Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Pintxos fáciles

Ideales para quitar el hambre, los pintxos son un clásico de la cocina del país Vasco. Las mejores sugerencias para preparar en casa:

Pintxo se denomina a la pequeña ración que se coloca arriba de una rebanada de pan. Se sirve como aperitivo o se prepara antes de las comidas cuando se tiene hambre. Su origen es español y admite numerosas y sabrosas variantes.

“Es una costumbre que se estila mucho en los bares de España, en donde se suelen exhibir en los mostradores diversas combinaciones que abren el apetito de los clientes.

Muchos prefieren cenar diferentes pintxos ya que es una manera rápida de comer y entretenida porque se degustan varias recetas”, comenta Amparo García Rey, dueña de un bar restaurante de la localidad de Barcelona, España.

Pimientos con anchoas

Ingredientes (4 personas)

· Un vaso pequeño de aceite de oliva

· 12 anchoas

· Una cucharada pequeña de vinagre

· Pimientos verdes pequeños en conserva

· Rodajas de pan

· Sal

Elaboración:

· Quitarle las espinas y las cabezas a las anchoas y conservarlas en un plato

· En una sartén, colocar un poco de aceite y los pimientos. Cocinar durante unos diez minutos cuidado que no se quemen

· Dentro de los pimientos incorporar las anchoas y situarlas encima de las rodajas de pan.

Sardinas sobre salsa de tomate y cebolla

Ingredientes (4 personas)

· una cucharada de aceite

· tres tomates medianos

· una cebolla

· una lata de sardinas

· sal

· rodajas de pan

Preparación:

· Abrir las sardinas por el medio y quitarles las tripas. Conservar

· En una sartén sofreír cubos pequeños de cebolla y tomate. Condimentar

· Colocar en las rodajas abundante salsa de tomate y cebolla y encima una sardina.

Huevo y guisantes (arvejas)

Ingredientes:

· Pan cortado en rebanadas

· 400 gramos de guisantes

· Dos huevos

· Aceite

· Sal

Elaboración:

· Hervir los guisantes y una vez cocidos triturarlos hasta formar una pasta

· Hervir los huevos y cortarlos al medio

· Arriba de las rodajas de pan colocar la pasta de guisantes o arvejas y encima una de las mitades del huevo.

Las combinaciones son extensas y es una manera de poder preparar varios platos sin necesidad de ensuciar mucho la cocina. Ideal para aquellas personas que disponen de poco tiempo o que no tienen variedad de alimentos en la casa para preparar comidas más abundantes.

“Lo bueno es que son trozos de comida que llenan mucho y que siempre se queda bien al servirlas. Una ventaja muy conveniente si llegan invitados o familiares de improviso”, finaliza diciendo la experta.

¿Te gustaría cocinar como los mejores chefs? Pues inscríbete ahora en nuestros cursos gratis:

Cocina con bacalao
Los tomates en la cocina
Como arreglar y componer lo sobrante de las comidas de un día para otro

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
EnPlenitud ©Copyright 2000-2018