Nuevos empleos para quienes fueron “sacados” del mercado laboral

La inestabilidad del mercado de trabajo en América Latina hace que conseguir un empleo sea una tarea casi “artesanal”. Ante esta barrera de desocupación, quienes se inclinan por explotar sus propias ideas y virtudes, encuentran una salida viable.
  
  

La
creatividad
es un arma invaluable y se ha convertido en fuente de desarrollo de
nuevos mercados que surgen como esperanza y abren un camino de profesiones que
antes no eran tenidas en cuenta.

Muchas
personas mayores de 40 años, optan por poner en práctica profesional,
conocimientos que adquirieron como parte de un pasatiempo y que quizás nunca
fueron pensadas como forma de vida.

Si su situación es esa, se recomienda
considerar seriamente la posibilidad de desarrollar su idea y romper ese muro
impuesto que muchas veces dice: “los mayores de tal edad ya no sirven para
este empleo”.

Algunas
alternativas

Decoración

Es
una profesión muy requerida, tanto en interiores
como exteriores. Se necesita
tener mucho ingenio y experiencia en el tema de decorar una casa o un jardín.
Este rubro, tiene varias especializaciones:

Diseño de interiores

Se
dedica al mejoramiento de los ambientes, principalmente en oficinas, centros
comerciales, hogares, etc. Influye mucho en el gusto y comodidad de las
personas.

Un buen diseñador de interiores es alguien que tiene excelentes
posibilidades de progresar y hacerse conocido en diferentes ambientes, de
generarse una reputación y ser exitoso. Se recomienda, lanzarse al mercado con
un conocimiento o estudio, tener un plan estándar para diferentes casos y saber
proyectarlo en las charlas informales de presentación.

Los
buenos diseñadores de ambientes son muy codiciados por empresas grandes, en búsqueda
de una imagen corporativa adecuada al mensaje que quieran mostrar.

Es
imprescindible saber combinar formas, texturas y colores con la finalidad de
vestir por dentro los recintos en los que habitualmente pasamos la mayor parte
de nuestro tiempo.

Restauración

Los
coleccionistas existirán siempre. Las
piezas artísticas
se revalorizan con los
años, y la necesidad de buenos restauradores se incrementa. Si usted tiene
talento y capacidad de recuperar objetos y de devolverles la vida perdida,
interiorícese en el tema.

Los
precios de restauración son bastante caros por tratarse de una tarea artística.
Si alguna vez se dedicó a restaurar muebles, cuadros, murales, columnas,
fachadas, y conseguía buenos resultados, averigüe sobre cursos relacionados.

Pocas personas tienen los conocimientos para llevar a cabo esta tarea, pero
menos aún tienen la capacidad natural para hacerlo. Aproveche ese talento.

¿Alguna
vez arregló un mueble o un jarrón y se sorprendió por el resultado?

Todas las tareas relacionadas a lo artístico y al
talento personal que pudo haber tenido y nunca aprovechó profesionalmente,
pueden servirle como puerta de reinserción al mercado laboral, para superar esa
barrera que dice “no… las personas mayores de …. no son aptas para esta
tarea.”

Para escribir al autor u opinar sobre esta nota, haga clic
aquí