¿Qué me conviene, aerobics o musculación?

No todas las actividades físicas solucionan el mismo problema: Vernos un poco más gordas, más "blanditas" o menos resistentes... No todo tiene la misma "cura". Entérate cómo solucionar tu punto débil.

¿Trabajo en una sala de musculación o tomo clases de gimnasia?

Cuando una mujer comienza a ver que su abdomen (la pancita que quedó del verano) se vuelve más grande y más blando…

Cuando la cintura ya no es la misma de antes y los cambios son notorios… Y las piernas, los brazos, la cola… dejaron de tener la firmeza que tenían, comienzan las preocupaciones.

Y ante la decisión de superar el contratiempo aparece la disyuntiva: ¿musculación o aeróbic? ¿localizada o aerobismo? ¿salsa o rock and roll?

Es entonces que aparece la pregunta del millón: ¿cuáles son nuestras prioridades? ¿queremos endurecer la cola y las piernas? ¿o queremos bajar la barriga? Con lo que surgen otras como: ¿qué relación pueden llegar a tener las prioridades con el tipo de actividad que uno precisa?

Y es precisamente ahí en donde se encuentra el quid de la cuestión.

Diferentes actividades, diferentes utilidades: ¿aeróbic o aparatos?

Es importante aprender a distinguir las utilidades que se le pueden dar a las distintas actividades.
Para disminuir el tamaño de la cintura, por ejemplo, es preciso hacer actividades aeróbicas que difieren mucho en cuanto a los beneficios y ventajas del trabajo con sobrecarga.

Ahora, quizás, te preguntes: ¿qué son las actividades aeróbicas?

Fácil, son aquellas actividades que se realizan durante un tiempo continuo (sin pausa) por un lapso mayor a 20 minutos, por ejemplo una clase de aeróbic, o salir a correr por el parque.

Lo más importante es que la actividad sea realizada sin interrupción. O, mejor dicho, que la misma tenga una duración mínima de 20 minutos antes de realizar la primera pausa .

Las actividades aeróbicas (correr, andar en bicicleta, nadar, caminar, practicar algún deporte) son las que, realizadas correctamente y bajo el asesoramiento de profesionales responsables, te permiten disminuir la pancita, y hacer que cuando corras no sufras de un infarto.

Puedes, también, mejorar la tonicidad muscular de la cola y de los muslos. Mejor dicho, puedes endurecer esas partes de tu cuerpo que quizás perdieron un poco de firmeza (pero no obtendrás los mismos resultados que con un trabajo con sobrecarga o de musculación).

¿Qué pasa con los trabajos de musculación? En el gimnasio vas a poder encontrar soluciones rápidas y eficientes mediante un trabajo responsable con sobrecarga.

Fuente: Mujer Bonita

Si quieres conocer las dietas que realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro gratis Adelgacemos con salud-Las dietas que funcionan, haciendo clic aquí.