si el destino
del viaje abarca la Unión Europea, la restitución del gravamen debe solicitarse
en el último destino visitado, luego de presentar todas las facturas que
registran los gastos realizados dentro de la Comunidad.


El IVA
generalmente se rige en el viejo continente. En Estados Unidos en cambio no
existe este impuesto, aunque hay un tributo a las compras denominado tax sobre
el cual se admite devolución a los turistas. En Latinoamérica se aplica tanto en
Argentina y en Chile pero no en Brasil.

 



¿Cómo pedir el reintegro de impuestos?

 

·        
En la
tienda o negocio comercial pedir al vendedor el formulario y la factura
correspondiente.

·        

Brindar al comerciante los datos solicitados (relativos a la mercadería y al
propio comprador, como domicilio, pasaporte que permita verificar la condición
de turista, etc.) para que complete el formulario.

·        
Al
salir del país, pasar por la Aduana para que sellen la solicitud.

·        
En el
mismo punto de embarque, depositar la documentación en sobre cerrado en el buzón
indicado, o enviarla por correo desde el país de origen. Si el pago es
inmediato, dirigirse a la oficina encargada del efectivo.

·        
El
turista – según la modalidad adoptada por el país que reintegra – cobrará en
efectivo, recibirá un cheque en su domicilio o se le acreditará el dinero en su
cuenta bancaria o tarjeta de crédito.

Por
último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de
los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en
nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic
en el nombre del curso):
Inglés
Francés
Italiano
Portugués