Search

¿Qué hacer ante un atraso menstrual?

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Guía práctica sobre los atrasos menstruales: por qué se producen y cómo proceder


Los retrasos menstruales son el motivo de consulta  ginecológica más habitual.
“La mayoría de las mujeres en algún momento han tenido algún inconveniente con
las fechas de la menstruación ya sea por algún problema orgánico, hormonal o
generado por estrés. Hay que evaluar bien cada caso e indicar el tratamiento
adecuado”, sostiene la psicóloga argentina Mariana Basile.


Causas externas que influyen en los atrasos menstruales


·
Depresión


·
Estrés


·

Ansiedad


·

Ejercicio físico excesivo


·

Cambio de vida


·

Temperaturas climáticas


Motivos físicos:


·

Quistes en los ovarios


·
Menopausia


·

Embarazo


·

Carencia de hierro


·

Alguna medicación que se esté consumiendo


·

Falta de ovulación


·

Cambios bruscos de peso


Hay mujeres que durante el transcurso de toda su vida fértil tienen ciclos
irregulares. “El organismo trabaja de modo inesperado. No se puede saber todo.
Hay mujeres que son irregulares en sus períodos y no tienen ningún problema
aparente.


El cuerpo de cada uno es particular. A veces se puede trabajar si hay algún
conflicto de ansiedad o algo puntual que está afectado el ciclo menstrual, pero
no siempre es así y simplemente hay que convivir con ello.


Si los ciclos son dolorosos o realmente muy inestables, hay medicaciones muy
efectivas que regularizan los períodos, en otros casos, cuando hay meses
estables y otros, no hay que tener paciencia y analizar qué es conveniente para
este tipo de mujer para no afectarla con un tratamiento innecesario”, sostiene
la profesional.


Consejos que ayudan a tener períodos menstruales estables


·

La alimentación es fundamental. Una dieta equilibrada es de vital importancia
para mantenerse equilibrada en todo sentido y también en el menstrual. Bajar y
subir mucho de peso es una alteración que perjudica notablemente al proceso
hormonal.


·

Si el retraso es de uno a tres días se considera dentro de los parámetros
normales y en general no habría de qué preocuparse.


·

Acudir al especialista todos los años es una manera de prevenir cualquier
problema ginecológico, incluso posibles retrasos

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]