Para que tengas el cuerpo que siempre quisiste, sin salir de tu casa

Cualquiera diría que comprar una cinta para correr y ponerla en una habitación de casa es, pura y exclusivamente, para “fanáticos”. Para mí, todo lo contrario. Son ideales para los más “vagos”. Y te digo por qué.

Los
aparatos y las cintas para hacer ejercicio desde casa son una alternativa para
nada desdeñable. Para quienes trabajan full time de 9 a 9, o que suelen tener
horarios laborales o de estudio siempre distintos, y que, por esto, no pueden
asignar un rato para ir al gimnasio, "porque prefieren no atarse", y
también para los "inconstantes", que los primeros días del mes pagan
el abono del gimnasio con esperanzas de poder ir, pero al final siempre hay algo
"mejor" que las hace ausentarse…

Ventajas

Bueno,
para todas estas personas (que deben ser muchísimas), existe la posibilidad de
comprar cintas para correr, bicicletas fijas y demás. Con la ventaja de tenerlo
siempre en casa, pagarlo una sola vez y usarlo todo lo que queramos, a la hora
que más nos guste (¿5 am.? Sí, ¿por qué no?) y todo el tiempo que lo
deseemos.

Estos aparatos, además de ser livianos y compactos, generalmente son
plegables, por lo que también ocupan poco espacio. Y otra cosa importante: son
muy fáciles de usar.

Si
eres vaga, "fanatízate". Es más fácil, y todo. Ejercicios súper
intensos o rutinas más suaves, todo depende de vos.

Las
cintas para correr

Las
cintas para correr y caminar endurecen las piernas, caderas, muslos y glúteos.
Generalmente (las mejores) vienen con inclinación ajustable. Permiten hacer un
ejercicio aeróbico suave y moderado (caminar, por ejemplo) hasta algo mucho más
intenso (caminar a paso muy ligero, trotar, correr).

Si
vas a comprar una, procura que venga con un pequeño monitor que mide distancia,
tiempo, calorías consumidas, velocidad, y otros parámetros.

Un
consejo: pon tu cinta enfrente de la TV. Vas a ver lo rápido que pasa el tiempo
mientras te ejercitas mirando tu programa favorito…

Bicicleta
fija

Al
igual que las cintas, vienen con monitores computarizados que controlan
determinadas variables importantes. Y el consejo es el mismo: mirando TV,
novelas, noticieros, canales de música… el tiempo, vuela. Pedí en tu casa
que no te pasen el teléfono, así no interrumpís tu ejercicio.

Otros,
más sofisticados

 Algunos
aparatos
son más completos, y permiten hacer muchísimos ejercicios en un solo
equipo. Por ejemplo, simulacro de bicicleta, remo, abdominales, footing, twister
(para la cintura)… y muchas cosas más.

Aunque generalmente algo más caros,
estos "multiuso" tienen la ventaja de ofrecerte que puedas hacer,
cuando quieras, el ejercicio que quieras. Y, por qué no, compartirlo con todos
tus hermanos. Ellos seguramente preferirán correr. Y tú, ejercitar la cintura
o los pectorales.

Así
que si lo estás pensando, ya sabes. Tener aparatos (bicicleta, cinta para
caminar o correr, algo de "usos múltiples"…) en casa, no sólo es
ventajoso para las fanáticas.

Fuente:
Mujer
Bonita