Registros genealógicos en parroquias

La búsqueda genealógica en archivos parroquiales españoles, requiere en la mayoría de los casos, mucha información previa para llegar al objetivo. El "sea específico", "identifique lo que ya sabe antes de buscar otra información", "escoja la información necesitada", siempre aparece como obstáculo.

Pero los mayores inconvenientes surgen en el imprevisto de que por ejemplo:

 -Los clérigos u obispos escribían los apellidos según los escuchaban. Por ejemplo el caso de una persona que buscaba al padre de su bisabuela llamada “Lope” de apellido que fue anotada en el momento de su bautismo como “López” por el clérigo que en el momento de escuchar, confundió la denominación y confundió los registros.

Lo más gracioso es que la persona que buscaba a su antepasado había visto el archivo y nunca pensó que podría corresponder al que en realidad buscaba.

-Cuidado con las variaciones de los apellidos. Es muy común ver que algunas familias utilizaban dos apellidos distintos para anotar a sus hijos. Pero ¿cuál sería el correcto? En realidad los dos. Por ejemplo, las mismas variaciones de los mismos apellidos se encuentran en Saint Thomas, perteneciente por muchos años a la Corona holandesa.

Encontramos el apellido Clasen, Classen, Class, Clas, Claus ¿Por qué? Aparentemente en el idioma Criollo de Saint Thomas, cuya base es el holandés, pero con mezcla de idiomas europeos, africanos y algo del idioma de los indígenas, y especialmente en verbos, el "en" se le quita a la voz para simplificar la pronunciación.  

-Eran otras épocas. Muchos párrocos eran imprecisos o descuidados con los negros y pardos, brindando poca información, contrariamente a cuando atendían personas blancas. El mismo caso cuando se trataba de personas de elite, con quienes se agraciaban y eran generosos con los títulos.

-Al buscar en los registros de parroquias, puede encontrarse con letras bellísimas, casi artísticas, u otras terriblemente desprolijas y hasta inentendibles. Algunos párrocos usaban buena tinta y otros no, y sumado a las inclemencias del clima (humedad, lluvias, vientos, etc). La búsqueda puede complicarse considerablemente.

-En caso de que su antepasado pueda llegar a tener una historia de esclavitud, sepa que su apellido pudo ser tomado de su amo.

Si éste moría, le podían imponer el de la ama que legalmente pasaba a ser la nueva dueña, o si los esclavos eran vendidos, podía el esclavo quedarse con el antiguo apellido o adquirir, como propio, el apellido del nuevo amo. Por ende, puede encontrarse con que una esclava pudo concebir varios hijos con diferentes apellidos.

Para escribir al autor u opinar sobre esta nota, haga clic aquí